¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Cebrián, en el 40 aniversario de ‘El País’: “Los valores de rigor y excelencia valen para cualquier momento”

  • Mariano Rajoy “ha culminado su ciclo”, según el presidente de Prisa
  • Sobre la situación política actual, asegura que “los líderes políticos están mirando más a su ombligo que a las necesidades de los españoles”

Juan Luis Cebrián, en un momento de la entrevista con Pepa Bueno. /

Juan Luis Cebrián contempla los primeros 40 años del diario El País, del que fue su primer director, con emoción pero sin nostalgia, que es “mala consejera”, y sin entrar en futuribles sobre el periodismo de las próximas décadas.

El periódico de entonces (su primer número salió a la calle el 4 de mayo de 1976) y el de ahora, inmerso en plena transformación digital, no solo no son diferentes sino que tienen “mucho que ver”, según Cebrián: “Los valores fundamentales y la coherencia editorial se han mantenido”. 40 años después, El País continúa ejerciendo un periodismo riguroso, que comprueba las fuentes, que habla con las partes del conflicto, que no es sectario, que defiende la democracia, las libertades públicas, la incorporación de España a Europa y la integración de los pueblos latinoamericanos. “Los valores de rigor y excelencia profesional valen para cualquier momento”, ha remachado el presidente de PRISA (grupo editor de la Cadena SER).

Juan Luis Cebrián tenía 31 años y una carrera periodística de más de 12 cuando El País pisó la calle por primera vez y se puso al frente de la redacción del diario. La edad media de los periodistas se situaba en torno a los 25 años. El primer director del rotativo ha tenido palabras de recuerdo para la “gran osadía” de Jesús de Polanco y José Ortega Spottorno por entregarle la dirección del proyecto de crear un periódico como los que había en los países europeos y que apoyara la democracia y la modernización de España. Cebrián ha recordado que El País se distinguió desde el primer momento por dar voz a la izquierda “cuando la izquierda no tenía voz” en España, apenas cinco meses después de la muerte de Franco. Por ejemplo, el mismo día que Adolfo Suárez presentó un primer proyecto de reforma política en las Cortes para permitir la constitución de asociaciones y partidos políticos salvo los de “obediencia internacional”, en clara referencia a las organizaciones comunistas, el diario publicó un artículo firmado por Simón Sánchez Montero, un relevante dirigente del partido preso en la cárcel de Carabanchel. Carlos Arias Navarro aún era presidente del Gobierno.

El primer director de El País también ha recordado a los que han formado parte de la historia del diario y ya no están, como el botones de 18 años que murió tras la explosión de un paquete bomba en la sede del periódico el 30 de octubre de 1978.

Los retos de la revolución digital

Si tuviera que volver a fundar El País hoy en día, Juan Luis Cebrián no lo haría en papel. No es la primera vez que lo dice. El presidente de PRISA ha citado un estudio del año 1997 que escribió junto a un grupo de investigadores del Club de Roma sobre la revolución de Internet. “Incluso yo no he sido consecuente con lo que decía en mi libro porque quizá habría tenido que acelerar más la disrupción tecnológica”, ha admitido. “Las empresas y los políticos somos muchas veces muy cortoplacistas”, ha explicado Cebrián.

Para el presidente de PRISA, el cambio digital es “una auténtica revolución”, incluso “más importante para la organización de la convivencia entre las gentes que la invención de la imprenta”.

Las empresas periodísticas, además, necesitan “descubrir qué significa ser un medio de comunicación en una sociedad desintermediada” como la que facilita Internet. Según Cebrián, este nuevo entorno plantea “una enorme oportunidad” porque “bajan las barreras de entrada para comunicarse libremente”. El mundo ha cambiado, ha recordado Cebrián, y los medios, “tal y como han llegado hasta nuestros días, pertenecen fundamentalmente a la etapa revolución industrial, de la creación de los Estados nación y de las democracias representativas; y todo eso está en crisis”. Aun así, el presidente de PRISA se ha mostrado contundente: “Creo firmemente en el futuro del periodismo”.

Juan Luis Cebrián huye de las generalizaciones al hablar de las virtudes y defectos de la prensa, tanto en España como en el resto del mundo. “Hay prensa buena, prensa regular y prensa mala”, ha explicado. “Algunos periódicos no solo no hemos sufrido, porque incluyo a El País entre ellos, sino que tenemos mucha mayor audiencia y por tanto mucha mayor influencia”. El diario de PRISA cuenta con 18 millones de usuarios únicos en su edición digital.

En un futuro, Cebrián imagina a El País ejerciendo “el periodismo de siempre: responsable; dedicado a los lectores, a los usuarios, a los oyentes, a los televidentes; sabiendo que la libertad de información, el acceso al conocimiento de la realidad, es un derecho de los ciudadanos y no un derecho de los periodistas, y un periodismo independiente”. “Mi preocupación es que no habrá periodismo independiente si no hay empresas privadas”, ha añadido.

Acciones legales contra algunos medios por difamación

PRISA ha anunciado acciones judiciales contra La Sexta, El Confidencial y Eldiario.es por las informaciones y comentarios difamatorios difundidos por dichos medios con una clara intención de vincular a Juan Luis Cebrián con los denominados papeles de Panamá, en los que no aparece.

“Desde que tuvimos éxito la realidad es que tuvimos que sufrir algunos ataques, completamente injustificados y, sobre todo, completamente falsarios”, ha explicado Cebrián. “Ha habido una campaña de difamación de ciertos sectores, de las más pequeñas que hemos padecido”, según el presidente de PRISA, que ha recordado que durante la Transición lo situaron en el KGB; registraron su casa buscando a Antonio María Oriol Urquijo, secuestrado por los GRAPO en 1976; o lo acusaron, junto a Jesús de Polanco, de robar el dinero de las fianzas de los descodificadores de Canal+ (el denominado caso Sogecable, que acabó con la expulsión de la carrera judicial del juez Javier Gómez de Liaño).

“Desgraciadamente, creo que en gran medida es el precio del éxito y que [estas campañas] no contribuyen al prestigio del periodismo y la información”, ha asegurado. “Siempre hemos percibido que es la independencia de El País, el prestigio y la influencia de El País lo que está en juego a la hora de atacarnos”, ha añadido Cebrián.

Nosotros nos debemos a nuestros lectores y a nuestros oyentes, no podemos involucrarles en eso que se llamaban batallas mediáticas; nunca hemos participado de ellas. Además, creemos en la libertad de expresión, pero no hay libertades absolutas ni derechos absolutos y creemos que la libertad de expresión no supone la libertad de difamación”, ha explicado Juan Luis Cebrián. “Es mucho mejor utilizar los sistemas legales que malversar la función de nuestros medios, que es contar a nuestros lectores y a nuestros lectores lo que les interesa y no nuestras batallitas particulares”, ha argumentado.

“Creo que hay medios cínicos, mercenarios y demagógicos; pero también creo que hay medios que son críticos, independientes y democráticos. Por cierto, El País o la SER son un buen ejemplo de ello”, ha añadido el presidente de PRISA. “Nuestro grupo respeta la independencia de los periodistas como ningún otro”, ha añadido.

“Los líderes políticos no dan la talla”

Juan Luis Cebrián ha vuelto a reclamar una reforma de la Constitución “que la ponga al día” y sirva para afrontar la “crisis institucional” que vive España, y que sea fruto de un acuerdo entre todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria, sin exclusiones.

Según el presidente de PRISA, la crisis económica que se inició en 2008, además de empobrecer a las clases medias, “ha dado alas al populismo”, tanto de derechas como de izquierdas. Y ante esta situación de dificultad, “los líderes políticos no dan la talla”.

Preguntado sobre Mariano Rajoy, que dijo ayer en una entrevista en la Cadena SER que su retirada no sería buena para España ni para el PP, Cebrián ha dicho que él no lo cree así “necesariamente”. El presidente del Gobierno en funciones también admitió que no le gustan los debates porque requieren “un gran esfuerzo” y no son “algo cómodo”. “Un demócrata no solo tiene que aceptar los debates, tiene que amarlos”, ha asegurado el presidente de PRISA.

Según Juan Luis Cebrián, Mariano Rajoy, que “ha hecho muchas cosas bien” y por el que siente “cierta afección”, “ha culminado su ciclo”. A su juicio, el presidente en funciones “no es interlocutor para Cataluña”, “no tiene concepción de lo que este país necesita”, como una “reforma de la estructura territorial del Estado”, y tiene “muchas voces críticas dentro de su propio partido”.

Una retirada honrosa del actual presidente del Gobierno debería haber facilitado las cosas entre los partidos para tener un Gobierno estable, aunque fuera breve”, ha concluido Cebrián.

“EL PSOE tendría que proponer un proyecto de España”

El presidente de PRISA echa de menos que el PSOE ofrezca “un proyecto de España” y considera que, al igual que el resto de partidos, es víctima “de su propia endogamia”. A su juicio, la socialdemocracia europea "no sabe ofrecer un proyecto claro" a los ciudadanos del continente.

Sobre la actual situación política de España, Cebrián ha dicho que “los líderes políticos están mirando más a su ombligo que a las necesidades de los españoles”.

El presidente de PRISA insistido en su demanda de una reforma del sistema político que incluya el poder territorial ("este es un país federal"), las instituciones ("no funciona prácticamente ninguna porque han sido ocupadas por los partidos políticos"), las leyes electorales y los sitemas de representación para hacer frente a la actual "crisis institucional".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?