¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

SER y estar bien

Hay una señal para saber si una mujer está ovulando (pero no la puedes ver)

Un estudio de un grupo de científicos británicos explica por qué el ojo humano no la capta

Las mujeres muestran señales físicas de que se encuentran en su momento de mayor fertilidad del mes. Aunque no son fáciles de ver.

Un estudio llevado a cabo por investigadores británicos entre jóvenes universitarias británicas asegura que la cara de las mujeres que se encontraban en la fase de ovulación se volvía algo más roja, aunque lo suficientemente poco para que el ojo humano no lo detecte.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores fotografiaron cada día durante un mes a 22 voluntarias que no llevaban maquillaje. Midieron además su tono de piel y su relación con su ciclo menstrual, además de cualquier cambio en la bioquímica del cuerpo. Ninguna de ellas se encontraba bajo tratamientos anticonceptivos basados en hormonas.

Los cambios en el tono de piel de las participantes en el estudio fueron detectados por la cámara y el ordenador utilizados en la investigación, pero no por el ojo humano.

"Las mujeres notifican la ovulación, pero sí parece que hay una fuga de información al respecto, ya que los estudios han demostrado que son vistas como más atractivas por los hombres cuando ovulan", recuerda la doctora Hannah Rowland, de la Universidad de Cambridge, que ha liderado el estudio junto a Robert Burriss, de la Universidad de Northumbria.

"Creíamos que el color de piel de la cara podría ser una señal externa de la ovulación, como lo es en otros primates, pero este estudio muestra que el enrojecimiento facial no es de lo que los hombres se dan cuenta , aunque podría ser una pequeña pieza de un rompecabezas mucho más grande", añade Rowland.

Estudios previos han averiguado que, efectivamente, los hombres encuentran más atractivas a las mujeres cuando ovulan, aunque no está claro por qué.

"Ya en la década de 1970, los científicos especulaban que las señales involuntarias de la fertilidad, tales como cambios en el color de la piel, pueden ser reemplazados con señales voluntarias, como prendas de vestir y el comportamiento", explica el doctor Burris. "Algunas especies de primates anuncian su fertilidad a través de cambios en el color de sus caras. Incluso si los seres humanos alguna vez anunciaron la ovulación de esta manera, parece que ya no lo hacemos", concluye.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?