El gobierno pone límite a la financiación a través de 'crowdfunding'

La nueva legislación establece límites en este tipo de financiación colectiva tanto por proyecto como por plataforma

Goteo, una de las plataformas de 'crowdfunding'

El gobierno ha aprobado en Consejo de Ministros un anteproyecto que regula los fondos de inversión alternativa y entidades de capital riesgo. La entrada en vigor de esta nueva legislación regula formas de financiación como el 'crowdfunding', al que se le imponen limitaciones tanto por proyecto como por plataforma.

El Gobierno ha aprobado este viernes en Consejo de Ministros una serie de medidas destinadas a mejorar el acceso de las empresas a la financiación. Dentro de los anteproyectos que recogen estas medidas se encuentra la Ley de Fomento de Financiación Empresarial, que recoge la regulación de la financiación colectiva realizada a través de internet.

Dicho de otra manera, a partir de hoy el gobierno ha introducido limitaciones en el 'crowdfunding'. Estas nuevas medidas están sobre todo destinadas a limitar las aportaciones individuales a este tipo de proyectos. El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha anunciado que la aportación individual por proyecto tendrá un tope de 3.000 euros, mientras que cada personas podrá aportar un máximo de 6.000 a proyectos situados en una misma plataforma (véase Goteo por ejemplo).

El objetivo de este anteproyecto, según el ministro es "impulsar una nueva herramienta de financiación directa de proyectos empresariales en sus fases iniciales de desarrollo". El propio De Guindos ha señalado que estos nuevos límites servirían además para "proteger a los inversores" dentro de un sector que, a día de hoy, se encuentra, según dice, "desregulado".

¿Qué es el 'crowdfunding'?

El crowdfunding -también denominado micromecenazgo o financiación colectiva- consiste en la obtención de pequeñas donaciones para conseguir alcanzar la financiación total de un proyecto. Existen varios modelos de micromecenazgo, aunque tienen un proceso de gestión similar.

El proyecto se presenta en una de las diferentes plataformas de 'crowdfunding' existentes (Kickstarter es una de las más utilizadas aunque podemos destacar otras como Goteo). Una vez que la información relativa al proyecto y el objetivo (cantidad económica necesaria para sacar el trabajo adelante) quedan especificados, se establece un sistema de 'recompensas' para todos los inversores interesados en ayudar a sacar adelante el proyecto. Se fija un aporte mínimo y un aporte máximo y se establece una recompensa diferente para cada aportación.

Utilizando el ejemplo del cantautor Jero Romero, vemos como a la aportación mínima le corresponde una descarga anticipada del trabajo, mientras que a quién aporte la donación máxima se le recompensa con el trabajo editado en CD y en vinilo, asi como con la presencia en los créditos del álbum.

Otra característica de este tipo de financiación colectiva es que si, y solo si, se alcanza o sobrepasa el objetivo fijado se realizan los cobros y el responsable del proyecto cumple con las recompensas prometidas. En caso de no alcanzar la financiación, el proyecto se cancela y no se realiza ningún cobro en las tarjetas de los inversores.

Por este motivo, el 'crowdfunding' se ha convertido en un tipo de financiación alternativa para proyectos y nuevas pymes y, en palabras del propio ministro de Economía, se regulará con la intención de evitar fraudes pasados al utilizar estas plataformas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?