El lujo crece sin complejos

El Círculo Fortuny, integrado por empresas del sector de la alta gama, incluyendo los productos gourmet, presume de números en su tercer aniversario

De izquierda a derecha, Michael Ward (CEO de Harrods), Almudena Arpón de Mendívil (secretaria general del Círculo Fortuny), Asís Moreno (vocal asesor de la Secretaría de Estado para la Unión Europea), Carlos Falcó (Marqués de Griñón y presidente del Círculo Fortuny), Isabel Borrego (secretaria de Estado de Tursimo) y Carlos Espinosa de los Monteros, alto comisionado del Gobierno para la Marca España. /

La crisis económica no ha hecho mella en el sector del lujo. "Cuanto más caros son los coches, más se venden", ha dicho Carlos Falcó, Marqués de Griñón y presidente del Círculo Fortuny, en la celebración del tercer aniversario de esta entidad que agrupa a las empresas española de Alta Gama, entre las cuales hay varias dedicadas al vino (Numanthia, Osborne, Sierra Cantabria, Vega Sicilia) el aceite de oliva (Pagos Marqués de Grión, LA Organic), el jamón ibérico (Cinco Jotas) o la hostelería (Ritz, Villa Magna, Barceló Formentor), además de otras del sector textil o la joyería.

"El segmento del lujo es el que más está creciendo y los alemanes, por ejemplo, lo están aprovechando", ha explicado Falcó a la Cadena SER. "Las clases medias emergentes de India, China, Brasil, Rusia o Nigeria demandan productos de excelencia y miran hacia Europa como modelo. Aquí tenemos el 7 % de la población mundial, el 30 % del PIB global, el 50 % del gasto social de todo el mundo y ¡el 70 % de la producción de artículos de lujo!".

El Marqués de Griñón, que se dedica a la elaboración de aceites y vinos de calidad, compara el sector europeo del lujo con el Sillicon Valley californiano: "Es el equivalente en crecimiento, con la ventaja de que nuestro legado milenario no se puede copiar". Según datos facilitados por el Círculo Fortuny, el sector del lujo supone un 3 % del PIB europeo y ocupa a más de un millón y medio de personas en todo el continente.

El acto, celebrado este lunes en el Hote Ritz de Madrid, ha contado también con la presencia de la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego, el Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros, o el CEO de los almacenes londinenenses Harrods, Michael Ward, quien preside además la Alianza Europea de Industrias Culturales y Creativas (ECCIA), compuesta por las asociaciones de empresas de Alta Gama de Francia, Reino Unido, Italia y Alemania, además de España.

Ward ha sorprendido a los asistentes al asegurar que los mejores clientes de Harrods son los chinos, los rusos o los nigerianos, todos ellos por encima de los estadounidenses. Isabel Borrego, por su parte, ha explicado que el Gobierno trabaja para mejorar la percepción de España como destino de compras y ha asegurado que, en cuanto a turismo, 2014 será "un año de récord, mejor que 2013".

El sector supone ya un 11 % del PIB español y un 12,2 % del empleo, pero Borrego ha señalado que España debe dirigirse a economías emergentes, como China o Rusia, porque sus ciudadanos son los que más gastan cuando viajan: "Las ventas de lujo se concentran en unas pocas ciudades europeas, entre las que se encuentran Londres, París, Milán y, por supuesto, Madrid y Barcelona. Es un tipo de turismo que nos interesa porque desestacionaliza. No basta con tener los mejores productos del mundo. Hay que empaquetarlos bien y saber venderlos".

En declaraciones a la Cadena SER, Carlos Falcó ha puesto a los restaurantes españoles como ejemplo: "Antes la gente venía por el sol y por la playa pero, ahora, el 12 % de los 60 millones de turistas que nos visitaron el año pasado dice que vino para comer".

Aunque España es el país donde más crece la desigualdad, el Marqués de Griñón asegura que la percepción general de las empresas del sector del lujo es muy positiva: "Hemos presentado una encuesta que revela que un 70 % de la población ve a la industria del lujo como creadora de imagen, empleo, exportación y turismo, y los españoles son las que la apoyan con más entusiasmo porque lo que quieren es que se creen puestos de trabajo para poder trabajar en cosas ilusionantes, como viajar vendiendo un gran vino o un perfume".

"La crisis ha sido muy dura, sobre todo en el sector de la construcción", ha añadido Falcó, "pero los españoles saben que vivir en este país es un lujo y que hay que cambiar de esquemas. Que, en vez de hacer tantas casitas, hay que hacer productos demandados por las sociedades más ricas y las emergentes: Rusia, China, Nigeria, Brasil o México".

Entre los objetivos del Círculo Fortuny, creado en 2011, destacan la promoción de las empresas españolas de Alta Gama, "potenciando la Marca España", o la defensa de los "intereses comunes de los miembros ante instancias nacionales, comunitarias y terceros países".

Más recetas y noticias gastronómicas | Gastro, en Facebook | @GastroSER, en Twitter | Opinión gastronómica, en Tinta de Calamar | Blog de Recetas

La desigualdad no es rentable

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?