ENTREVISTA

Nacho G. Velilla: "Aída' ha evolucionado con un humor un poquito más exagerado, pero le ha dado nueva vida"

Entrevista con Nacho García Velilla, creador de la serie 'Aída' que concluye para siempre en Telecinco este domingo.

Nacho García Velilla dirigiendo tras la cámar /

A Nacho García Velilla le ocupa, ahora mismo, el mundo del cine. Por lo menos, en cuanto al futuro más próximo se refiere. Después volverá a mirar a la tele. Cuenta que tiene por desarrollar dos proyectos (uno para Atremedia, según ha confirmado CadenaSER.com) que girarán en torno a la comedia. El género que catapultó a este contador de historias aragonés que terminó como guionista, director y productor ejecutivo -forma de llamar "papá" en el mundo de las series- de dos sitcom únicas en la ficción televisiva nacional: '7 vidas' y 'Aída'.

MEDIASET

"El espectador hizo que Aída tuviera un spin-off"

"Aída empezó en \'7 vidas\' como personaje episódico para un par de capítulos"

"No te diría que \'7 vidas\' es la mejor sitcom española... porque pecaría de soberbia"

"Tengo un par de proyectos para televisión que son para dos canales distintos"

"La fecha prevista de estreno de \'Perdiendo el norte\' es en marzo"

"Actrices tan completas como Carmen Machi, en España, se cuentan con los dedos de una mano"

Echa la vista atrás cuando se le pregunta por una de sus hijas profesionales, la serie 'Aída'. Este final, la sitcom que Nacho parió -junto con un par de compañeros más- se despide de sus fans tras más de 230 episodios , 10 temporadas y más de 9 años.

Curioso y amante de emprender nuevos retos, abandonó en 2009 la comodidad en la que sume el éxito a quienes lo saborean. El creador de 'Aída' dejaba su serie y la productora, Globomedia, en la que había pasado más de una década desde que fuera guionista de 'Médico de familia'. Le llamaba el cine y ahí estampó su firma y su sello en los filmes 'Fuera de carta' y 'Que se mueran los feos'.

Su retorno a la televisión con series 'Los Quién' o 'Fenómenos' no fue ni lo exitoso ni lo acertado de alguien con un bagaje profesional y un talento como el que ya ha demostrado Nacho García Velilla.

Sorprende que Telecinco no se haya acordado de Nacho García Velilla en el adiós de tan estupenda comedia. Indistintamente, 'Aída' ,como '7 vidas', irá por siempre ligada al nombre de este contador de historias que de niño soñaba con hacer reír a millones de telespectadores. Lo terminó logrando.

Llevas unos años viendo 'Aída' desde la distancia. Cuando oíste que la serie llegaba a su final, ¿qué sensación te recorrió por dentro?

Te da pena que un proyecto que nace con tanta ilusión termine, pero es algo natural. Sobre todo te vienen recuerdos de cuando empezamos a preparar los primeros guiones, los primeros personajes, los castings y el rodaje del primer capítulo. Es lo que siempre se te queda más en la mente. Lo más complicado es lo que luego recuerdas con más cariño.

¿Cómo nació la idea de un spin-off con el personaje de 'Aída'? ¿Fue la cadena quien se fijó en él y os pidió el proyecto?

¡Qué va! Todo lo contrario. Fue una propuesta nuestra. Es difícil que te ocurran dos cosas a la vez: que te salga un personaje redondo y que tengas a la actriz ideal para desarrollarlo. El personaje de Aída empezó en '7 vidas' como un episódico que vino un para hacer un par de capítulos. Ocurrió que justo estaba yo dirigiendo ese capítulo con Carmen Machi y nos dimos cuenta de que teníamos un personaje muy potente y que, por suerte, habíamos dado con una actriz que lo defendía de maravilla.

Desde entonces, siempre nos rondaba la idea de hacer una serie con Carmen y su personaje. A base de repetirlo nos lo terminamos creyendo [risas]. Yo empecé a ser muy pesado con esto y, afortunadamente, al final salió.

Era arriesgado porque ni en España se han hecho muchos spin-off ni tampoco es que esto sea un formato de éxito seguro...

Claro, el personaje es que tiene que tener un mundo alrededor que tú no hayas mostrado en la serie original. Nosotros teníamos la suerte de que en '7 vidas' se había hablado del entorno de Aída: su barrio, el Jonathan, la delincuencia... A nosotros mismos, como guionistas, nos entraba curiosidad de ver cómo sería ese barrio. Teníamos las bases para hacer una buena serie, con un perfil cómico muy bestia y con unos conflictos dramáticos claros.

¿Crees que lo que nos gusta de 'Aída' es que todos los personajes son grandes perdedores?

Sí, a nosotros nos ha gustado siempre trabajar el antihéroe, la persona vulgar y con muchos defectos que en las situaciones más cotidianas saca el lado picaresco y que está más acostumbrada a perder que a ganar. Desde ahí sale una comedia bonita y con mucho corazón.

Todas las comedias maravillosas de los años 60 siempre han tratado mucho al antihéroe. A mí, ese mundo de perdedores, de gente que siempre le está intentando dar la vuelta a la vida y la vida dándosela a ellos, me parece muy interesante.

¿Qué parte tienes en la semillita que dio origen a '7 vidas' y a 'Aída'? Porque es decir el nombre de estas dos series y, automáticamente, uno piensa en Velilla...

[Ríe] Yo le he dedicado mucho tiempo de mi vida a ello. Fui productor ejecutivo muy joven, con 28 años o así. Yo era muy fan de las grandes sitcoms americanas ('Cheers', 'Seinfeld', 'Friends'...) siempre he soñado con poder hacer algo parecido en España porque ese género no se había desarrollado. Empecé '7 vidas' con 26 ó 27 años y fui productor ejecutivo con 28 ó 29 años y tuve la suerte de encontrarme con un grupo de guionistas más jóvenes que yo y como enloquecidos por las sitcoms y de que nos dieran la oportunidad de hacerla.

Probablemente se me asocia con estas series porque yo en '7 vidas' pasé desde el primer capítulo hasta el 204 [todos]. El germen de 'Aída' lo sacamos adelante entre tres o cuatro guionistas y yo me lo pasé en grande.

Tú has estado formándote fuera y has visto el respeto que se tiene en EEUU por los creadores... Y sin embargo, en España este jueves se celebraba una rueda de prensa con motivo del final de 'Aída' y tú, creador de esta serie, no estabas allí...

En Estados Unidos hay un gran respeto por los creativos y por los creadores. Aquí, creo que hemos ganado mucho, pero nos falta. En EEUU, el grupo de personas que ponen en pie una serie, suelen convertirse en los showrunners, las personas que llevan desde el inicio hasta al final el proyecto.

La historia mía, es que -para bien o para mal- yo me metí en proyectos de cine y tuve que elegir entre una cosa y otra...

¿Te hubiera gustado que te recordasen un poco más ahora en el final de 'Aída'?

No sé si me han recordado mucho o no [ríe]. Estuve con el equipo cuando se rodó el capítulo final para recordar los principios y saludarles...

Con el tiempo, cuando llevas 80 o 90 capítulos, decidimos dejarlo en manos de gente que habíamos "criado" nosotros. Y contentos de que ellos siguieran con nuestro trabajo. Han hecho un buen trabajo.

¿Crees que 'Aída' ha crecido bien desde entonces?

Sí. Cuando un showrunner cambia, la serie cambia un poco. ['Aída'] ha evolucionado con un humor un poquito más exagerado, pero que le ha dado nueva vida y nuevos caminos. No le sentó mal [el cambio].

Lo que ocurre con cualquier serie es que, joder, cuando llevas 200 capítulos hace falta tener mucha imaginación. No es tanto ingenio, sino el propio desgaste de la serie.

Si en la temporada 2 de 'Aída' te hubieran preguntado cuánto debería ser la duración óptima de la serie, ¿cuál habría sido tu respuesta?

Es el público el que decide siempre. Los creativos queremos tener más responsabilidad de la que debemos. Nosotros creamos un personaje y le damos unas historias. Es el espectador el que debe decir si le gusta seguir viéndolo o no.

El ejemplo de la propia Aída es el mejor: lo creamos como personaje episódico y, de pronto, escuchamos que al espectador le encantaba ese personaje. El espectador hizo que Aída tuviera un spin-off. En vez de mirarnos el ombligo, debemos mirar al espectador.

Te he escuchado muchas veces decir que la comedia es lo más difícil... ¿Por qué te has enfrascado una y otra vez en tu carrera en "lo más difícil"?

[Ríe] Eso mismo digo yo... Es complejo, desde la escritura hasta la dirección de actores, el acting... El espectador, por el mero hecho de estar riéndose lo ve más como un entretenimiento sin darse cuenta de la complejidad que hay detrás.

A mí me gusta mucho desde pequeñito. Cuando llevo la séptima versión de un guion y empiezo a estar quemado siempre digo "¿por qué me habré metido en esto?", pero ya es tarde [ríe]

¿Qué le ha dado Carmen Machi al personaje de Aída y la serie?

Joder... Es lo que te decía. El que te salga un personaje redondo es muy, muy difícil. Me ocurrió también con el personaje de Luisma. Empezamos a escribir las primeras versiones y vi la carga de comedia que poseía. Teníamos tanto miedo que mareé y mareé al director de casting hasta que dimos con Paco León y ¡hostias! Ahí te das cuenta de que tienes al personaje y al actor. Es muy difícil que confluyan las dos cosas. Eso nos pasó con Carmen.

Carmen hizo que ese personaje tuviera vida, sentimientos, comicidad... Hizo que fuera un personaje completo y eso sólo lo puede hacer una actriz muy completa. Actrices tan completas como Carmen Machi, en España se cuentan con los dedos de una mano.

Tú que te has formado mucho en la comedia, ¿Qué importancia tiene la seriedad en la comedia?

Toda. Yo creo que la mejor comedia parte siempre de algo serio. Si no, estamos hablando de parodia, que es otro tipo de comedia, muy respetable pero que a mí no me gusta tanto. La buena comedia nace de sentimientos verdaderos. Hay una frase que decimos mucho cuando escribimos "cuanto más sufre el personaje, más se ríe el espectador".

 

Lo tuyo fue estallar la crisis y decir: "voy a dejar el trabajo y el sueldo fijo que tengo en Globomedia para lanzarme a la aventura". Por lo menos, eso parece cuando te marchas en 2009 y emprendes esta nueva etapa de tu vida profesional en la que desarrollaste pelis y series como 'Los Quién', 'Fenómenos'... ¿Crees que alguno de esos proyectos que fracasaron hoy tendrían mejor acogida? Ahora las cadenas tienen más paciencia con las series que hace 3 años: mira Telecinco con 'B&b, de boca en boca'...

Eso es un ejemplo de cómo se debe tratar una comedia. No sé si ahora hubiera cuajado alguno de esos proyectos ahora. Yo les tengo cariño.

A mí, 'Los quién' me parecía una cosa bonita, con muy buen equipo de guionistas y plantel de actores extraordinario: gente que entendió la comedia desde el primer momento. Es una putada porque creo que teníamos mimbres para hacer cosas muy bonitas. Pero desgraciadamente, hoy en televisión necesitas que los 5 primeros capítulos tengan una audiencia que les respalde y 'Los Quién' no la tuvo.

¿Por qué, últimamente, te quiere más o te da más cariño Atresmedia que Mediaset? Tienes proyectos en televisión tengo entendido...

No, no... [vacila] Yo trabajo con todos... Y sí, tengo un par de proyectos para televisión [ríe]. Ahora estamos con los primeros diseños de personajes, primeros guiones... He trabajado muchos años con Mediaset y con Atresmedia y ahora volveré a trabajar con Mediaset y volveré a trabajar con Atresmedia.

Esos nuevos proyectos, ¿comedia en prime time?

Sí, estamos intentando buscando una vuelta más a la comedia. Uno de los proyectos no es una comedia pura, sino que tiene momentos más de drama. El otro sí que es una comedia pura. Y son para diferentes canales... No trabajo solo para un canal.

Ahora te he pillado montando la película que acabas de rodar 'Perdiendo el norte', ¿cuándo la estrenaréis más o menos? Para ver a Chicote vestido de cura...

Pues hizo un gran papel ¡está fantástico! Estamos en fase de montaje, hay que añadir los efectos especiales... La fecha prevista es finales de marzo de 2015. Igual lo adelantamos, pero hay que hablarlo con Warner. Primero quiero tenerla bien asentadita y bien montada.

Como persona, ¿Qué aprendiste cuando estuviste formándote fuera de España?

Pues te formas mucho como persona porque afrontas unas cosas que cuando estás aquí en el caparazón no las afrontas. Yo le recomendaría a todo el mundo, mientras está en formación, que viaje y salga fuera. Sobre todo para un guionista o un director, para sacarte historias antes las debes de consumir, se te tienen que meter en la cabeza. Salir fuera me ha ayudado mucho a poder contar historias.

Profesionalmente me enseñaron a entender la comedia desde el conflicto y cómo desarrollarla. Tuve la suerte de conocer al equipo de series como 'Friends' o 'Frasier'.

Si te preguntase que cuál es para ti la mejor sitcom española, ¿qué me responderías?

¡Uf! [Risas] Es que quedaría feo... Yo le tengo mucho cariño a la primera que hice, que es '7 vidas'. Decir que es la mejor, no te lo diría... pecaría de soberbia.

Nos visita Julian Sastre, el guionista y productor de Aída, acompañado de uno de sus protagonitas Óscar Reyes (18/3/14)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?