¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Ocho guardias civiles, imputados por la expulsión ilegal de inmigrantes en Melilla

El juez Emilio Lamo de Espinosa cita a declarar en “en calidad de imputados” a ocho guardias civiles que aparecen en las imágenes tomadas el pasado 15 de octubre en la valla de Melilla

Un vídeo muestra la entrega de un inmigrante inconsciente a Marruecos / ONG Prodein

En el vídeo que difundió la ONG Prodein se ve a los agentes golpeando a un joven camerunés, Danny, que estaba ya en la carretera de Melilla que rodea el perímetro fronterizo, y al que después arrastran hasta la puerta de vallado y entregan a las autoridades marroquíes. Una expulsión que generó una gran polémica por la crudeza de las imágenes y a las que se refería el pasado domingo el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en La Sexta, intentando restar credibilidad al denunciante, la ONG Prodein, y señalando que el inmigrante “había simulado” su desvanecimiento a pesar de los golpes que los guardias civiles le propinan, tal y como se ve en el vídeo aportado a la causa.

En el auto del juzgado de instrucción número 2 de Melilla, al que ha tenido acceso la Ser, el juez señala de oficio que “los hechos e indicios expuestos, justifican la imputación de las personas citadas” y detalla que es necesario determinar si alguno de los agentes que actuaron el pasado 15 de octubre podría, al menos, haber cometido “ un delito de trato degradante, y en el supuesto de que pudiera determinarse que alguno de los inmigrantes hubiera sufrido una lesión a consecuencia de la acción de algún agente, de un delito de lesiones”. El juez señala que tal y como se ve en el vídeo que sirvió como soporte de la denuncia de la ONG Prodein, el inmigrante Danny “es rodeado y golpeado por un grupo de guardias civiles, empleando las defensas, siendo posteriormente trasladado en volandas hasta Marruecos desde España” y también señala que “ es necesario determinar si tal empleo de la fuerza fue o no contrario a derecho, teniendo en cuenta que en la grabación aportada por la Guardia Civil, el ciudadano subsahariano parece empuñar un garfio en la mano derecha”, cita literalmente en el auto.

A raíz del informe sobre los hechos del 15 de octubre, entregado por la Dirección General de la Guardia Civil, el juez considera que también tratará de determinar si alguno de los inmigrantes que saltaron aquel día la valla pudiera haber cometido algún delito de atentado a agentes de la autoridad, lesiones y daños, “al emplear objetos peligrosos y dañando los elementos materiales que conforman el perímetro fronterizo”.

Y de nuevo, en la línea que lleva manteniendo el juez desde el inicio de las actuaciones, vuelve a subrayar que su investigación tiene por objeto esclarecer si tanto el 18 de junio, el 13 de agosto como el 15 de octubre” se llevaron a cabo en la valla de Melilla entrega de ciudadanos extranjeros a las autoridades marroquíes sin observar la legislación española vigente y, si esto fuera así, si tal manera de actuar pudiera ser constitutiva de infracción penal, en concreto de un delito de prevaricación”, por el que ya fue imputado el Teniente Coronel de la Comandancia de la Guardia Civil en Melilla.

Pide que se identifique y localice a tres jóvenes testigos de la violenta expulsión de Dani, un camerunés que recibió golpes de los agentes de la Guardia Civil y fue llevado a rastras hasta la puerta de la valla para ser entregado a Marruecos.

Además solicita un examen forense para dos de los testigos de los hechos y llama a declarar a otros dos ya identificados por la Policía Nacional.

El magistrado solicita también al CETI (Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes) de Melilla que localice a migrantes que hubieran entrado en la ciudad el 18 de junio, el 13 de agosto o el 15 de octubre de 2014, las tres fechas de “devoluciones en caliente” que está investigando el juez.

A la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla, el titular del juzgado de instrucción número 2 de la Ciudad Autónoma, le pide la identidad y el número total de inmigrantes que “que fueron entregados a las Fuerzas de Seguridad Marroquíes “ el pasado 15 de octubre. Pide también a la Comandancia que le de la identidad del inmigrante sobre el que se investiga , Danny, y que indique cualquier dato que pueda permitir su localización para poder citarle . Pide también a los mandos del Instituto Armado los informes de Hospitales de Marruecos a los que se refiere “el informe de la Dirección General de la Guardia Civil y presentado en la Fiscalía de Melilla “el pasado 12 de diciembre, donde los mandos señalan que el joven, expulsado y filmado por los vídeos difundidos por la ONG Prodein, no fue hospitalizado y no sufrió lesiones de consideración.

El juez que quiere agilizar la instrucción para acabarla lo antes posible, como señala en el propio auto, “es preciso finalizarla a la mayor brevedad”, pide además otra serie de actuaciones para poder avanzar o no definitivamente en el proceso. En ese sentido pide a la Comandancia los “archivos generales del registro de operaciones” y “el registro de comunicaciones” de las tres fechas investigadas 18-06-14, 13-08-14 y 15-10-14.

Otro punto interesante de la petición del juez a la comandancia es que le reclama “la descripción del protocolo seguido para comunicar las órdenes a los agentes actuantes en el perímetro fronterizo (en las fechas señaladas) indicando si las mismas se efectúan por escrito o de manera verbal y las órdenes específicas que se imparten en relación a la forma de proceder con los inmigrantes que no superen el cordón policial de vigilancia” señala el magistrado.

También señala el juez que quiere tomar declaración como testigos a varios agentes de la Guardia Civil citados en las actuaciones para comprobar si los hechos descritos por este informe pudieran haber sido constitutivos de delitos de atentado a los agentes de la autoridad, lesiones y daños, en referencia a presuntas agresiones de algunos de los inmigrantes a esos agentes el pasado 15 de octubre.

Además, el juez dispone que se le ofrezca a la Delegación del Gobierno en Melilla a que presente acciones y que describa de manera detallada “la totalidad de los daños acaecidos en la valla de Melilla “las tres fechas investigadas y si esos daños “se encuentran asegurados mediante póliza en vigor”.

La AUGC pide la dimisión del ministro

La asociación mayoritaria de agentes dentro del Instituto Armado, la AUGC, (Asociación Unificada de Guardias Civiles) exige la dimisión del Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, al considerarlo incapaz de defender a los guardias civiles y ante la acumulación de imputaciones , 24, en menos de una semana, entre los 16 agentes imputados por los sucesos del Tarajal en Ceuta el pasado viernes, y los 8 de hoy en Melilla.

"Esto es fruto de la nefasta política del ministro del interior, el ministro hace mucho tiempo que dejó a los pies de los caballos a los agentes de la Guardia Civil, por eso desde la AUCG pedimos la dimisión inmediata del Ministro del Interior" ha declarado a la Cadena SER, Juan Antonio Delgado, portavoz de la AUGC.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?