Últimas noticias Hemeroteca

Cochinillo con patatas en ajopollo

El ajopollo es una receta tradicional andaluza en la que, a pesar del nombre, ¡no hay pollo!

La infalible combinación de carne con patatas, pero de otra manera. /

El ajopollo es una receta tradicional andaluza históricamente se vincula su origen a la zona de Granada y Almería— en la que, a pesar del nombre, ¡no hay pollo! Se cuenta que las madres de la época la llamaban así para que los niños fuesen matando el hambre con las patatas, siempre con la esperanza de acabar encontrado el pollo.

Cochinillo Con Patatas En Ajopollo

Autor:

Raciones: PARA SEIS PERSONAS

Dificultad: HAY QUE DARLO TODO

COCHINILLO CON PATATAS EN AJOPOLLO

El ajopollo es una receta tradicional andaluza en la que, a pesar del nombre, ¡no hay pollo!

Ingredientes

Para el cochinillo

  • 1/2 cochinillo lechal
  • 100 gr de grasa de cerdo
  • Pimienta negra

Para las patatas

  • 4 patatas grandes
  • Azafrán
  • 3 dientes de ajo
  • 1 rebanada de pan
  • 1 rama de perejil
  • 1 hoja de laurel
  • 20 almendras tostadas
  • 60 g de aceite de oliva virgen extra
  • 60 g de agua
  • Sal

Elaboración

  1. Colocamos en una bandeja de horno el ½ cochinillo salpimentado con la piel hacia abajo.
  2. Ponemos unos aros metálicos o algo debajo del cochinillo (para que no esté en contacto con el fondo de la bandeja) y añadimos un dedo de agua.
  3. Introducimos el cochinillo una hora en el horno, que tenemos precalentado a 180º.
  4. Transcurrida la hora, lo sacamos y le damos la vuelta (la piel hacia arriba); pinchamos la piel para que no se nos formen burbujas de aire y untamos con la manteca con ayuda de un pincel.
  5. Volvemos a meterlo al horno unos 45 minutos, más o menos, transcurridos los cuales, el cochinillo tendrá un dorado homogéneo y la piel crujiente.
  6. Rectificamos el punto de sal del jugo al que le añadiremos un poco de vino tinto reducido en el fuego previamente.

Para las patatas en ajopollo

  1. Ponemos a cocer las patatas peladas y troceadas con un diente de ajo, el laurel, un poco de sal y un chorreón de aceite.
  2. Por otro lado, hacemos un majado con el azafrán, 2 dientes de ajo, el perejil, las almendras, la rebanada de pan frito y el agua.
  3. Cuando las patatas estén tiernas las escurrimos y le añadimos el majado. Las chafamos y rectificamos de sal.
Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?