ENTREVISTA

Jorge Javier Vázquez: "He dejado de creer en Dios por culpa de Rouco Varela"

El presentador de Telecinco se pone al frente de la nueva edición de 'Supervivientes' que se estrena este lunes

Jorge Javier Vázquez presentará la nueva edición de 'Supervivientes' /

Cartago y Lima observan tranquilos a su amo. Están moviéndose por todo el salón de casa mientras él, Jorge Javier Vázquez atiende a esta entrevista telefónica. Llevan una vida inusualmente plácida para ser unos galgos. Su amo cuenta que sufrieron y decidió adoptarlos. Hablando de sus perros es cuando más abierto se muestra el presentador de Telecinco.

Se aceran a él para que los acaricie mientras habla por teléfono. Cartago y Lima tienen suerte de haber caído en manos de alguien que los quiere tanto. Jorge Javier Vázquez contesta de manera breve a las preguntas, casi por salir del paso. No transmite deseo de concluir la entrevista por la vía rápida, sino desgana de llevarla a cabo. Es lo que toca, debe pensar. Pero su trato es cortés.

"Telebasura" es un término que ya le aburre, según dice. No duda en reprender al periodista por haberlo sacado en esta conversación. Está en su derecho, aunque no debe olvidar que como presentador de 'Sálvame' o de 'Hay una cosa que te quiero decir', él ha hecho de las preguntas su mejor arma para entrar en la intimidad de sus invitados.

Ahora vuelve a presentar 'Supervivientes', reality que vuelve 3 años después de su última edición, también presentada por él. Es uno de los rostros bandera de Telecinco. Despierta pasiones y odios. Ni busca lo uno ni lo otro. Responde con seguridad y sin miedo a las cuestiones. Tampoco persigue agradar al entrevistador ni dar la respuesta típica.

Cartago y Lima ven cómo su amo se siente más cómodo cuando la conversación gira por otros derroteros, como por ejemplo cuando habla de su vocación frustrada: ser actor. O cuando habla de ellos, sus perros, a los que llama inconscientemente "personas". Después de la entrevista, Cartago, Lima y Jorge Javier esperan un nuevo huésped: Romeo, otro galgo que quizá empiece a formar parte de la vida de este catalán de 43 años enamorado de los animales y cauteloso con el mundo que le rodea.

200 profesionales para hacer 'Supervivientes', ¿Es el programa más grande en el que has estado?

Sí, sin lugar a dudas. Cuando Alfredo Ereño [consejero delegado de la productora Magnolia TV] comenzó, en la rueda de prensa, a contar todo lo que llevaba encima este programa parecía que estábamos haciendo un parte de guerra: lanchas, torres de control, helipuertos, centros médicos... Empezar 'Supervivientes' es una máquina que necesita muchos engranajes.

¿Qué hay de esa leyenda urbana que dice que a los concursantes, de vez en cuando, se les da bien de comer cuando las cámaras no graban?

No hay más que verlos cómo se quedan [de desmejorados] cuando están allí...

Viendo a los concursantes de este año... ¿no hay mucho chico guapo y chica guapa?

¿Y eso es malo?

No lo sé. Me parece mucha casualidad y por eso pregunto...

No sé por qué llama tanto la atención la supuesta belleza. Son chicos objetivamente guapos, a mí me lo parecen y ellas también, pero no sé por qué llama tanto la atención. En vez de 'Que se mueran los feos' va a ser 'Que se mueran los guapos'...

Será que nos preocupamos de que las penurias que pasen en Honduras les hagan perder su belleza...

A mí me encanta ver cómo van a reaccionar. El hábitat natural de estos chicos era La Posada de las Ánimas [discoteca de Madrid], así que a ver cómo van a reaccionar en la isla...

¿'Supervivientes' convivirá bien con 'Velvet' en la noche de los lunes?

No tengo ni idea. Desconozco la cuestión de la estrategia. Cuando salgo a trabajar prefiero olvidarme de eso. Han pasado 3 años de la última edición de 'Supervivientes' y tenemos ganas de que empiece y ver cómo funciona. No quiero preocuparme de la competencia. Sería otra preocupación más. Paso, paso...

Como dices, la última edición fue hace 3 años y acabó bastante bien de audiencia. Sin embargo, ¿tienes la sensación de que programas como 'Supervivientes' o como 'Gran Hermano' necesitan descansar un par de años tras cada edición para no quemar el formato?

Es lógico que necesiten descansar y está bien para que la gente eche de menos esos formatos.

Y Jorge Javier, ¿cuándo descansa?

Pues más de lo que parece. Trabajo menos horas que el resto de los mortales, pero hago más ruido.

Lamentablemente, llevo una vida muy disciplinada. Me gustaría ser más desordenado. Soy como un señor mayor: me acuesto a las 23:30, me levanto a las 9 de la mañana...

Hablando de cansar y de descansar, ¿te cansa que a muchos de los programas de tu cadena o de los que tú presentas se les tilde de "telebasura"?

Me cansa hacer deporte, mi clase de baile, los estiramientos... pero eso ya no.

¿Por qué crees que puede ser? ¿Por qué usan ese término? ¿Envidia?

¿Sabes que pasa? Que cuando lo has escuchado tantas veces, te da igual. Como cuando en una pareja le dices al otro continuamente que le quieres, al final suena vacío. Con esto pasa lo mismo. Son términos tan... [Resopla] Ya ni me disgusta. Me produce aburrimiento.

[Silencio durante unos segundos] Me produce aburrimiento y también me produce aburrimiento que me pregunten eso. Así que ponte las pilas por la parte que te toca.

En este tipo de realities como 'Supervivientes', ¿lo que vemos de los concursantes es como son ellos mismos o se forman unos personajes para funcionar mejor delante de las cámaras?

En cualquier tipo de reality tú no puedes estar engañando continuamente. Mucho menos en 'Supervivientes', en el que pasan por situaciones extremas. Es un reality complicadísimo.

Y tú, ¿eres como vemos o te has construido un personaje para protegerte de la fama, de la televisión...?

Supongo que todos los que trabajamos en un medio así tenemos muchos de nosotros. Luego, también, yo soy una persona muy tímida, por ejemplo, y cuando estoy trabajando se me va la timidez.

Al final, el plató se convierte en u espacio en el que puedes jugar. A veces, jugar a ser otro, también...

Convertir el plató en un teatro... Cuando recibes a actores y a gente del teatro, cuando los entrevistas, tienes un trato muy cariñoso con ellos. ¿Te gusta el teatro?

Es mi asignatura pendiente. Me gustaría mucho hacer teatro. Cuando vivía en Badalona no tuve la valentía de ponerme a estudiar interpretación. Lo debería haber hecho porque era lo que en realidad me gustaba. Mi verdadera pasión era ser actor.

Es que el otro día subías una foto a Twitter con Lola Herrera y se te veía radiantemente feliz...

Sí, a Lola Herrera le tengo mucho cariño. Cuando vivía en Barcelona y estudiaba en la facultad, hace ya como 20 años, era muy difícil que las compañías de teatro de Madrid vinieran hasta Barcelona, si venían era como un acontecimiento. Y recuerdo que vino Lola Herrera con 'Cinco horas con Mario' y la esperé para pedirle un autógrafo. Luego se lo he dicho.

Y sí, me gusta mucho ese mundo.

También veo que te gustan mucho los perros...

Sí. Estoy ahora mismo en el salón de mi casa con dos. Son galgos. A raíz de que hiciera un calendario benéfico conocí la problemática que esta raza sufre en nuestro país: son maltratados por muchos cazadores que cuando acaba la temporada de caza los matan de la manera más cruel, los ahorcan, los queman, les cortan las pantas... También en las carreras, si de 40 sólo les sirve uno, al resto se los cargan.

Tengo dos y este fin de semana vamos a traer a otro a ver si se lleva bien con los que ya tenemos.

Desde esa época en la que eras colaborador de Ana Rosa Quintana en 'Sabor a ti' hasta hoy, ¿qué has aprendido en todos estos años delante de una cámara?

A perder inseguridades. A perder miedos y a perder un poco el sentido del ridículo. Tenía muchos miedos y no me lo pasaba bien.

Y detrás de la cámara, ¿qué has aprendido?

Pues ocurre como en un cualquier trabajo. Siempre cuento que, cuando estudiaba en la facultad, yo trabajaba en un Pryca reponiendo frutas y verduras y, la verdad, es que aquel también era un mundo en el que existían traiciones y rencores.

En la televisión trabajan seres humanos como trabajan en un bufete de abogados o en una inmobiliaria.

¿Hay algo que antes hicieras y ahora ya no? Confiar más en la gente...

Yo soy muy confiado, no me gusta ser desconfiado. Prefiero que me decepcionen a no confiar.

¿Te arrepientes de algo?

[Piensa] Es que no me gusta echar la vista atrás para arrepentirme y pensar en cosas... Si hice algo en algún momento, por algo sería.

¿En qué crees? ¿Cuáles son tus valores?

[Piensa] Pues, ayer estaba viendo 'El Intermedio' y estaba escuchando a Rouco Varela y pensé: "He dejado de creer en Dios por culpa de Rouco Varela".

¿Eras católico?

No... pero yo pensaba que si existe un Dios pueda permitir que alguien hable como Rouco Varela.

Yo sigo creyendo mucho en la gente. Muchísimo.

Y cuando escuchas al Papa Francisco diciendo aquello de que él no es nadie para cuestionar el amor de Dios por los homosexuales, ¿lo ves como pose o como un gesto sincero?

Son palabras. Me parece que deberían empezar a dar pasos. Pero vamos, tampoco me debería importar lo que me dijeran. Ellos forman parte de una organización [la Iglesia] con la que yo no comulgo. A veces, no puedes evitar que te moleste lo que digan.

¿Lees mucho la prensa sobre temas de política o vives más pendiente en el mundo que te rodea y sobre el que gira tu trabajo?

Yo desconecto mucho en cuanto salgo. No me entero de nada de lo que pasa, de verdad. Me cuentan que pasan cosas y me quedo con la boca abierta, como si fuera un extraterrestre. Además no tengo ninguna relación con personajes populares, ni voy a estrenos... ni nada de eso.

Mi vida son mis perros y mis paseos con mis perros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?