¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

SANIDAD | COPAGO FARMACÉUTICO

Aumentan los pacientes que renuncian a su medicación por falta de recursos

Los cardiólogos denuncian que ya hay una falta de adherencia del 16% de los pacientes a los tratamientos y sostienen que el copago genera más gastos

Imagen de recurso de un conjunto de medicamentos /

La situación en la que se encuentran muchos desempleados es deseperada. A la falta de trabajo se suman los recortes que en algunas ocasiones obligan a elegir entre comer o pagar un tratamiento médico. El último caso es el testimonio de un cardiólgo del Hospital Universitario de Salamanca que denuncia que uno de sus pacientes ha sufrido un segundo infarto porque su mala situación económica le impide pagar la medicación, que asciende a 100 euros al mes.

Un cardiólogo del Hospital Universitario de Salamanda, el doctor Maximiliano Diego, denuncia que un paciente suyo tuvo que dejar de tomar la medicación necesaria tras sufrir un infarto porque su mala situación económica le impedía pagar la parte que le corresponde del tratamiento farmacológico.

El paciente tuvo un infarto hace un año, le pusieron un 'stend', un pequeño muelle en el corazón, y salió del hospital sano, pero con un cóctel de medicamentos que debía tomar obligatoriamente y del que tenía que pagar el 40% del precio, unos 100 euros al mes. La situación económica del paciente es precaria porque no tine empleo, ha agotado la cobertura de paro y sobrevive los los 400 euros de subsidio. Recientemente, el paciente tuvo que ser ingresado de nuevo en urgencias a causa de un nuevo infarto por no continuar con su medicación.

Esta es ua situación, según el cardiólogo, que se ha venido repitiendo en los dos últimos años y que, lejos de generar un ahorro al sistema, acabará multiplicando el gasto. Sostiene que hay una falta de adherencia del 16% de los pacientes a los tratamientos según varios estudios, algo que se repite en otros países con un sistema similar al español.

Alerta también Maximiliano Diego de que, lejos de constituir un elemento disuasorio, como se creía en un primer momento, el copago farmacéutico genera más gastos para el sistema sanitorio. "Muchos pacientes se están desconectando del sistema nacional de salud", asegura, y recalca que una gran cantidad de ellos dejan las medicinas por su cuenta, sin contar con los médicos, pues "tienen miedo de que éste les reprenda y rehúyen de esta situación". En cardiología, la especialidad de este doctor, se ha registrado un aumento considerable de estos casos una vez implantado el copago farmacéutico.

Maximiliano Diego: "El coste del tratamiento supera en muchísimo toda la medicación que hubiera tenido que pagar en ese año"

Ángeles: "Si no puedo trabajar no puedo comprar mi medicación"

Cargando