¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Una sociedad privada propone crear en España el primer centro de criogenización

En Estados Unidos y Rusia ya funcionan empresas que criopreservan cadáveres humanos a la espera de una posible curación y reanimación en el futuro, pero en España hay un "vacío" legal

En España ya funcionan algunas empresas dedicadas a la criogenización de tejidos, como los cordones umbilicales, pero no de cadáveres humanos /

Con una inversión de 50 millones de euros, el Instituto Europeo de Criopreservación (Iecrion) quiere crear en España el primer centro de investigación en criopreservación y el primer cementerio humano para cadáveres congelados. La técnica de la criogenización ya se realiza en centros de Estados Unidos y Rusia, donde hay un millar de cadáveres criopreservados, pero la legislación de nuestro país no contempla la congelación de cadáveres

Esta sociedad privada, Iecrion, ha presentado ya una propuesta a la Comunidad Autónoma de Andalucía para crear el primer centro español de Criopreservacion, pero anuncian que se podría instalar en cualquier ciudad de España que estuviera dispuesto a acogerlo.

Criopreservar un cadáver cuesta unos 200.000 euros y consiste en inyectar una sustancia protectora y, para después, conservar el cuerpo de la persona fallecida a una temperatura de, al menos, 130 grados centígrados bajo cero.

A cambio, el Instituto Europeo de Criopreservación ofrece a sus posibles clientes preservar sus cadáveres a la espera de que, en el futuro, los avances científicos permitan curar sus enfermedades y algo no menos importante: devolverlos, de nuevo, a la vida.

Francisco Roldán es uno de los socios fundadores de este Instituto privado y es el primer español que ha solicitado legalmente en nuestro país ser criopreservado tras su muerte. Con este fin, ha presentado una solicitud en el Registro Autonómico de Voluntades Anticipadas de Málaga dependiente de la Delegación de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía. Si la respuesta a su solicitud es positiva, el Instituto Europeo de Criopreservación se instalaría en Andalucía. "Si ya se está criopreservando en Estados Unidos y en Rusia, ¿por qué no en Europa?" -pedía Francisco Roldán en la Cadena SER- alguien debe dar el primer paso, y esos somos nosotros".

Una técnica con futuro

En España ya funcionan algunas empresas dedicadas a la criogenización de tejidos, como los cordones umbilicales, pero no de cadáveres humanos.

En el caso de la criopreservación de cadáveres humanos, el protocolo de actuación es el siguiente: tras fallecer y a ser posible de forma inmediata, un equipo médico debe bajar la temperatura del cuerpo, extraer la sangre e introducir en su lugar un líquido criogénico, "una especie de anticongelante", aclara Francisco Roldán.

Posteriormente se trasladará el cuerpo a unas cápsulas herméticas ubicadas en el centro de preservación donde se inyectará nitrógeno líquido a alta presión cristalizando el cadáver a 130 grados bajo cero.

Según este Instituto privado , actualmente hay 1.000 cuerpos criopreservados en Estados Unidos y 2.000 personas ya han solicitado ser conservados cuando fallezcan

Cargando