¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La OMS critica a España por aceptar 'regalos' de las tabacaleras para luchar contra el contrabando de tabaco

El material tecnológico que Philp Morris cedió a la Guardia Ciivl "vulnera el Convenio Marco de la OMS contra el tabaco", según han explicado a la SER desde la Organización Mundial de la Salud

Fue el pasado mes de octubre de 2015. El Director General de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa y el Director General de Philip Morris Spain, Mario Alejandro Masseroli firmaron “un acuerdo para la aportación de medios para la lucha contra el contrabando de tabaco”, según explicó la benemérita en una nota de prensa.

Gracias a ese acuerdo, la tabacalera Philip Morris regaló a la Guardia Civil “cámaras acuáticas, sistemas de visión nocturna, dos furgonetas con escáner, y hasta 100 dispositivos móviles que tienen integrado un sistema para verificar la autenticación y rastreo de productos del tabaco”.

La cesión de ese material, según ese acuerdo, busca ayudar a los agentes en sus “actuaciones contra el contrabando de productos de tabaco”.

El problema es que ese acuerdo “vulnera el Convenio Marco contra el Tabaco de la OMS y el Protocolo para la Eliminación del Comercio Ilícito, según advierte a la SER, Carmen Audera, que trabaja para la Secretaría del Convenio Marco contra el Tabaco de la OMS, “ese acuerdo [con las tabacaleras] está totalmente en contra de los estipulado, tanto en el protocolo, como el Convenio Marco”.

“Las tabacaleras están directamente involucradas en el comercio ilícito"

Ese acuerdo no respeta la normativa internacional porque “ese protocolo deja muy claro que no se puede dejar que la industria tabacalera forme parte de las políticas para luchar contra el comercio ilícito, lo dice claramente en su artículo 8”, advierten desde la OMS, pero también se vulnera el artículo 5.3 del Convenio Marco donde se deja bien claro que los gobiernos deben proteger sus políticas de Salud Pública “contra los intereses comerciales y otros intereses creados de la industria tabacalera”.

Es decir, la industria tabacalera no puede interferir en esa lucha contra el contrabando de tabaco porque es parte interesada. “Las tabacaleras están directamente involucradas en el comercio ilícito”, alerta Carmen Audera, “sabemos que la industria tabacalera ha participado en la organización del comercio ilícito, son ellos mismos los que producen tabaco para ser vendido a precios menores a través del contrabando”.

Por eso, la reflexión desde la OMS es clara, “ellos son parte del problema, por lo tanto, no pueden ser parte de la solución”.

 La contradicción de España

“España también ratificó esos convenio”, recuerda Auderá, de ahí, que este polémico acuerdo entre la Guardia Civil y Philip Morris se vea “mal, muy mal” desde la OMS, “como española me siento enfadada y disgustada”. Es más, desde la OMS recuerdan amargamente que “precisamente, en 2015, España fue premiada por su labor hecha en la lucha contra el comercio ilícito de tabaco. Es una pena que un país que hemos puesto como ejemplo en la lucha, ahora firme este tipo de acuerdos que van totalmente en contra de lo estipulado”.

Organinzaciones científicas y médicas piden su anulación

LA GUARDIA CIVIL DEFIENDE LA LEGALIDAD DEL ACUERDO FIRMADO CON PHILIP MORRIS

La Guardia Civil defiende que estos acuerdos son “adecuados, oportunos y legales”, según han explicado a la Cadena SER desde la benemérita. Estas fuentes aseguran que la Guardia Civil firmó este acuerdo de cesión porque “previamente hubo un informe favorable de la Abogacía del Estado”.

La Guardia Civil ampara la cesión de todo ese material tecnológico, basándose en el acuerdo que la Comisión Europea y Philip Morris International firmaron en 2004 destinado a combatir el contrabando y la falsificación de cigarrillos – ese acuerdo expira ahora en 2016-.

Ese acuerdo es el que posteriormente el Gobierno español ha dado forma a través varios Reales Decretos, como los RD 1769/2010, RD 152/2013 y RD 545/2011

El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, la Organización Médica Colegial, la iniciativa ciudadana ‘para el avance de la Ley del Tabaco’ y el Institut Catalá d’Oncología han enviado una carta al Gobierno español en la piden al Presidente en funciones, Mariano Rajoy que declare nulo este acuerdo con Philp Morris, pero también los que la Guardia Civil firmó anteriormente con Altdis y Cetarsa.

A nivel político, el Partido Socialista también ha registrado en el Congreso una petición para que el actual director general de la Guardia Civil comparezca en la próxima Comisión de Interior para que aclare los términos de estos acuerdos.

Temas relacionados

Cargando