Últimas noticias Hemeroteca

Éder da a Portugal la primera Eurocopa de su historia

Un gol de Éder en la prórroga da a Portugal su primer gran título en una final marcada por la lesión de Cristiano Ronaldo, que dejó el campo antes de la media hora de partido

Ronaldo levanta al cielo de París la Eurocopa / ()

Si el fútbol es grande es por finales como la de esta Eurocopa. No, no fue un buen partido y no, no brillaron las grandes jugadas. Cristiano Ronaldo, uno de los grandes protagonistas de la final se marchó lesionado llorando a la media hora y cuando los penaltis apuntaban a decidir la final apareció Éder, un espigado delantero que el Swansea de la Premier cedió al Lille en invierno por su mala temporada puso su nombre en la historia de su país. Su gol en el minuto 108 del tiempo extra le dio a Portugal su primer gran torneo de la historia.

1 - Portugal: Rui Patricio; Cédric, Fonte, Pepe, Guerreiro; Joao Mario, Willian Carvalho, Renato (Éder, m.79), Adrien Silva (Moutinho, m.66); Nani, Ronaldo (Quaresma, m.25).

0 - Francia: Llorís; Sagna, Koscielny, Umtiti, Evra; Matuidi, Pogba; Sissoko (Martial, m.110), Griezmann, Payet (Coman, m.58); Giroud (Guignac, m.78).

Gol, m.109: Éder.

Árbitro: Mark Clattenburg (Inglaterra). Amonestó a los portugueses Cédric, Joao Mario, Guerreiro, William Carvalho y Rui Patricio a los franceses Matuidi, Koscielny y Pogba.

Incidencias: Final de la Eurocopa 2016 disputada en el Estadio de Francia, en Saint Denis, ante 75.868 espectadores. Presenciaron el encuentro en el palco, entre otros, los presidentes de Francia y Portugal, Francois Hollande y Marcelo Rebelo de Souza, los primeros ministros de los dos países, Manuel Valls y Antonio Costa, el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, y el vicepresidente primero de la UEFA en funciones de presidente, Ángel María Villar

Las lágrimas de tristeza de Cristiano Ronaldo al pedir el cambio cambiaron en lágrimas de alegría al elevar la copa al cielo de un París triste, que vio como la anfitriona caía ante la invitada, como Portugal daba la sorpresa y sin su mejor jugador, ganaban la Eurocopa.

Fue la venganza que le ofreció el fútbol a Portugal tras lo ocurrido en 2004 cuando Grecia le 'quitó' la Eurocopa a los lusos, que jugaban en casa y perdieron la final. Con una trayectoria similar a la griega, con un fútbol lejos de la excelencia (¿Se puede debatir el estilo del campeón?) se alzaron con el trofeo de campeones de Europa.

Portugal pasó como tercera de un grupo bastante flojo (Hungría, Islandia y Austria), solo ganó en 90 minutos un partido en las fases de eliminatorias y jugó la final sin su mejor hombre durante más de una hora pero a la hora de la verdad no falló, aprovechó su ocasión y se coronó.

El partido ofreció poco, como el resto de la Eurocopa, Francia fue de menos a más. Pogba pasó desapercibido, Griezmann no estuvo atinado de cara a gol y el mejor fue Sissoko, un potente centrocampista tan irregular que este año descendió a Segunda coon el Newcastle de Benítez.

Lo mismo se podría decir de Portugal, que tras la lesión de Cristiano se dedicó a cerrar la defensa y a buscar un contragolpe con Quaresma y Nani.  Según fue avanzando el partido, Fernando Santos pensó en cambiar la táctica buscando por arriba a Éder, uno de esos delanteros que están destinados a pasar de un equipo a otro en busca de unos goles que nunca terminan de llegar. Pero no, su gol llegó, y lo hizo en el mejor momento, cuando la prórroga llegaba a su fin y los penaltis aparecían en el horizonte.

Éder agarró el balón, aprovechó la poca presión del dúo de centrales galos, y lanzó un balón raso pegado al poste al que no llegó Lloris. Fue el éxtasis luso, once millones de portugueses gritando un gol que les daba su primer gran torneo. Con un estilo distinto al de la campeona de las dos últimas Eurocopas, la España que enamoró al mundo, la Portugal de un Cristiano Ronaldo cojo silenció Francia y se lleva a casa una Eurocopa extraña.

Portugal - Francia en directo

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?