¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Síguenos Sigue la información sobre Televisión en Twitter Sigue la información sobre Televisión en Facebook

El auténtico Ministerio de Igualdad: el del Tiempo

Las actrices de la serie de La 1 se muestran encantadas con el trato de esta serie a los personajes femeninos

Natalia Millán y Aura Garrido en un capítulo de 'El Ministerio del Tiempo' /

La actriz Natalia Millán comenta en tono muy positivo la mirada que la serie 'El Ministerio del Tiempo' ofrece del homosexualidad femenina en mujeres de mediana edad, un tema que en la ficción televisiva española parece tabú. Por fortuna, ya se superó la etapa en la que la orientación sexual de todos los personajes de una serie se reducía a chico le gusta chica y viceversa. Existe ahora una brecha generacional y de género en tanto que resulta mucho más sencillo encontrar en las series españolas personajes gays jóvenes y masculinos que aquellos que se hallan en la cuarentena de años -o más- y son mujeres.

No significa que no existan. En la segunda temporada de 'Sin Identidad', prácticamente la trama principal del personaje de Lydia Bosch discurría en sus contradicciones para aceptar su atracción por las personas de su mismo sexo. Pero no es lo común en las series españolas. De ahí que Natalia Millán elogie el trato que 'El Ministerio del Tiempo' da al personaje de su compañera Cayetana Guillén Cuervo. Irene Larra -que así se llama- es una mujer de carácter fuerte, muy independiente, humana -pues también sucumbe ante las debilidades- y que siente una pasión irrefrenable por otras mujeres de gran intelecto. Los guiones de 'El Ministerio del Tiempo' han sabido cuidar tan bien a Irene Larra, que Cayetana Guillén-Cuervo se ha convertido en un icono para el colectivo LGBT. No en vano, la actriz fue una de las pregoneras en el Orgullo 2015.

"Es una serie excepcional en muchos sentidos y, en el tratamiento que hace de la mujer, particularmente. Nos da la oportunidad de hacer personajes femeninos con vida propia, y que presenta unos personajes femeninos cuyas historias y valores podrían ser igual a cualquiera de las que tendría un personaje masculino. Ni más, ni menos", apunta Aura Garrido, protagonista de 'El Ministerio del Tiempo' que recientemente ha sido premiada con el Fotograma de Plata como mejor actriz de Televisión.

Cayetana Guillén-Cuervo es Irene Larra, en 'El Ministerio del Tiempo' / RTVE

En la misma línea opina su compañera Natalia Millán, que ve crucial la presencia de mujeres en el equipo que toma las decisiones de la serie ya que eso revierte en el planteamiento de los roles de los personajes femeninos: "son personajes con carácter, autónomas, que toman sus propias decisiones y no están a la sombra de los personajes masculinos. Hay mujeres y guionistas también en el equipo. No es la paridad absoluta, pero se nota que hay mujeres entre los guionistas". En efecto, en el equipo técnico y artístico de 'El Ministerio del Tiempo' la presencia de las mujeres es notable; también en la toma de decisiones donde Anais Schaaff es guionista y socia de una de las productoras de la serie [Cliffhanger] y su hermana, Abigail, una de las directoras. Aunque, como recuerda Natalia, ni aquí se produce la auténtica paridad y es que… "Hay más personajes masculinos que femeninos porque en la Historia, lamentablemente, a las mujeres no se les dejaba destacar".

Menos mal que, como en el último capítulo emitido, los guiones de esta serie corrigen parte del ostracismo al que la Historia ha sometido a la mujer y pone en valor la figura de personajes femeninos como la de aquella monja abadesa que se ganó la confianza de todo un emperador como Napoleón Bonaparte al que logró embaucar para perdonar la vida de unos españoles detenidos por el ejército francés.

La televisión, reflejo de la sociedad

"De manera bastante deficiente. Las mujeres tenemos ahí una pelea importante y, desgraciadamente, no solo es en nuestro país". Así responde Natalia Millán cuando se le pregunta por el trato que da, en general, la ficción española a la mujer. "Inevitablemente, la televisión es reflejo de la sociedad. En este sentido, creo que era importante preguntarnos cómo estábamos definiendo a la mujer y cómo la estábamos poniendo en nuestras pantallas. Es terrible darte cuenta de que, por lo general, todos los personajes que te llegaban eran mujeres pendientes de una historia de amor donde todo lo demás era secundario, si es que lo había", apunta Aura Garrido.

Para la joven actriz (26 años), la manera en la que las series dibujan a las mujeres -casi siempre en función de un hombre- es una muestra de que la desigualdad de género no solo supera arreglando diferencias salariales o alcanzando la paridad en los puestos de dirección de empresas: "Si existe una desigualdad salarial entre hombre y mujer y si existen desigualdades de género en otros estratos es porque existe una desigualdad cultural, social, educacional… Por eso es importante el debate y hablar de ello, porque cuanto más hablemos de ello más va a penetrar en nuestras consciencias, más nos vamos a replantear situaciones cotidianas que dábamos por supuesto. Al final, esto es un proceso educacional para poder llegar a un cambio real".

Defiende esta actriz que, en muchas ocasiones, el machismo no se halla en personas individuales, sino que son los mecanismos del sistema los que actúan como una losa que impide el progreso de la mujer: "Estoy segura de que, muchas veces, se han intentado hacer [en otros proyectos] personajes femeninos diferentes y no ha sido posible porque la cadena, la productora o lo que fuera… pensaron lo mismo que la productora de 'Star Wars' con sus juguetes: no se creó el juguete del personaje protagonista femenino, Rey, porque pensaban que ese juguete no lo iban a comprar los niños. Son conceptos que se dan por supuestos, pero no son reales. ¿Por qué un niño no va a comprar un juguete porque sea de una mujer?".

En este sentido, Aura cree que 'El Ministerio del Tiempo' se aparta de lo común: "Ha intentado no someterse nunca a los planteamientos establecidos en televisión hasta ahora. No ha cedido a ciertas cosas que se daban por supuesto".

Los miedos en la mujer para alzar la voz

Amelia (Aura Garrido) apunta a Aurora (Natalia Millán) en 'El Ministerio del Tiempo'; dos mujeres enfrentadas por defender lo que creen más justo / RTVE

En el camino hacia la búsqueda de una igualdad real entre hombre y mujer es importante que aquí o en el país que sea haya mujeres, conocidas y respetadas, que se mojen públicamente y critiquen aquello que el sistema o la sociedad no está haciendo bien en este sentido, por más que a ellas les haya ido de fábula en este hábitat. Actrices internacionales como Jenifer Lawrance, Emma Watson y españolas como Inma Cuesta o Michelle Jenner han levantado mucha polvareda en medios de comunicación gracias a la censura pública que han realizado de cánones de belleza femeninos, desigualdad salarial, discriminación de género…

"Somos personajes públicos, simplemente, es el hecho de que nos dan voz para hablar cuando a otras personas no se les da esa voz. Nosotras tenemos la posibilidad de hablar, nos hacen preguntas y respondemos. Esto nos da la posibilidad de defender ciertas cosas en lo que creemos. Creo que es importante hablar de esto, sacar el debate a la sociedad, en un entorno público", afirma Aura Garrido. "Soy muy joven y llevo poco tiempo trabajando en esto, con lo cual no lo he vivido tanto como compañeras de más edad que llevan más años trabajando en esta industria. Pero sí he vivido muchas situaciones muy desagradables y muchas cosas que no entendía, simplemente por el hecho de ser mujer".

Pero en un sector, como el audiovisual, que mueve tanto dinero, en el que la imagen que se proyecta es tan importante -en ocasiones, tan falsa- y donde los supuestos están tan instaurados, romper moldes se antoja complicado: "Durante mucho tiempo he visto el miedo que había de hablar de ciertas cosas. Parecía que si empezabas a criticar estereotipos o cosas que estaban tan arraigadas y dadas por supuesto era como si no quisieras trabajar en esto; daba miedo que no te volviesen a contratar nunca. Hay que perderle el miedo, hay cosas de las que hay que hablar… y punto. Eso no quiere decir que seas una ingrata, es que si queremos mejorar, tenemos que hablar de lo que está mal", confiesa Aura.

Así que, escuchando las palabras de las actrices de 'El Ministerio del Tiempo' sobre la situación de la mujer en la ficción española -y comprobando que su análisis es muy parecido al que hace unos meses ya hacían las protagonistas de la serie 'Vis a vis'- no es para menos reconocer las barreras y los techos de cristal que rompe esta serie -y alguna que otra más- en el tratamiento que ofrece de la imagen de la mujer. "No se pueden hacer personajes únicamente en función del personaje masculino: la mujer, la amante, la secretaria… tienen que ser personajes con identidad propia", reivindica Natalia Millán.

En 'El Ministerio del Tiempo' no ocurre esto; sus personajes son creados para ser admirados, entretenidos o repudiables, con independencia de su género. Sus personajes femeninos, igual pueden desempeñar el rol de secretaria que el de jefa de una patrulla de soldados o alto cargo de público. Aunque este sea un ministerio con puertas al pasado, en aspectos como la igualdad de género, más bien supone una puerta al futuro.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?