¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Jueces para la Democracia critica la "confusión entre lo público y lo religioso"

La asociación judicial critica la participación del presidente del Poder Judicial en un acto de investidura de varios cardenales en el Vaticano

La asociación judicial progresista, Jueces para la Democracia, ha emitido un comunicado en el que critica que el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, acudiera al Vaticano para asistir a la investidura de varios cardenales. La agrupación denuncia que esta participación "es contraria a la aconfesionalidad constitucional del estado" y también que "este tipo de confusiones entre la actividad pública y las funciones religiosas se vienen reiterando de forma preocupante", en alusión al Ministro de Interior.

La asociación progresista Jueces para la Democracia ha emitido un comunicado en el que critica abiertamente que Carlos Lesmes, presidente del Consejo General del Poder Judicial, encabezara la delegación española que acudió el pasado fin de semana al Vaticano para la ceremonia de investidura de 19 nuevos cardenales. Para esta agrupación judicial esta designación del gobierno fue "poco respetuosa" con la división de poderes, añadiendo que la participación en un evento religioso del presidente del CGPJ y el Tribunal Supremo "es contraria a la aconfesionalidad del estado prevista constitucionalmente". Señalan que "resulta especialmente preocupante que el máximo representante del poder judicial participe oficialmente en ceremonias religiosas y que no distinga entre sus convicciones religiosas personales y la necesaria neutralidad que debe ejercer en el ejercicio de sus funciones públicas".

Para la asociación judicial, esta "confusión" entre lo público y lo religioso es algo extendido en la vida política actual de nuestro país. Hacen alusión a la reciente entrega de la medalla de oro al mérito popular por parte del Ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, a la Virgen María, para ellos inscrita en "una serie de menciones honoríficas a imágenes religiosas". También aluden a las "habituales" encomiendas a vírgenes de políticos españoles, en ejercicio de sus funciones, "para que mejore la situación económica, política o social".

En su comunicado, Jueces para la Democracia expresa que todas estas actuaciones "suponen una quiebra de la neutralidad estatal en materia religiosa", proyectándose "una perspectiva de que la iglesia católica es la religión oficial, lo cual no es compatible con el principio de aconfesionalidad que establece la Constitución". Definen este tipo de expresiones y actos como evocadoras de tiempos anteriores a la Carta Magna "en los que existía una religión oficial y una plena confusión entre el plano institucional y el religioso".

Cargando