¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Otros usos para el microondas que no son para calentar la comida

A 70 años de su creación, este electrodoméstico puede tener múltiples utilidades en la vida diaria

El microondas es uno de los inventos que, si bien fue descubierto por casualidad (mientras se buscaban mejoras para el radar) es un electrodoméstico indispensable en los hogares de todo el mundo.

Y si bien su uso principal sea el de recalentar la comida o hasta elaborar algunos platillos culinarios, hay múltiples usos que se le pueden dar y así, facilitar algunas actividades que forman parte de tu rutina diaria.

A 70 años de su creación, hemos recopilado algunos usos que se le da al microondas:

  • Pelar tomates: Después de lavar y cortar los tomates por la mitad, colócalos boca abajo en el horno durante 4 o 5 minutos hasta que la piel se empiece a desprender por los bordes. Después deja que se enfríen durante unos minutos y retírale la piel con una sola mano. También puedes ablandar algunos vegetales como los aguacates, por ejemplo.
  • Recuperar sellos: Aunque ahora es menos común enviar una carta por correo tradicional hay algunas personas que aún lo hacen. Si pegó mal el sello o si escribió equivocadamente la dirección del destinatario en la carta, humedezca ligeramente el sello, introduce la carta en el microondas al menos 20 segundo y en máxima potencia. El sello se despegará sin mayor esfuerzo.
  • Desinfectar ropa, esponjas y frascos: Mete en un recipiente grande con agua jabonosa, ropa de algodón e incluso esponjas. Caliéntalo a máxima potencia por diez minutos. Las bacterias morirán por las altas temperaturas. En el caso de los frascos, coloca un recipiente con agua y sumerge el frasco. Caliéntalo por dos minutos. Luego, retíralo y límpialo con un paño.
  • Ablandar la cera: La cera que viene en las tiras para depilación rápida puede calentarse más rápido y mejor si lo metes al microondas. Colócalas en el plato giratorio y en dos minutos a temperatura alta podrás utilizarlas sin quemar tu piel.
  • Despegar un chicle: Calienta durante unos segundos una cucharada de vinagre y vértela en un paño. Usa este trapo para frotar el chicle para retirarlo.
  • Cortar cebolla sin afectar los ojos: Introduzca al microondas una cebolla con los extremos cortados, por 30 segundos, para evitar que al seguir rebanando dicha verdura los ojos lloren
Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?