¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Cómo está el mundo

Aprovechando el mundial para aprobar leyes polémicas (en Alemania)

Los grandes acontecimientos suelen eclipsar las noticias del día a día. Los políticos y sus gabinetes de comunicación lo saben bien, por eso, no desaprovechan las oportunidades que brindan eventos como el Mundial de fútbol para tomar decisiones que, en un contexto de normalidad, podrían generar malestar entre los ciudadanos. Alemania no es una excepción: mientras todas las miradas se centran en Brasil, en el Bundestag de Berlín se decide sobre cuestiones políticas sensibles. Interior de la Cámara Baja Alemana, el Bundestag. Foto: bundestag.de Interior de la Cámara Baja Alemana, el Bundestag. Foto: bundestag.de Antes del receso de verano, el Gobierno Federal pretende dar luz verde al fracking. El ejecutivo de Merkel ya intentó introducir este tipo de técnica que permite extraer gas y petróleo del subsuelo pero fracasó porque el estado de Baviera se opuso a los planes de Berlín. También en mayo de este año,los ministros de Medio Ambiente de los Länder se mostraron contrarios a impulsar el fracking. No obstante, debido a la crisis de Ucrania y la dependencia energética de Alemania del gas ruso, el ministro de Economía y Vicecanciller, el socialdemócrata Sigmar Gabriel, tiene intención de legalizarlo. Todavía no está claro cuándo se tomará una decisión al respecto en el Bundestag pero el 4 de julio es el último día que la cámara se reúne por última vez antes de las vacaciones de verano. Casualmente, ese mismo día se juegan en Brasil los cuartos de final del mundial de fútbol y la fecha coincide además con el 60º aniversario del "milagro de Berna", el partido disputado en 1954 en el que la Alemania Federal se convirtió en Campeona del Mundo al vencer a Hungría por 3 goles a 2. De salir adelante, no sería la única ley polémica que encontraría acomodo en el Bundestag coincidiendo con la celebración de un gran evento futbolístico, como recordaba estos días el periódico muniqués Süddeutsche Zeitung. Los políticos alemanes pueden "presumir" de haber "marcado goles" a sus ciudadanos en los últimos mundiales y eurocopas. Los recordamos brevemente:

  • Eurocopa de 2012: En menos de un minuto el Bundestag aprobó una nueva ley de registro que permitía a las oficinas del censo vender información personal de sus ciudadanos a empresas de publicidad y agencias de cobro, incluyendo sus fechas de nacimiento y sus anteriores apellidos (en Alemania las mujeres pierden su apellido al casarse y adoptan el del marido). La controvertida ley se aprobó sin debate público porque la votación se realizó el 28 de junio de 2012, coincidiendo con las semifinales de la Eurocopa. Ese día, los alemanes sufrían al ver como su selección perdía ante Italia. Unos días más tarde se escucharon las primeras voces críticas a esta ley de registro que, posteriormente, fue corregida en el Bundesrat (la cámara regional alemana que vendría a equivaler al Senado español).
  • Mundial de 2010: Un día antes de que Alemania juegue con España en seminifinales, la Unión (integrado por la CDU de Merkel y su partido hermano bávaro la CSU) y el partido liberal (en ese momento los partidos que integraban el gobierno) acuerdan subir las cuotas de los seguros médicos, lo que en España sería subir las aportaciones a la Seguridad Social.
  • Mundial de 2006: Alemania vive su sueño de verano como país anfitrión del mundial de fútbol. En plena efervescencia futbolística, el gobierno federal aprueba una subida del IVA, primero en el Bundestag y posteriormente en el Bundesrat.  El tipo general pasó del 16% al 19%. Esta fue la mayor subida de impuestos en la historia de la República Federal Alemana.

   

Cargando