¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Las urnas absuelven al PP

Ni la corrupción en Valencia, ni las grabaciones a Jorge Fernández Díaz en Cataluña, ni la trama Púnica en Madrid o la Gürtel y sus tentáculos por toda España han pasado factura al Partido Popular en estas elecciones generales, más bien al contrario

Francisco Camps, en una fotografía de archivo. /

Ni la Gürtel, ni la Púnica, ni la corrupción en Valencia, ni siquiera las grabaciones a Jorge Fernández Díaz en Cataluña. Los resultados electorales obtenidos por el Partido Popular de Mariano Rajoy demuestran que los votantes azules aumentan en las comunidades más salpicadas por los casos de corrupción, votantes que han decidido pasar página a pesar de las decenas de juicios abiertos en los tribunales contra sus exdirigentes. Algunos analistas del PP presagiaban que la corrupción estaba descontada desde las pasadas elecciones del 20-D. Es decir, que sin corrupción estarían en mayoría absolutísima.

Hace nueve años, tras los comicios de 2007, el presidente provincial del Partido Popular en Castellón, Carlos Fabra, aseguró que las elecciones "le habían absuelto"Hoy la historia parece repetirse porque el Partido Popular aumenta en número de votos y de escaños en Valencia, Madrid o Cataluña, donde los casos de corrupción contra dirigentes del partido han sido más visibles.

Comunidad Valenciana

Los valencianos castigaron al PP en las elecciones del pasado diciembre. El partido perdió nueve escaños y pasó del 53,32% de los votos en 2011 al 31,30% en 2015. Ahora, con un 35,5% de las papeletasEl PPV empieza a recuperarse, consigue 80 mil votos más y se mantiene como primera fuerza en el territorio. Ganan dos diputados en el epicentro de numerosos escándalos de corrupción que afectan al partido: Gürtel, Rita Barbera, Imelsa, la visita del Papa, Taula, Fórmula 1, Brugal, Emarsa, etc. 

Cataluña

A pesar del reciente escándalo de las escuchas a Jorge Fernández Díaz, cabeza de lista del PP por Barcelona, en las que parece confabularse con el responsable de la oficina antifraude catalana para obtener datos incriminatorios contra sus adversarios políticos, sobre todo contra los independentistas, el PPC ha superado sus resultados del 20-D, con un 13,16% de los votos y 6 escaños, un escaño y dos puntos de votos más que en diciembre.

Comunidad de Madrid

El PP se afianza como primera fuerza en la Comunidad de Madrid con 15 escaños, dos más que el 20-D. Ni las revelaciones del caso Púnica, ni la dimisión de la presidenta, Esperanza Aguirre, ni la trama Gürtel en decenas de municipios, ni los casos de financiación irregular les han pasado factura a los candidatos populares.

En Madrid el partido de Mariano Rajoy ha ganado en 170 de los 179 municipiosEn Valdemoro, donde la corrupción de la Púnica ha salpicado a líderes del partido, entre otros a Francisco Granados, el PP sube un 7% respecto a las anteriores elecciones generales. En Boadilla del monte, otra de las localidades afectadas por los escándalos de corrupción, han obtenido el 52 % de los votos. 

Castilla-La Mancha

El PP sube dos escaños en la comunidad manchega, hasta alcanzar los 12 diputados, y obtiene el 42,79% de los sufragios. El máximo encargado del Partido Popular en la región, José Ángel Cañas, está imputado por la mordida de 200.000 euros que supuestamente una empresa habría pagado al partido a cambio del contrato de basuras de Toledo.

Dramática percepción de la corrupción

El pasado mes de Mayo un informe de Transparencia Internacional, aseguraba que España empeoraba 10 puestos en el ranking mundial de países con mayor corrupción, según los casos que se denuncian en los medios de comunicación. De esta manera, España es el segundo país que más ha empeorado, sólo por detrás de Siria. El informe añade que la percepción de la corrupción que hay en España es dramática.

Sin embargo, a tenor de los resultados, parece que la saturación de noticias sobre corrupción provoca cada vez menor indignación y reproche a la clase política, y los escándalos desvelados en informaciones, muy contrastadas y detalladas, tienen cada vez menos efecto en la "fiel infantería" del Partido Popular.

Cargando