Almuerzo en Bruselas para llamar a la unidad del PSOE

Sánchez se reúne con sus eurodiputados y apelan a la estabilidad para las municipales ante el debate interno

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, interviene ante el plenario del grupo socialista del Parlamento Europeo / ()

Pedro Sánchez aprovechó el viaje que hizo este miércoles a Bruselas para reforzar su perfil -prepara otras visitas al extranjero- pero también para encontrarse con los 14 diputados que tiene el PSOE en el Parlamento Europeo. El almuerzo, en el que participaron dirigentes que preservan influencia en el partido como Elena Valenciano, José Blanco o Ramón Jáuregui, se produce cuando los socialistas tratan de cerrar el debate interno en el que se han enredado de nuevo, esta vez a cuenta del liderazgo de Sánchez. El mensaje común, más allá de las diferencias de varios de los parlamentarios con su secretario general, es que toca mantener la unidad del partido al menos hasta las elecciones andaluzas del 22 de marzo y las municipales y autonómicas de mayo, según coinciden los dirigentes consultados.

"Se trataba de apelar a la estabilidad del partido para afrontar las elecciones que tenemos por delante", resume un participante del encuentro, en el que tomaron la palabra prácticamente todos los comensales. Unos describen que hubo buen clima y otros lo matizan: "No fue malo". "Hemos reivindicado unidad y lealtad", apuntaba un tercer socialista que reconoce, y eso lo asume todo el mundo, que el PSOE atraviesa un momento enrarecido.

Algunas voces reclamaron marcar a las claras los objetivos políticos del partido y recuperar a los votantes que el PSOE perdió en las generales de 2011, cuando obtuvo su mínimo histórico. Otros propusieron enfatizar la lucha contra los privilegios en el discurso económico y hubo apoyos también al pacto antiterrorista que Sánchez espera cerrar este jueves con Mariano Rajoy. En el equipo del secretario general destacan que hubo ambiente de unidad y creen que el viaje a Bruselas resultó de provecho porque expuso su propuesta económica en el Europarlamento, se entrevistó con el comisario Moscovisci y tuvo un buen recibimiento de los socialistas europeos. A Bruselas no parecían llegar los ecos del debate que acompaña al partido los últimos días.

Aunque resultó difícil que la cena de Zapatero y Pablo Iglesias no apareciera por lo menos en los corrillos de la Cámara porque estaba también en la ciudad Emiliano García Page, que asistió a aquella velada como informó la SER. Page, de hecho, estuvo en el Parlamento durante la intervención de Sánchez, en la que habló de 2015 como el año "del renacimiento del socialismo español".

En los últimos días, Pedro Sánchez ha defendido su legitimidad, basada en que fue elegido por la mayoría de los militantes para el cargo de secretario general. Ahora los socialistas esperan que el temporal escampe y la conferencia autonómica de este fin de semana en Valencia -que reunirá a todos los secretarios generales- permita centrar a la organización en sus próximos compromisos electorales. Este miércoles, por lo pronto, una granizada intensa despidió a la delegación socialista de la capital comunitaria.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?