Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

Fernández Díaz admite que se dispararon al agua pelotas de goma, cartuchos y botes de humo

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha reconocido en el Congreso el uso de material antidisturbios en la playa del Tarajal contra los inmigrantes como método "disuasorio"

Interior reconoce el uso de "material antidisturbios" en Ceuta. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha reconocido hoy que se utilizó "material antidisturbios" para tratar de evitar la entrada de un grupo de inmigrantes a Ceuta a través de la Playa del Tarajal y que acabó con la muerte de al menos 9 de ellos. / ATLAS

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha comparecido este jueves en el Congreso de los Diputados para explicar lo sucedido cuando un grupo de unos 200 inmigrantes intentó traspasar la frontera ceutí y llegar a tierras española. Fernández Díaz ha dicho que "en ningún momento el uso de los medios en la mar fue alcanzar a los individuos" y que se actuó con "proporcionalidad".

La comparecencia del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, para explicar la actuación de la Guardia Civil en Ceuta y las circunstancias en las que murieron hasta ahora 12 inmigrantes subsaharianos y 3 desaparecidos ha servido para desmontar la propia versión oficial mantenida hasta ahora.

Tras unas primeras palabras de condolencia "por el fallecimiento de nueve personas" -ya van doce- Fernández Díaz ha hecho un relato pormenorizado de los hechos en Ceuta, en base al informe exhaustivo elaborado por la Guardia Civil. "Quiero hacer reflexiones sobre la crudeza del fenómeno migratorio", ha comentado antes de relatar punto por punto cuáles fueron los hechos que se produjeron en la madrugada del pasado día 6.

A las 05:00 de la madrugada, las cámaras térmicas de vigilancia detectaron un grupo de unas 200 personas que se acercaban a la frontera hacia la aduana y la playa del Tarajal. Llevaban material salvavidas hecho con botellas de plástico vacías, sacos de arpillera y neumáticos rellenos. La primera contradicción de la serie de todas ellas. Hasta hoy el director de la Guardia Civil, Arsenio fernández de Mesa, aseguró que no llevaban neumáticos.

También hubo incursión en tierra aunque no devoluciones irregulares, según Fernández Díaz. En concreto, 23 inmigrantes consiguieron llegar a la orilla auxiliados por la Guardia Civil, se les esperó en la playa del Tarajal y fueron entregados a las autoridades marroquíes. No obstante, según el ministro, no estamos ante devoluciones en caliente.

El hecho más grave de los hasta ahora conocidos, Fernández Díaz ha admitido el uso de material antidisturbios contra los inmigrantes. Los agentes lanzaron al mar, y no sobre tierra como mantenían, pelotas de goma, cartuchos de fogueo y botes de humo. Lo hicieron estableciendo un perímetro "imaginario" de 25 metros, según los protocolos de antidisturbios, con intención de disuadir, como "acciones de contención", y "enmarcado en el uso legítimo de la fuerza". Actuaciones "sin relación causa-efecto con los inmigrantes que murieron ahogados. En palabras de Fernández Díaz "Todos los lanzamientos se hicieron desde tierra, siendo la distancia superior como mínimo de 25 metros y la zona de impacto siempre en aguas españolas" y ha insistido durante toda la comparecencia en que"en ningún momento el objetivo fue alcanzar a ninguno de los inmigrantes".

"Los intentos de invasión del perímetro fronterizo no son nuevos. La explotación de cualquier vulnerabilidad en las fronteras es una prioridad en la agenda de las mafias. Las fronteras de Ceuta y Melilla son seguras", ha explicado.

Uso de "medios antidisturbios"

Hacia las 05:00 horas del pasado día 6 de febrero los equipos de vigilancia detectaron, gracias a cámaras térmicas, un grupo compacto de unas 200 personas que se acercaba a la frontera. Fernández ha asegurado que muchos de ellos llevaban material salvavidas hecho con botellas y neumáticos. "La actitud del grupo de inmigrantes mostraba una inusitada actitud violenta", ha apuntado el ministro. "La Guardia Civil para cortar el avance limitó un área mediante medios antidisturbios para frenarlo. Todos los lanzamientos se hicieron desde tierra a distancias superiores de 25 metros y la zona de impacto siempre correspondió a aguas españolas sin que ninguno de ellos fuera alcanzado por los lanzamientos", ha asegurado.

"En ningún momento el uso de los medios en la mar fue alcanzar a los individuos, son oficiales con una amplia experiencia", ha detallado. Sin embargo, tras las refriegas y cuando los inmigrantes iban llegando al mar "algunos chalecos se desprendían del cuerpo de los inmigrantes o se hundían". "Un grupo de 23 inmigrantes llegó a la parte española auxiliados por la Guardia Civil, fueron rechazados y se hizo cargo de ellos la autoridad marroquí", no obstante, el ministro ha asegurado que "no estamos ante una devolución en caliente, esto sería irregular, porque no hay entrada en territorio español".

El ministro ha adelantado que "la causa probable de muerte de todos los inmigrantes fue por sumersión" y que los cadáveres encontrados en aguas españolas no presentaban "signos de violencia". Ha aprovechado esta comparecencia para recordar lo importante que es luchar contra las mafias que trafican con personas.

Hacia el final de la primera parte de su exposición, el ministro ha querido tener unas palabras de reconocimiento para la Guardia Civil. "Quisiera que quedara claro que la Guardia Civil ha salvado en el mar miles de vidas de inmigrantes irregulares, por algo es conocida como la Benemérita".

El intento de entrada en España de un grupo de unos 300 inmigrantes de origen subsahariano acabó en tragedia y en cruce de acusaciones entre los inmigrantes supervivientes y la Guardia Civil.

El director de la Guardia Civil aseguró a la SER que no se utilizaron pelotas de goma en la playa del Tarajal.