¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los 10 pueblos más bonitos de la Comunidad Valenciana

Más allá de sus fabulosas playas y el turismo de masas que se da cita cada verano en sus resorts costeros, la Comunidad Valenciana cuenta con pueblos encantadores, relegados, en ocasiones, a un segundo plano. Poblaciones con majestuosos castillos, en los que las gestas medievales se entremezclan con el sabor mediterráneo de sus calles y el calor de sus gentes. De entre los 542 municipios diseminados por las provincias de Alicante, Castellón y Valencia, nos hemos quedado con diez. Aquí van los 10 pueblos más bonitos de la Comunidad Valenciana.

1 - Altea (Alicante)

altea2

Enclavada entre dos de las poblaciones turísticas más míticas de la Costa Blanca (Benidorm y Calpe), emerge Altea, hermosa atalaya coloreada de casas blancas que mira al Mediterráneo. Ésta población alicantina, de unos 22.500 habitantes, presume de contar con el título de “Capital cultural de la Comunidad Valenciana”, una designación que se justifica en un paseo por las travesías empedradas de su encantador centro histórico. Calles empinadas en las que se suceden las tiendas de artesanía, las galerías de arte, los restaurantes, y entre las que emerge la iglesia de Nuestra Señora del Consuelo, el hermoso templo de cúpulas azules que corona la ciudad y que ofrece una impresionante vistas del entorno. Mar, montañas, playas de guijarros y de fondo el peñón de Ifach, uno de los símbolos de la costa levantina.

2 - Xátiva (Valencia)

xativa

Dominada por un majestuoso castillo posado sobre la serra de Castell, la ciudad de Xátiva es una de las poblaciones che que atesora una mayor riqueza histórica y patrimonial. De origen íbero, por la ciudad han desfilado todo tipo de culturas: romanos, visigodos, árabes, judíos…; habiendo sido una de las poblaciones más importantes del Reino de Valencia (1238-1707), rivalizando con Valencia y Orihuela. Hoy en día, el espectacular castillo de Xátiva es el principal reclamo turístico de la ciudad, una doble fortaleza amurallada cuya fundación se remonta a la cultura ibérica y romana, pero cuya estructura actual es de estilo islámico y gótico. Asimismo, su casco antiguo fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1982, albergando la mayor parte del patrimonio monumental de la ciudad: la Seo de Xátiva (1596), el Hospital Real o la recoleta iglesia de San Francisco. Xátiva es para recorrerla desde la alameda de la Avenida de los Selgas hasta la calle Moncada, admirando la nobleza de sus casas solariegas y perdiéndose por las estrechas callejuelas de su centro histórico.

3 - Peñíscola (Castellón)

peiscola

Dejando a un lado los placeres mediterráneos de playa, sol y buena temperatura que han convertido a Peñíscola en una de las localidades más deseadas entre los veraneantes de la Comunidad Valenciana, está localidad castellonense presume de contar con un portentoso casco antiguo. Ubicada en una península rocosa unida a tierra por un itsmo de arena, la parte vieja se concentra bajo el límite de unas murallas erigidas en 1576 bajo mandato de Felipe II. En su zona más elevada, a 64 metros sobre el nivel del mar,  se localiza el inconfundible castillo del Papa Luna, obra románica construida por la orden de Los Templarios entre 1294-1307 y que recibe este sobrenombre en referencia a Benedicto XIII de Aviñón, una de las figuras religiosas más controvertidas de finales del siglo XIV y principios del XV. No obstante, si su patrimonio y las amplias playas no fueran suficiente reclamo, a escasos 14 kilómetros y dentro de su término municipal, se encuentra el Parque Natural de Sierra de Irta, un paisaje rocoso y de montaña junto al mar que cuenta con numerosos acantilados, calas y arrecifes marinos.

4 - El Castell de Guadalest (Alicante)

uada

A pesar de contar con una población de apenas 227 habitantes, este municipio alicantino posee numerosos atractivos turísticos. Para empezar, sorprende su espectacular emplazamiento junto a un enorme peñón rocoso en forma de cuchillo sobre el que se asienta una pintoresca fortaleza amurallada de aire medieval. Desde lo alto de su torre blanca se divisa un gran valle rodeado por imponentes sierras como la Xortá, Aitana y la Serrella. Una vista espectacular que justifica viajar a este pequeño pueblo de cuestas y calles adoquinadas al que en verano acuden hordas de turistas procedentes de la cercana Benidorm con objeto de ver su castillo o disfrutar de alguno de sus numerosos museos como son el de las miniaturas o el de la tortura.

5 - Bocairent (Valencia)

bocaaa

En el extremo sur de la provincia de Valencia, en la llamada comarca del Valle de Albaida, se localiza el rústico municipio de Bocairent, poseedor de una de las ciudadelas medievales más encantadoras de toda la Comunidad Valenciana. Localizado en la parte alta del cerro, éste núcleo antiguo de época árabe se compone de un entramado de calles estrechas con fuertes desniveles, escalones, plazoletas, diminutas ermitas y callejones imposibles, estando coronado por el campanario de  la iglesia de la Virgen de la Asunción, un templo barroco del siglo XVI considerado el símbolo más visible de la localidad. Además de este Conjunto Histórico-Artístico, el pueblo cuenta en sus alrededores con las Covetes dels Moros, un grupo de 53 cuevas artificiales cuyo origen se remonta a la época de dominación árabe y que fueron utilizadas por anacoretas; y la Sierra de Mariola, un parque natural con abruptos picos de caliza ideal para hacer rutas senderistas.

6 - Morella (Castellón)

morella

Evocadora y medieval como pocas, así es Morella. Ubicada en plena sierra del Maestrazgo, al norte de la provincia de Castellón, está histórica población es nombrada en el famoso Cantar de mio Cid. Pues fue en esta ciudad en la que el mítico caballero castellano escribió alguna de sus páginas más gloriosas. De aquellos tiempos medievales ha quedado una preciosa villa amurallada, de calles porticadas, casas blasonadas, edificios góticos, templos religiosos como la iglesia Arciprestal de Santa María La Mayor (s. XIV), y sobre todo una fortaleza inexpugnable: el castillo de Morella. Un fuerte del siglo XIII que se alza orgulloso en lo alto de una gran mola que domina este hermoso pueblo.

7 - Finestrat (Alicante)

finestrat

A los pies de una de las montañas más emblemáticas de la Comunidad Valenciana, el Puig Campana (1.410 metros), se asienta uno de los pueblos con mayor encanto de la Costa Blanca. El casco histórico de Finestrat se asoma elevado sobre un cerro de 238 metros, del que cuelgan sus viviendas tradicionales y sus callejuelas de origen morisco. Cultura, mar y montaña se dan la mano en esta población alicantina famosa por su pequeña cala, una minúscula salida al mar que limita con las playas de Benidorm y Villajoyosa.

8 - Chelva (Valencia)

chelva

En plena comarca valenciana de Los Serranos se localiza esta histórica población de cuya existencia se tiene constancia desde tiempos anteriores a las Guerras Púnicas entre romanos y cartagineses. Como ocurre con buena parte de las ciudades del levante español, fueron muchos los pueblos que dejaron su impronta en Chelva, de ahí la diversidad de barrios como Benacacira, de carácter árabe; el barrio judío de Azoque; o la morería del Arrabal. El casco urbano cuenta con una bonita alameda, una fuente con treinta caños, y numerosas ermitas y templos religiosos, entre los que destaca la iglesia de los Ángeles (1692). En los alrededores de Chelva se pueden realizar dos excursiones más que recomendables. La primera al acueducto de Peña Cortada, una maravillosa obra de la arquitectura civil romana realizada en el siglo I para llevar el agua a Sagunto; y la segunda, consiste en recorrer la llamada Ruta del Agua, un sendero circular junto a la ribera del río Chelva que se prolonga durante 4,5 kilómetros, en un entorno natural fascinante.

9 - Sax (Alicante)

sax alicante

Como ocurre con algunos de los pueblos más hermosos de la Comunidad Valencia, esta localidad alicantina está dominada por una fortaleza medieval construida en lo alto de un cerro rocoso. El castillo amurallado de Sax es, junto a las de Villena y Biar, la fortificación más destacada de la comarca del Alto Vinalopó. El pueblo en sí tampoco tiene desperdicio, su casco antiguo tiene un regusto muy mediterráneo, con sus calles estrechas, su colorido, sus plazas, sus cuestas y sus ermitas e iglesias, como la de la Asunción (s.XVI). Asimismo, cuenta con una tradición culinaria muy arraigada, siendo casi un pecado marcharse de Sax sin probar la célebre gachamiga que se despacha en la mayor parte de los bares y tabernas del pueblo.

10 - Villafamés (Castellón)

villafames

Cerca de Castellón, pero lejos de todo, se localiza Villafamés, una de las joyas más preciadas de la provincia castellonense. Con una población que ronda los 2.000 habitantes, esta localidad repite la disposición clásica de buena parte de los municipios de la Comunitat: un castillo medieval en lo alto de un promontorio rocoso vigilando las casas del pueblo que quedan a sus pies. Su casco antiguo es encantador, con calles estrechas jalonadas por balcones floridos que convierten el paseo en un verdadero placer. Asimismo, a pesar de su pequeño tamaño, cuenta con algunas atracciones muy interesantes como el museo de Arte Contemporáneo, ubicado en el palacio del Batlle; la iglesia de la Asunción, del siglo XVII; y el museo del Vino, pues es esta una importante zona de viñedos.

___________________________________________________________________

Te puede interesar:

  • Los 10 pueblos más bonitos de Andalucía
  • Los 10 pueblos más bonitos de Asturias
  • Los 10 pueblos más bonitos de Castilla-La Mancha
  • Los 10 pueblos más bonitos de Castilla y León
  • Los 10 pueblos más bonitos de Extremadura
  • Los 10 pueblos más bonitos de Madrid
  • Los 10 pueblos más bonitos del País Vasco

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?