¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Susbríbete a nuestra newsletter

El vino del papa Francisco

Las dos primeras referencias de la bodega argentina Piccolo-Banfi están inspiradas en el cónclave que convirtió a Bergoglio en Francisco

Cuando el papa Francisco supo que el vino estaba hecho en su honor, respondió: "¡Van a decir que soy un curda!". /

Cada vez hay más vinos asociados a personajes destacados del mundo del espectáculo o el deporte. Leo Messi tiene uno (aunque no sea suyo), por ejemplo, pero ya no es el único argentino de fama mundial con una botella elaborada a base de uva malbec. La Bodega Piccolo-Banfi ha puesto a la venta dos referencias, Cónclave CCLXVI Gran Corte 2010 y Cónclave Reserva Malbec 2012, inspiradas en la reunión vaticana que convirtió a Jorge Bergoglio en el papa Francisco. Y no solo eso: sus dueños le entregaron una botella en mano, a lo que el Pontífice, sorprendido, respondió: "¡Van a decir que soy un curda!".

"Curda, en nuestro país, significa ser borracho, ebrio. Pero es un término muy porteño, tanguero", explica el bodeguero Diego Banfi vía correo electrónico.

"Cuando le dijimos que lo habíamos hecho en su honor, sonrió pícaro. Pero no sabemos si lo probó. Nosotros dejamos otros en la Santa Sede", añade.

Banfi asegura que decidieron ponerle Cónclave a su vino porque sienten orgullo: "Creo que fue una de las sorpresas más hermosas que vivimos los argentinos en los últimos tiempos. Hacía tiempo, salvo en casos vinculados al deporte, que no sucedía algo tan fuerte. Un orgullo nacional compartido. Fue inesperado y celebrado. Renovó la fe en mucha gente".

En realidad, según informa la bodega, tenían registrado el nombre Cónclave desde hacía varios años, ya "en tiempos de Benedicto XVI". Estaba decidido que el primer vino de la bodega iba a llamarse así pero, justo cuando estaban trabajando en el concepto de la etiqueta, hace un año, llegó "la sorpresa extrema": la renuncia del antiguo papa y el ascenso de Bergoglio. "Cuando supimos la buena nueva no lo dudamos. Era el vino de nuestro papa", señala el bodeguero argentino.

Lo cierto es que, más allá del nombre, no se trata de un producto concebido expresamente según los valores que proyecta Francisco. Los enólogos Michel Rolland y Gabriela Celeste habían trabajado en busca de un vino "excepcionalmente bueno" pero lo habían hecho antes de que el arzobispo de Buenos Aires se convirtiera en papa.

Diego Banfi, el pequeño de una familia de origen italiano muy vinculada al mundo vino, sobre todo en la región de la Toscana, comenta que el Cónclave CCLXVI Gran Corte 2010 está elaborado con un 70 % de uvas malbec, un 25% de cabernet franc 25% y un 5 % de cabernet sauvignon. "El vino pasó 18 meses en barricas francesas de primer uso y hemos sacado 2.666 botellas de la primera añada pero, a partir del segundo año, tendremos más de 5.000", detalla.

Los vinos mendocinos de Piccolo-Banfi no pueden adquirirse aún en España pero, según comentan desde la bodega, están trabajando "en la búsqueda de un buen distribuidor". Parte de los beneficios se destinan al Obispado de Merlo Morón, en la provincia de Buenos Aires.

Más recetas y noticias gastronómicas | Gastro, en Facebook | @GastroSER, en Twitter | Opinión gastronómica, en Tinta de Calamar | Blog de Recetas

Play Gastro #42: lo mejor del Salón de Gourmets y el (falso) chef Keith Guerke

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?