Jordi Alba y Neymar hacen campeón al Barcelona

El Barcelona sufre pero gana su vigesimoctava Copa del Rey en la prórroga con goles de Jordi Alba y Neymar con las asistencias de Messi y la exhibición de Iniesta

Los jugadores del FC Barcelona posan con el trofeo tras vencer al Sevilla en la final de la Copa del Rey / ()

Una final inédita. El Calderón se engalanaba de los pies a la cabeza para recibir al campeón de Liga y el de Europa League. Antes del himno, ambas gradas lucieron dos tifos mientras los jugadores hacían un doble pasillo a los capitanes de cada plantilla. El apretón de manos entre Iniesta y Coke dio lugar al inicio del partido.

Los blaugranas, fieles a su estilo, progresaban con la posesión y era Luis Suárez quien disfrutaba de la primera ocasión del partido gracias a la asistencia de Iniesta. El pase de cuchara del manchego quedó en el olvido ya que el uruguayo voleaba fuera de los dominios de Sergio Rico. Mientras, los sevillanos esperaban en su campo y atacaban usando una de sus armas letales, la velocidad de Gameiro. El francés, en gracia en este final de temporada, encaraba a Piqué sin que el central catalán evitase sus acometidas y hacía trabajar a Ter Stegen que despejaba todas las dudas defensivas.

Prematuramente, el duelo fue de ida y vuelta. Situación que beneficiaba a los de Emery. Las bandas estiraban el partido y hacían recular a los laterales blaugranas. Claro ejemplo fue cuando Vitolo aprovechó la espalda de Jordi Alba para ceder a Coke aunque el lanzamiento de éste se marchó más que desviado. El Barcelona, que no encontraba a Neymar, buscaba las arrancadas de Messi sin fortuna. El argentino se topaba una y otra vez con la zaga hispalense. El ‘10’ probaba desde el córner y Alves desde fuera, ambos sin puntería. La maraña defensiva del Sevilla era óptima.

Ficha técnica

2.- Barcelona: Ter Stegen; Alves, Piqué, Mascherano, Alba (Sergi Roberto, min. 120); Rakitic, Sergio Busquets, Iniesta (Rakitic, min. 46); Messi, Luis Suárez (Rafinha, min. 57) y Neymar Jr.

0.- Sevilla: Rico; Mariano (Konoplyanka, min. 78), Ramí, Carriço, Escudero; Krychowiak, Banega; Coke, Iborra (Llorente, min. 105) Vitolo; y Gameiro.

Goles: 1-0, min. 96: Jordi Alba; 2-0, min. 120+2; Neymar.

Árbitro: Carlos del Cerro Grande (Comité Madrileño). Expulsó con roja directa a Mascherano (min. 36) por parte del Barcelona y por parte del Sevilla a Banega (min. 90). Y a Carriço, por doble amarilla en el 121. Mostró cartulina amarilla a Rami (min. 73), Vitolo (min. 75), Iborra (min. 91), Konoplyanka (min. 101), Escudero (min. 103) y Gameiro (min.114) por parte del Sevilla y a Jordi Alba (min. 87), Neymar (min. 88), Dani Alves (min.88) e Iniesta (min. 88) por parte del Barcelona.

Incidencias: final de la Copa del Rey disputado en el estadio Vicente Calderón del Atlético de Madrid ante cerca de 54.000 espectadores. Presenciaron el partido desde el palco el rey Felipe VI y la reina Letizia, ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo, el presidente de la Federación Española de Fútbol Ángel María Villar, el presidente de la Generalitat de Catalunya Carles Puigdemont, la presidenta de la Junta de Andalucía Susana Díaz, la alcaldesa de Barcelona Ada Colau, la alcaldesa de Madrid Manuela Carmena, el alcalde de Sevilla Juan Espadas y el seleccionador nacional Vicente del Bosque.

Todo cambió en el minuto 38 cuando Mascherano veía la roja directa. Iborra prolongaba para Gameiro y, cuando el ariete encaraba el área culé, al defensor argentino no le quedaba otra que derribar al francés tras agarrarle de la camiseta. Del Cerro Grande no dudó y ‘el jefecito’ se fue a los vestuarios. La falta posterior lanzada por Banega quedó para foto con la estirada de Ter Stegen.

Luis Enrique dejó los últimos minutos de la primera mitad para idear un nuevo plan tras la expulsión. En ese tiempo el Barça pudo adelantarse. Primero Piqué cabeceaba por encima del travesaño un córner de Rakitic y posteriormente Neymar se activaba por primera vez en el partido para asociarse con Messi, sin embargo su ‘chut’ salió taponado.

Tras el descanso el Barcelona se reestructuró con la entrada de Mathieu que sustituyó a Rakitic y con Messi en la media punta. Antes de que los catalanes pudiesen reaccionar, Banega disparaba al palo. El centrocampista del Sevilla avisaba desde fuera del área y, si no llega a ser por el leve toque de Piqué, bien podía haber sido el primer tanto del partido.

El conjunto andaluz estaba cómodo en el césped del Calderón y para el Barça todo eran malas noticias. Luis Suárez se rompía en una acción ofensiva. El delantero blaugrana no podía continuar y Luis Enrique consumía su segundo cambio antes de la hora de partido. El técnico daba entrada a Rafinha para arropar el centro del campo que había quedado cojo en la segunda parte.

Duro golpe para los azulgranas que se acrecentaba con la fe sevillista. Vitolo seguía con la labor que inició en la primera mitad y Krychowiak asustaba. En el otro bando, Piqué sostenía la defensa e Iniesta maravillaba en la medular. De uno de sus destellos el Barcelona tuvo la baza de una falta al borde del área. Messi puso el miedo en el cuerpo de todos los hispalenses pero Sergio Rico blocó el disparo.

A falta de 10 minutos del final, Emery daba paso a Konoplyanka y retiraba a Mariano que no repitió el partido que hizo en Basilea. El duelo se emborronó con varias amarillas por protestas y con la expulsión al preparador de porteros del Barcelona pero a la vez se animó cuando Banega era expulsado cuando se cumplía el tiempo reglamentario. Se volvía a instaurar la igualdad numérica. Iniesta enlazaba con Messi que dejaba solo a Neymar y fue cuando Banega derribó al brasileño en la frontal. Leo Messi disponía de un nuevo tiro libre favorable, esta vez más escorado que el anterior, pero volvió a toparse con Rico. Con esta jugada se llegó a los 90 minutos y a la prórroga.

En el tiempo añadido se cambiaron los papeles. El Sevilla no estuvo activado y a los seis minutos (96 de partido) el Barcelona golpeó. Messi, marca de la casa, habilitó a Jordi Alba que llegaba como una bala y cruzaba su disparo a la red. Conexión entre el argentino y el lateral internacional que dio alas a los de Luis Enrique y les acercaba al doblete.

Desde el gol, el Barça no paró de atacar. Cambio de cara radical. Neymar y Messi contragolpearon sin suerte y Sergio Rico se erigió como líder del Sevilla. El guardameta evitó el segundo gol catalán hasta en cuatro ocasiones: Messi de falta, Piqué de cabeza y sendos disparos de Alves y Busquets. La falta de Banega se notó en el juego andaluz que no unía el centro del campo con la delantera.

A falta de un cuarto de hora para el final de la prórroga, los sevillistas buscaron el empate con Coke y con la entrada de Llorente. El tiempo moría y pasaba factura, incluso a Del Cerro Grande que tuvo que ser atendido durante unos minutos. No obstante, Iniesta continuó con su festival. El capitán del Barça reinó y puso en bandeja el gol a Neymar que se chocó contra el portero.

Un Sevilla descosido se quedó con 9 por la expulsión de Carriço y Neymar finiquitó la final. Messi volvió a asistir y el brasileño batió al guardameta. El segundo gol se consumó y la final se consumió. Todo quedó para que Iniesta levantase la vigesimoctava Copa del Rey del Barcelona.

La final de Copa, en directo

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?