¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

"Lo inevitable en el momento más inoportuno"

Varios miembros de la dirección nacional del PP utilizan el término “asqueroso” para referirse a las detenciones de sus compañeros valencianos, están preocupados por ver cómo salpica a Rita Barberá y a Gerardo Camps y temen que afecte a las negociaciones para formar Gobierno

El presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, conversa con la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, durante la segunda jornada de la convención regional del PPCV 2006 el 28 de mayo de 2006. / /

En la cúpula conservadora califican lo sucedido de "asqueroso", "alucinante" y "decepcionante". Dicen que no se puede trabajar tanto para que luego vengan “unos chorizos” y lo estropeen todo así. Varios dirigentes del PP piensan que de esta forma es imposible que se recupere la imagen de su partido y reconocen que han vivido las detenciones de sus compañeros valencianos como "una auténtica pesadilla".

En las filas populares nos reconocen que les ha estallado “lo inevitable, en el momento más inoportuno”. El PP está imputado por la destrucción de los ordenadores de Bárcenas. Y a eso se suma Rato, caja b, ahora la trama Acuamed… “Cada día, nos llevamos un susto. Esto es lo que pasa cuando pones un circo y te crecen los enanos. Por no parar las cosas a tiempo”, comenta un cargo territorial. Además, muchos en el PP temen que todo esto se utilice para afianzar el frente común contra ellos: “Tienen la excusa perfecta para su pacto del Tinell”.

Aunque desde el Gobierno han tratado de salir del paso, recordando que la justicia funciona para todos. La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría ha señalado que en España “no hay impunidad” y que “los delitos se persiguen”, sin importar el color político.

Pero en el Congreso de los Diputados, Rafael Hernando, ha defendido a los suyos, atacando a Podemos. Ha sido cuando se le ha preguntado si lo ocurrido podía afectar a las negociaciones del PP con Ciudadanos. Lo ha negado, señalando que su formación había tomado medidas. “Me gustaría que se utilizara la misma vara de medir que se emplea con Pablo Iglesias, quien ahora no se podría sentar en este Parlamento al estar acusado de haber recibido financiación de Irán, Venezuela y otros países”, ha señalado en su rueda de prensa.

El portavoz del PP en la Cámara baja ha dicho, además, que su partido es "inflexible" en la lucha contra la corrupción: “Actúa con contundencia”. Sin embargo, él no va a reclamar el acta a Gerardo Camps. Aunque su nombre aparece en la investigación como uno de los principales sospechosos en la trama de comisiones. “No conozco los detalles. En principio, creo que el señor Camps no tiene ningún tipo de responsabilidad en ese asunto”, ha sido su argumento.

El Grupo popular ha hablado con el diputado. Este les ha dicho que estén tranquilos que no hay nada. Y todos en el PP cruzan ahora los dedos para no encontrarse, en el futuro, con un nuevo caso como el de Pedro Gómez de la Serna. También están bastante preocupados por cómo puede afectar a su senadora, Rita Barberá.

Cargando