¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LAS LISTAS DE ESGLOBAL EN 'HORA 25'

¿Quién destronará a los autoritarios?

¿Qué trampas utilizan para presentar con buenos ojos a sus herederos?

Teodoro Obiang, foto de archivo. /

Igual que los reyes, los dictadores quieren, en demasiadas ocasiones, morir en el 'trono'. Quieren asegurarse de que sus regímenes no cambian. La opción más segura para garantizar el continuismo es nombrar ellos mismos a sus herederos. ¿Qué trampas utilizan los dictadores para presentar a sus herederos y que sean vistos con buenos ojos? Nueva entrega de las listas de EsGlobal en 'Hora 25'

Ilam Karimov de Uzbekistán

Islam Karimov ya es mayor y su sucesión cada vez está más en boca de todos. Ha sido el líder uzbeko desde 1989 cuando nació la república a partir de las cenizas de la URSS. Ha sido denunciado de corrupción, violencia y trampas electorales para perpetuar el poder. Uzbekistán podría ser testigo de una guerra entre hermanas por conseguir el 'trono' del dictador. Su hija Googoosha, la que era la candidata más probable para sucederle, ha sido desbancada por su hermana Lola.

Islam Karimov, foto de archivo.

Robert Mugabe de Zimbaue

El longevo presidente de más de 90 años, Robert Mugabe, es presidente de Zimbabue desde 1987 y ha reconocido que quiere morir en el trono. Debido a su edad, la lucha ya ha comenzado dentro de su propio partido, la Unión Nacional Africana. Los candidatos más sonados son su vicepresidenta, Joice Mujuru, la mejor considerada por la comunidad internacional; y el ministro de Justicia, Emmerson Mnangagwa, que representa a la vieja guardia del dictador.

Robert Mugabe, foto de archivo

Yoweri Museveni de Uganda

Un dictador que quita a otro dictador: Yoweri Museveni sustituyó en el poder de Uganda a Idi Amin, lo que legitimó su régimen en un primer momento. A pesar de las críticas de nepotismo -dado que Uganda no es una monarquía en la que el poder tenga que pasar de padre a hijo- lo más lógico parecería que le sucediera su hijo Muhoozi Kainerugaba, que ya se ha ido posicionando en las cúpulas más altas del Ejército.

Yoweri Museveni, foto de archivo

Nursultan Nazabáyev de Kazajstán

El dictador de Kazajstán, Nursultan Nazabáyev, ha conseguido que los foros internacionales le reciban con todos los honores gracias a los millonarios recursos petrolíferos que hay en el país. Ha tenido la capacidad de camuflar su autoritarismo con una supuesta defensa de los derechos humanos. Para la sucesión, suenan varios de sus ministros, alcaldes e, incluso, su yerno, el magnate del petróleo Timur Kulibáyev.

Nursultan Nazabáyev, foto de archivo

Teodoro Obiang de Guinea Ecuatorial

Teodoro Obiang llegó al poder en 1979 tras perpetrar un golpe de Estado contra su propio tío. El suyo es uno de los mandatos más largos del mundo, a pesar de que no suele preocuparse demasiado por los derechos humanos. Guinea Ecuatorial basa su economía en el petróleo que suele resultar en una fortuna mal repartida entre la población. El dictador padece cáncer, por lo que su hijo Teodorín Nguema Obiang, ya se ha comenzado a preparar para la sucesión. Los grandes empresarios del país así como el ejército e inversores internacionales ven con buenos ojos la sucesión continuista para seguir disfrutando de beneficios.

Teodoro Obiang, foto de archivo. / GETTY IMAGES

Hun Sen de Camboya

El presidente de Camboya, Hun Sen, ha tenido siempre un gran apoyo popular gracias a su plan de desarrollo económico. También parece que su sucesor será su hijo, Hun Manet, quien ya está en lo más alto del ejército. Su antecesor, Jemeres Rojos, llevaba a cabo también una dura política de represión. Las manifestaciones llevadas a cabo en el país asiático pidiendo una repetición de las elecciones parecen haber hecho perder popularidad al líder que en las votaciones de 2013 perdieron escaños.

Hun Sen, foto de archivo

Una lista elaborada por EsGlobal

Gómez Benítez dice que la propuesta de Cifuentes sobre el derecho de manifestación es "típica de regímenes autoritarios y dictatoriales"

¿Quién destronará a los autoritarios?

Cargando