¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Si vende su casa ahora pagará al Fisco cuatro veces menos que en 2015

La reforma fiscal elimina los coeficientes de actualización y de abatimiento que corrigen los efectos de la inflación en la ganancia de la venta de un inmueble

Si usted se propone vender su casa a partir del año que viene tendrá que pagar a Hacienda hasta cuatro veces más que si lo hace antes de que acabe 2014. Con la reforma fiscal (si no sufre modificaciones en el trámite parlamentario), a partir de 2015, se eliminan dos medidas (coeficientes de actualización y de abatimiento), que hasta ahora servían para corregir el efecto que tiene la inflación, la subida de los precios, sobre las casas o cualquier activo.

No valen lo mismo 6.000 euros en la actualidad (con los que si acaso compras una plaza de garaje), que un millón de pesetas en los años 80 (con los que igual sí podías adquirir una vivienda). Pues esa puesta al día del dinero con su equivalente en nuestros tiempos va a desaparecer.

Por ejemplo, una vivienda que se compró en 1978 por un millón de pesetas, no se vende ahora por 6.000 euros, su equivalente en la moneda actual, porque aquel millón de entonces era mucho dinero y esos 6.000 euros no son gran cosa en la actualidad ¿Qué sería lo probable? Que esa casa se vendiera hoy (supongamos) por 120.000 euros.

Una vez hecha la transacción, tenemos que declarar a Hacienda la ganancia que hemos obtenido con la venta. Ahora, por vender esa vivienda de 1978 pagaríamos al fisco unos 6.600 euros. Pero si esa misma casa se vende en 2015, vamos a tener que pagar 27.400 euros: cuatro veces más, casi 21.000 euros más, que hasta ahora.

Lo que se hará a partir del año que viene es gravar con un tipo de interés la diferencia, la resta, entre lo que costó la casa y su precio de venta. En este caso concreto, se entendería que hemos ganado con la venta 114.000 euros (120.000 menos 6.000), al que se le aplicaría un 24%, que son esos 27.400 euros a pagar a Hacienda, haciendo caso omiso a los cambios en el coste de la vida.

Los coeficientes de actualización y abatimiento permiten aplicar (de momento) una reducción a las ganancias patrimoniales de la venta de inmuebles adquiridos con anterioridad al 31 de diciembre de 1994. Esta reducción se aplica a la plusvalía obtenida hasta el 20 de enero del 2006.

Afán recaudatorio

El secretario general de los Técnicos de Hacienda (Gestha), José María Mollinedo, cree que, además del puro afán recaudatorio del Ministerio, también ha pesado lo que allí ven como una mala costumbre arraigada en los españoles: "una generalizada evasión tributaria que se produce al escriturar los inmuebles que se transmiten por debajo del valor realmente pagado", explica.

Mollinedo lamenta que los buenos contribuyentes paguen por los defraudadores y pide que se persiga más el fraude fiscal sin castigos generalizados.

Mercado inmobiliario

Desde el punto de vista puramente fiscal, si alguien quiere vender una vivienda ya, parece lógico que lo haga antes del año que viene si quiere ahorrar dinero, como apunta Luis del Amo, gerente del Registro de Economistas y Asesores Fiscales.

Y si muchos vendedores quieren pagar menos a Hacienda y deciden hacer este año la venta, la consecuencia, según Beatriz Toribio, jefa de Estudios de fotocasa.es, será que suban las ventas y bajen los precios, mientras que en los primeros meses de 2015 es probable que vuelvan a caer las ventas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?