¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Desciende el número de matriculados y becados en la Universidad

Educación dice que la subida de las tasas ha tenido "un efecto positivo" al hacer que los alumnos sean "más racionales" y se matriculen sólo de las materias que creen que pueden aprobar

El número de alumnos universitarios ha disminuido este curso un 0,8%, con 12.000 matriculados menos en grado y 2.000 en máster. Las facultades no sólo pierden estudiantes de matrícula general sino también becados. El curso pasado se cerró con casi 9.000 becados menos. Es la primera vez desde 2006 que disminuye el número de estudiantes con ayudas en la universidad española. El paro universitario se sitúa ya el 15% y más de la mitad de los recién titulados trabaja en puestos de cualificación inferior a la que tienen.

Menos universitarios, menos becados y precios más caros para estudiar. Es la radiografía que ofrece el informe estadístico Datos y Cifras del sistema universitario que hoy ha presentado el ministerio de Educación. El estudio señala que por segundo año consecutivo disminuye el número de alumnos matriculados en la universidad española. El curso pasado hubo casi 20.000 estudiantes menos y la previsión para éste, basada en datos provisionales de matrícula apunta a una nueva caida de 12.000 alumnos en estudios de grado y de 2.000 en el caso de los máster.

La disminución coincide con la entrada en vigor del nuevo sistema de precios públicos aprobado por el ministerio de Educación que permitió a las comunidades autónomas aplicar subidas de tasas de hasta un máximo del 66%. Según el balance de los dos últimos cursos, las tasas universitarias han subido de media en primera matrícula un 20%, siendo Cataluña y Madrid las autonomías que más han encarecido sus precios públicos con incrementos de hasta el 66%, seguidas por Castilla y León(+43%), Canarias (+42%)y Comunidad Valenciana (+34%).

Sin embargo, según el secretario general de Universidades, Federico Morán, el impacto de la subida de precios ha sido casi inapreciable. "Subir las tasas provoca una complicación a la hora de pagar, a nadie le gusta que le suban los precios pero eso no ha supuesto la debacle que algunos auguraban, no ha disuadido a los alumnos de seguir estudiando", ha señalado Morán que ha vinculado el descenso de alumnado a la caída demográfica que se ha registrado entre la población con edades comprendidas entre los 18 y los 24 años.

Lo que sí admite Morán es que esa subida de tasas ha conducido a una reducción en el número de créditos en los que se matriculan los alumnos, pero según el responsable de Universidades eso no sólo no es malo sino que además ha tenido un efecto positivo: "Ha permitido racionalizar la matrícula de modo que ahora los alumnos son más racionales en sus decisiones y se matriculan sólo de las asignaturas que creen que pueden aprobar y eso permite evitar tener clases de cien alumnos de los que sólo van la mitad, porque el resto ya ha decidido, como ocurría antes, que hay asignaturas que no va a a aprobar".

Primer descenso de becados universitarios en seis años

Los datos correspondientes al curso 2012-2013 confirman que por primera vez desde el curso 2006-2007 ha descendido el número de alumnos con beca en la universidad española. En la convocatoria general hubo 6.608 beneficiarios menos (-2,5%) mientras que en la de movilidad hubo una reducción de 2.063 beneficiarios, casi un 6% de reducción.

El ministerio aún no ofrece datos correspondientes al curso actual en el que ha entrado en vigor un nuevo decreto de becas que endurece aún más los requisitos académicos y reduce hasta la mitad la cuantía de la parte fija de las ayudas. Según Educación, se han registrado 529.000 solitudes de becas y de momento se ha dado respuesta al 72% pero no precisa cuántas de esas peticiones han sido aceptadas y cuántas denegadas.

El ministerio tampoco facilita, de momento, la cifra de cuántos estudiantes tendrán que devolver el importe de las becas del curso pasado, al no haber aprobado la mitad de los créditos matriculados, una novedad que introdujo el ministerio de José Ignacio Wert.

La mitad de los recién titulados logra empleos por debajo de su cualificación y menos de 1.500 euros brutos al mes

El informe contiene también datos sobre la inserción laboral de los universitarios, un colectivo cuya tasa de paro se ha triplicado desde el inicio de la crisis hasta situarse en el 15%.

El 52% de los universitarios que logra trabajar un año después de finalizar sus estudios, lo hace en empleos que no requieren un título universitario. De ellos un 23,5% está ocupado en trabajos con nivel de especialidad medio y un 28,5% en empleos de carácter manual con bajo nivel de especialidad.

En cuanto a sueldos, el 49% de los recién titulados, al año siguiente de haberse graduado, tienen una retribución bruta inferior a 1.500 euros y sólo el 40% logra un contrato de tipo indefinido y a tiempo completo. Los datos, precisa el estudio, están basados en la evolución de los universitarios que se licenciaron en el curso 2006-2007.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?