¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Bosco: realidad alucinada

El Museo del Prado vuelve a contar de nuevo con el apoyo de la Fundación BBVA que ha comprometido dos millones y medio de euros durante los próximos 4 años. Contribuirán a que pueda organizarse la exposición sobre el Bosco, que comenzará en mayo y para la que las entradas ya están a la venta.

El olfato intuye lo que puede convertirse en un bombazo, con permiso retroactivo del Dalí del Reina Sofía y puede que también del Velázquez que hace poco más de dos décadas provocó colas interminables.

El artista se llamaba Hieronymus Bosc, en España conocido como el Bosco. Su nombre se mantuvo en el “candelero” incluso hasta casi 90 años después de su muerte. Apabullante fama de un artista más que especial. Y luego nada. Silencio. El casi-olvido. Apabullante olvido de casi 300 años. Hasta ser redescubierto por freudianos, surrealistas, artistas y público.

El Jardín de las delicias. El carro de heno. El tríptico de las Tentaciones de San Antonio. Son sus obras maestras. Y van a estar en la exposición del museo, que será más completa que la que organizarán los propios holandeses en honor del flamenco, cuya muerte cumple el año que viene su quinto centenario.

No hay más que mirar esos cuadros (y otros) para darse cuenta de que sus personajes y animales y situaciones pueden parecer alucinaciones. Si se mira con atención, resulta inquietante, perturbador, enigmático, provocador y persona, muy personal.

La exposición serán también dibujos, tapices y un documental que dirige López Linares, Los sueños de la Razón en conversación con El Jardín de las Delicias, que se estrenará en mayo del año que viene, que es cuando se abre la muestra.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?