¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

20.000 kilos de hachis incautados en el Mediterráneo para financiar a la Yihad

La Guardia Civil relaciona este cargamento con rumbo a Libia con grupos terroristas yihadistas que operan en Siria, Libia y Egipto

20.000 kilos de hachis incautados en el Mediterráneo para financiar a la Yihad. /

La operación se llama URCA y ha conseguido desmantelar una organización dedicada al tráfico. Hachís que servía de financiación para grupos terroristas relacionados con el Estado Islámico que operan ahora mismo en Siria, Libia y Egipto. La operación se inició el pasado 22 de septiembre y término con el abordaje de un buque de bandera panameña que llevaba camuflados en dobles fondos, entre carga de madera, 19.600 kilos de hachís.

Sobre este buque se mantenía ya abierta una investigación por parte del equipo contra el Crimen Organizado de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil por tráfico de estupefacientes. Hay doce detenidos, once ucranianos y uno de Uzbekistán. El buque se llama Martí N se suma a una operación internacional desarrollada por Europol que ha finalizado con la detención de 109 personas detenidas en diferentes fases y que ha permitido la intervención de cinco buques que transportaban casi 100.000 kilos de hachís y de otros dos buques intervenidos en Grecia que transportaban 5000 armas largas, 500.000 cartuchos de munición 9 mm parabelum, otras 6.500 armas largas y 10 toneladas de nitrato amónico. El destino final era la ciudad de Libia de Misrata, que actualmente es un bastión del Estado Islámico.

Uno de los buques, de bandera boliviana, había estado atracado en el puerto de Málaga desde el año 2010, tras ser abandonado por su anterior propietario y siendo adquirido después en subasta pública en el año 2014 por un empresario sirio- libanés.

Las investigaciones, coordinadas por Europol, han determinado la existencia de una nueva ruta de la droga por el Mediterráneo Oriental perfectamente organizada y que podría estar siendo empleada por grupos criminales para financiar la insurgencia de algunos de los conflictos existentes en el Norte de África y Oriente Medio como Siria, Libia y Egipto.

Cargando