¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Las 10 cascadas más bellas de España

El agua fluye con energía por los ríos de España. Las cascadas, saltos de agua y nacimientos de ríos jalonan de belleza los cauces hidrográficos peninsulares formando verdaderos monumentos naturales. Caídas de agua que decoran nuestra geografía e invitan al baño en verano.

A propósito de la llegada de la época estival, nos refrescamos recorriendo las 10 cascadas más bellas de España 

1.  Cascada de Pedrosa de Tobalina (Burgos)

1-Tavolina

Las prístinas aguas del Jerea, un afluente del Ebro que riega los burgaleses valles de Losa y Tobalina, forman una hermosa cascada fruto del salto de veinte metros que se produce en un cortado que parte el cauce del río. La poza que se forma y el frescor de sus aguas invitan al baño en verano. También se la conoce como cascada del Peñón, y se localiza en el margen derecho de la carretera BU-550, entre las localidades de Pedrosa de Tobalina y La Orden.

2.  Cascada del Aljibe (Guadalajara)

2-cascada-del-aljibe_z

Muy cerca de donde las aguas del arroyo del Soto desembocan en el  río Jarama, al noroeste de la provincia de Guadalajara, se localiza la cascada del Aljibe. Este doble salto de agua es uno de los más hermosos de la geografía castellano-manchega, situándose en el antiguo camino que unía Matallana con el Espinar y Campillejo, algunos de los pueblo negros más interesantes de la zona.

3.  Cascada Cola de Caballo, Monasterio de Piedra (Zaragoza)

cascada

En 1194, doce monjes cistercienses y un abad llegados desde la tarraconense  abadía del Poblet fundaron este monasterio entre las abruptas sierras del Sistema Ibérico. Situado en la comunidad zaragozana de Calatayud junto al río Piedra, el monasterio se ubica en un bucólico entorno en el que se concentran un buen puñado de cascadas y saltos de agua. Su famosa Cola de Caballo es, con sus 50 metros de caída libre, una de las más altas y seductoras de nuestro país.

4.  La Cimbarra (Jaén)

4-La-Cimbarra

En las estribaciones de la cordillera de Sierra Morena se encuentra un paraje natural de gran atractivo paisajístico, La Cimbarra. Accesible desde el municipio jienense de Aldeaquemada, cuenta con una cascada de 25 metros de altura moldeada por la actividad tectónica y la acción de las aguas del río Guarrizas.

5.  Cascada de Colores (Canarias)

cascada

El parque nacional de Caldera de Taburiente, en la isla canaria de La Palma, es un enorme circo con aspecto de caldera de gran profundidad cuyo interior se vacío de lava a través de varios barrancos. Uno de ellos, el de las Rivaceras, cuenta con una de las cascadas más curiosas de nuestra geografía, la Cascada de Colores. Una explosión de tonos ocres, verdes y rojizos, producto de las aguas ferruginosas que brotan del fondo de la tierra y contienen distintos tipos de elementos minerales.

6. Cascada del Xiblu (Asturias)

6-cascada-del-xiblu-(asturias)

A pesar de no ser las más grandes que se pueden ver en Asturias, su belleza virginal y la salvaje ruta que se transita hasta llegar a ella son motivos suficientes para incluirla en esta lista. Los cerca de cuatro kilómetros que separan Braña de la Puerca del río Fundil transcurren por impresionantes bosques de acebos, robles y hayas, en un sendero ancho apto para bicicletas

7. Nacimiento del río Cuervo (Cuenca)

7-nacimiento-rio-cuervoz

La provincia de Cuenca puede presumir de contar con un sitio único y de indudable belleza. Cerca de la Vega del Codorno, a unos 80 kilómetros de la capital conquense, se forman unas espectaculares cascadas que dan origen al río Cuervo, un subafluente del Tajo. Este manantial travertínico y su espectacular entorno serrano fue declarado Monumento Natural en 1999.

8. Pozo de los Humos (Salamanca)

8-Pozo-de-los-Humos

En la atractiva comarca salmantina de los Arribes del Duero se enmarca una de las cascadas naturales más  majestuosas del territorio castellanoleonés. El río Uces, afluente del Duero, se bifurca en este lugar formando una espectacular caída de agua de 50 metros que llamó la atención del mismísimo Unamuno. Las localidades de Masueco de la Ribera y Pereña comparten la cascada, y es desde estas poblaciones desde donde es más fácil acceder.

9. Cascada de Soaso o Cola de Caballo (Huesca)

9-Cola-de-caballo-ordesa

Una de las excursiones por el pirineo oscense más populares es la que lleva hasta la cascada de Soaso, más conocida como Cola de Caballo (no confundir con la del Monasterio de Piedra). Enmarcada en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, este paseo senderista de desnivel suave e innegable belleza discurre paralelo al río Arazas, en el cual se han formado diferentes cascadas como la de Arripas, la del Estrecho, las gradas de Siaso o la propia Cola de Caballo. La primavera y el otoño es la mejor época para disfrutar de este regalo de la naturaleza , en verano el  lugar suele estar muy concurrido.

10. Nacimiento del río Mundo (Albacete)

10-reventon-o-nacimiento-del-rio-mundo

Hay quién considera a este nacimiento como el más bello de un río en España. El Mundo es un afluente del río Segura que nace a unos seis kilómetros  de la localidad albaceteña de Riópar, en los llamados Chorros del Río Mundo, una impresionantes cascada producto del desbordamiento de las aguas subterráneas que manan de la cueva de Los Chorros. En primavera, se produce su famoso “reventón”, momento en el que el agua sale a presión de la gruta.

Y es que aunque España no es un país de grandes y caudalosos ríos, lo cierto es que sí que existen algunos rincones extremadamente bellos e incluso íntimos que merecen la pena más de una escapada. ¿Te animas a descubrirlos estas vacaciones?

Cargando