¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Cándido Conde-Pumpido se aparta del caso de los ERE

El magistrado de la Sala de lo penal del Tribunal Supremo ha decidido abstenerse de participar en las deliberaciones o en la instrucción del caso de los ERES enviado por la juez Alaya al alto tribunal porque fue quien ordenó personalmente a la Fiscalía Anticorrupción que asumiera la investigación del caso cuando era Fiscal General del Estado.

Según han confirmado fuentes del entorno del magistrado, Pumpido considera que se dan las circunstancias para no intervenir en este asunto, porque "ha tenido conocimiento previo de los hechos que se pueden llegar a enjuiciar"

Pumpido firmó en marzo de 2011 el decreto por el que ordenaba a la Fiscalía Anticorrupción que llevara la acusación e investigación del caso, dada la relevancia del mismo. Esa circunstancia y el conocimiento previo que tiene a través de los datos que le aportaron entonces los fiscales, le obligan a abstenerse porque existe un conocimiento previo de las actuaciones. Una de las causas que permiten a los magistrados abstenerse o apartarse de los casos por estar "contaminados" por sus conocimientos del mismo.

Según las fuentes consultadas, Cándido Conde-Pumpido renunciará a participar una vez que el fiscal haya presentado ya su informe sobre si el Tribunal Supremo debe asumir la competencia del caso para su investigación.

Traslado al fiscal

La Sala II, de lo Penal del Tribunal Supremo que tendrá que decidir sobre la admisión a trámite (total o parcial) o la no admisión del caso de los ERE está formada por los magistrados Juan Saavedra (presidente), Miguel Colmenero, Jose Manuel Maza, Cándido Conde Pumpido y Antonio del Moral.

Los cinco magistrados darán traslado este jueves al fiscal de la exposición razonada enviada por la juez Mercedes Alaya para que elabore su informe correspondiente en el que debe decir si el caso es competencia o no, del alto tribunal. Los jueces también nombraran un magistrado ponente encargado de los tramites del caso.

Una vez emitido el informe del fiscal, estos cinco magistrados con la abstención de Conde Pumpido, decidirán si se admite o no la investigación contra los aforados por el caso de los ERE.

El Supremo pide al fiscal un informe sobre "el fondo" del caso ERE

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha solicitado hoy un informe a la Fiscalía sobre la exposición razonada elevada por la juez Mercedes Alaya el pasado mes de agosto, que se dirige contra los expresidentes de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán entre otros aforados.

La Sala II pide al fiscal informe sobre competencia y fondo. Es decir, si los indicios denunciados por la juez Alaya contra los aforados deben ser enjuiciados por este tribunal y también le solicitan un informe sobre el fondo del asunto. En este sentido, la fiscalia tiene la oportunidad de exponer su criterio sobre muchos matices de este caso.

En primer lugar, el fiscal evalúa si los indicios son sólidos y, por tanto, hay que asumir la investigación y continuar con ella. El ministerio publico debe también opinar sobre si la investigación esta completa, si falta algo, y por tanto debe ser devuelta a la juez Alaya para que finalice la instrucción. Es presumible que la fiscalia ante el Tribunal Supremo también se pronuncie sobre si el tribunal debe asumir todo el caso de los ERE o solo la parte que afecta a los aforados.

Ponente

En la misma resolución, la Sala Segunda del Tribunal Supremo, designa al magistrado Miguel Colmenero Menéndez de Luarca, como ponente del caso. Encargado de su tramitación y de la redacción de las resoluciones que adopte la Sala.

Cargando