Entrevista:JUAN CARLOS GUTIÉRREZ COLOSÍA

"El vino de Jerez está siguiendo los pasos de la gastronomía española"

Entrevista al propietario de la bodega Gutiérrez Colosía, de El Puerto de Santa María, una de las más antiguas y reconocidas del Marco de Jerez

Muchos vecinos de El Puerto de Santa María se acercan al despacho de vinos de Gutiérrez Colosía para rellenar sus botellas con fino u amontillado. /

Juan Carlos Gutiérrez Colosía (El Puerto de Santa María, Cádiz, 1945) lleva más de 50 años al frente de una de las bodegas más prestigiosas del Marco de Jerez. Sus finos u olorosos solo se encuentran en restaurantes como Mugaritz, Aponiente o El Celler de Can Roca, y en unas pocas tiendas especializadas. También en el despacho de vinos de la propia bodega, situada a escasos metros de la desembocadura del río Guadalete, en pleno casco de El Puerto, y a donde se acercan los vecinos para rellenar sus botellas por unos pocos euros. La bodega se creó en 1838 pero no pasó a manos de su abuelo, un chicuco de Santander, hasta hace (más o menos) 100 años. "Yo llevo aquí desde el año 60 y todo esto ya estaba, entonces", explica. "Lo que para algunos es muy complejo, para mí es sencillo", añade. "Lo único que hago es mantenerlo".

"Hemos empezado a remontar. Hace 10 años no lo era pero ahora soy muy optimista"

"Drake se convirtió en el primer gran exportador de vino de Jerez. Lo que pasa es que lo hizo gratis"

¿Para qué sirve un encuentro como Vinoble?

¡Para que te conozcan! Pero no solo hay vinos de Jerez: es un salón internacional de vinos especiales, ¡y los hay muy interesantes! Preferiría que se celebrase en una época menos calurosa, pero bueno.

Este año Jerez es la Capital Europea del Vino...

¡Y se están organizando muchos eventos! Madrid Fusión, el Sherry Festival, la Sherry Week... Hemos andado despistados durante mucho tiempo pero, después de tanto andar para atrás, en algún momento había que tocar fondo, ¿no? Parece que ahora hemos despertado y que volvemos a apostar por la calidad. El vino de Jerez está siguiendo los pasos de la gastronomía española.

¿Qué supone heredar una bodega con tanta tradición como Gutiérrez Colosía?

Llevo en la bodega desde el año 60 y todo esto ya estaba, por aquel entonces. Casi no he me he dado ni cuenta. ¡Esto es mi vida! Murieron mis padres y lo heredé pero no me he dado ni cuenta. Para mí estar aquí es algo totalmente normal.

Una bodega con apellidos castellanos...

No somos la única del Marco de Jerez pero, bueno, cada vez hay menos bodegas y, en manos de extranjeros, muy muy pocas. En los siglos XVII, XVI y XIX vinieron familias francesas, inglesas, irlandesas o escoceses y aquí siguen sus descendientes. Pero aunque haya bodegas con apellidos extranjeros, nosotros los consideramos 100 % españoles.

El vino de Jerez ha pasado por malos momentos, últimamente...

Hay cosas que no se han hecho bien pero, después de unos cuantos años de decadencia, creo que ya hemos empezado a remontar. Tanto el interés como los precios vuelven a crecer.

¿A qué se ha debido esa mala época?

A principios de los 70 se plantaron muchas viñas, pensando que esto iba a ser El Dorado, y el mercado no absorbió la producción. Se tendría que haber tomado una decisión enseguida pero las viñas s arrancaron ya muy tarde, cuando los precios estaban los suelos. Incluso llegó a formarse un gran mercado de vinos baratos: el famoso BOB.

Es curioso que buena parte del interés sobre los vinos de Jerez venga de fuera. Pasó hace 150 años y sigue sucediendo ahora...

Ten en cuenta que, en España, cada región tiene su vino y la gente toma el vino de esa zona, normalmente. El vino de Jerez se consumía en lugares muy determinados pero tradicionalmente se ha exportado. Aquí era minoritario. Ahora, en cambio, está empezando a beberse en buenos restaurantes y crece la demanda en EE UU, Reino Unido u Holanda. Hace 10 años no lo era pero ahora soy muy optimista.

Cádiz, con una tasa superior al 43 %, es la provincia con más paro de España. ¿Qué posibilidades hay de que el sector del vino impulse la recuperación económica?

No lo sé. En la historia de los vinos de Jerez hay muchos altibajos pero la crisis en la que estamos ahora ha sido demasiado larga y la prueba es que se ha llevado a mucha gente por delante. No solo se han cerrado bodegas, también muchas industrias auxiliares. Todos esperamos que el sector resucite pero no que vuelvan las macrobodegas de los 70. Hay quien habla de un plazo de 10 años...

¿Es cierto que la mayor operación de marketing de los vinos de Jerez la llevó a cabo el pirata Francis Drake en el siglo XVI?

Hay varias historias sobre Sir Francis Drake, sí, pero lo cierto es que en 1587 atacó la Bahía de Cádiz, saqueó El Puerto y se llevó todo el vino, convirtiéndose en el primer gran exportador de vino de la zona y abriendo mercado, efectivamente. Lo que pasa es que lo hizo gratis...

¿Le preocupa que los jóvenes no beban vino?

Los de a partir de 30 años están volviendo a consumir. Entre los 18 y los 30, muy poco. Pero bueno, el vino de Jerez, como la alta restauración, no está hecho para la gente excesivamente joven. Apreciar el vino de Jerez requiere cierta educación. También en esto estamos remontando. Los hijos de algunos amigos míos hasta toman oloroso, que es difícil. ¡Está aumentando el consumo de oloroso, que estaba casi perdido!

¿Cuál es el vino más especial de su bodega?

¿Especial? Lo que más se vende es el vino fino. Somos la bodega más cercana al mar de todo el Marco de Jerez y la humedad es muy importante, en el fino. Además son más cómodos de beber. Para apreciar un buen palo cortado o un amontillado viejo hay que tener cierta cultura.

¿Qué edad media tiene su vino fino?

Tres años. Pero tenemos un fino especial, de crianza con 16 grados, que tiene cinco años. Esa crianza es complicada porque lo normal es que se corte. Sobre todo en verano. Aquí no pasa a causa de la humedad pero ese fino es una especialidad. No embotellamos y vendemos: vendemos y embotellamos. Ahora mismo acaba de salir una partida para Barcelona...

¿Qué es un palo cortado?

Nosotros decimos que es un accidente. Procede de una crianza biológica y, en su origen, fue vino fino. Pero este, en concreto, es muy viejo. 80 o 90 años. ¡Yo me lo encontré! Lo único que hago es mantenerlo.

¿Cómo se obtiene un palo cortado?

Es un vino que sucede. De repente, una bota -o dos o ninguna- coge unas características diferentes y deja de ser amontillado pero sin llegar a ser oloroso. Antes se lo bebían los bodegueros, se vendía poco. Pero ahora hay un interés tremendo. Todo el mundo pregunta por los palo cortado y lo peor es que cada bodega tiene su versión.

¿A qué se deberá ese interés? ¿A los 100 puntos Parker que consiguió uno de ellos?

Puede ser. También a que ahora hay mucha más información. Antiguamente, de Jerez para arriba, nadie tenía ni idea de que existían. Parker nunca había venido a catar a Jerez y lo hizo el año pasado, dándonos unas puntuaciones bastante altas. Ahora hay mucho interés por los vinos secos, como el palo cortado o los amontillados viejos. ¡Incluso se están haciendo maridajes! Porque a los vinos de Jerez les cayó el sambenito de que eran vinos de aperitivo y no había forma de salir de ahí. Ahora parece que están entrando en las mesas...

En Aponiente maridan su menú degustación solo con vinos de Jerez...

¡Y en Japón también están muy interesados! Marida muy bien con el sushi, por ejemplo. Creo que el Consejo Regulador está haciendo una muy buena labor. La gente se está poniendo las pilas y estamos logrando situarnos en un nivel alto en todo el mundo. Porque de eso no hay duda: Jerez es uno de los grandes vinos del mundo. Totalmente distinto, por el sistema de criaderas y soleras, pero un gran vino. La gente se queda admirada por cómo, a partir de una uva muy normal, como es la palomino, se consigue un vino así.

¿Qué papel puede jugar un cocinero como Ángel León en todo este asunto?

¡Uno muy potente! ¡Ángel es un figura! Y además tengo la suerte de que, según me dijo ayer, en su casa bebe mis vinos. Su trabajo nos va a beneficiar, sin duda. ¡Yo le deseo mucha suerte!

¿Cómo intenta superarse? ¿Se marca pequeños retos en el día a día?

La bodega, para mí, ya es más un hobby que un trabajo. Llevo muchos años y, en vez de estar en casa viendo la televisión, estoy aquí dándole vueltas al coco. Recibo muchas opiniones pero innovar, innovamos poco. La bodega es casi un entretenimiento, , para mí. Pero claro, después de tantos años, algo hay que saber. Lo que para algunos es muy complejo, para mí es sencillo.

Más recetas y noticias gastronómicas | Gastro, en Facebook | @GastroSER, en Twitter | Opinión gastronómica, en Tinta de Calamar | Blog de Recetas

Play Gastro #51: Masterchef (mucho más que un programa), Vinoble y nísperos

"Soy filósofo y he montado una agencia de turismo en Jerez"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?