MONTAÑISMO

Alex Txikon hace historia con la primera ascensión invernal al Nanga Parbat

El montañero vizcaíno y sus tres compañeros han logrado la primera ascensión invernal a la cumbre de 8.126 metros situada en Pakistán

Alex Txikon y su expedición al Nanga Parbat. / ()

Alex Txikon y sus compañeros el italiano Simone Moro y el pakistaní Ali 'Sadpara' han logrado la primera ascensión invernal del Nanga Parbat (8.126 metros), en Pakistán, ha informado su equipo de apoyo.

A las 15.37 hora local pakistaní el equipo que espera en el campo base ha recibido vía walkie-talkie la confirmación desde la cima de que los tres habían llegado. La cuarta componente, la italiana Tamara Lungfer, se había parado unos metros más abajo y se desconoce si posteriormente ha conseguido la cima.

Los cuatro habían descansado este jueves unas horas en la tienda del campo 4 (a 7.200 metros) y han iniciado el asalto a la cumbre a partir de las 5:30-6:00 de la mañana de este viernes (hora local). Se trata de una hora tardía para subir un ocho mil, pero han decidido esperar a que amaneciera porque de noche hace demasiado frío, entre 35 y 40 grados bajo cero.

Según han podido comprobar desde el campo base -desde donde se ve la ascensión si la visibilidad es buena-, Txikon y sus compañeros han superado sin dificultades el largo valle Bazin, una larga caminata sobre nieve dura, hasta llegar a la base de la pirámide que forma la cumbre.

Allí, han observado que al principio Txikon y los italianos Moro y Lunger iban juntos en el inicio del corredor de nieve y hielo que sube a la cumbre, mientras que Ali Sadpara se ha desmarcado por la derecha, sobre terreno rocoso. Al final, los tres hombres han llegado a la cumbre, y de momento se desconoce si Lunger lo ha logrado.

Tras lograr la cima a una hora tardía, el objetivo ahora es regresar a pasar la noche en la tienda del C4 (7.200 metros). Dadas las buenas condiciones climatológicas y que el descenso hasta allí es relativamente sencillo -lo más complicado de la ascensión está por debajo, en el muro Kinshoffer-, se espera que lo consigan sin tener que vivaquear.

No obstante, dependerá de su estado físico, de la llegada de la oscuridad y de que no varíen las buenas condiciones climatológicas, muy cambiantes en el Nanga. Esperando que lleguen hoy al campo 4, pasarán la noche allí y mañana intentarán bajar de un tirón hasta el campo base, cuando verdaderamente finaliza la expedición.

El Nanga Parbat era uno de los dos únicos 'ochomiles' -el otro es el K2 (8.611 metros)- que jamás se ha escalado en invierno. Txikon, con diez "ochomiles" en su haber, ya tuvo que desistir el invierno pasado de lograr su cima cuando le quedaban unas tres horas para la cumbre y este año ha regresado para culminar el reto.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?