¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La 'start up' que pretende que tengas hijos sin practicar sexo

El argentino Martín Varsavsky ha creado Prelude, una empresa que ofrece planes que aseguren la descendencia a todas aquellas personas que quieran hijos

La fecundación in vitro es el futuro para Prelude. / /

¿Cuál es el mejor método para traer bebés al mundo? Para el argentino Martín Varsavsky, practicar sexo no es la mejor opción. No obstante, dice haber encontrado una táctica para asegurar la descendencia de cualquier persona: su 'start up' Prelude.

Después de una inversión de 182 millones de euros, el argentino lanza Prelude para ayudar a todas aquellas parejas que no puedan tener hijos mediante un plan que asegure la descendencia por 182 euros mensuales durante tres años.

¿En qué consiste Prelude?

Esta start up ha sido creada con el objetivo de parar el reloj biológico de las mujeres para que puedan tener sus hijos cuando ellas lo vean conveniente.

La empresa está dirigida a mujeres de entre los 20 y los 35 años, quienes cuentan con los ovocitos más propensos a concebir bebés sanos. En lugar de atender a aquellas mujeres que se acercan al final de sus años reproductivos, Prelude apuesta por adelantarse a los acontecimientos y aprovechar los mejores ovocitos de una mujer para crear bebés sanos.

Prelude es un plan que cubre desde la extracción de ovocitos hasta la congelación de los mismos pasando por otros procesos como el mantenimiento, la fecundación in vitro, el implante y las pruebas embrionarias para asegurar que el bebé estará sano tanto durante el embarazo como tras su nacimiento.

Por lo tanto, es un plan que reúne la tecnología que combate la infertilidad, es decir, la fertilización in vitro y la congelación de ovocitos, para potenciarla como plan de fertilidad.

La empresa cuida hasta el más mínimo detalle del proceso de embarazo con el objetivo de que el feto se desarrolle de manera exitosa. Una vez cumplidos los tres años del procedimiento, los interesados en tener un hijo pueden seguir pagando por el mantenimiento hasta el momento en el que deseen tener el hijo.

Martín Varsavsky asegura que la gente quiere tener los hijos a partir de los 35 y 40 años, y no con 25, cuando el cuerpo humano tiene el mejor material para concebir hijos. No obstante, su plan está dirigido también a aquellas personas que quieran tener los hijos a edades más avanzadas.

Gracias al análisis genético que se realiza a partir del plan, los investigadores son capaces de evitar patologías congénitas y casos que podrían terminar en aborto. Al mismo tiempo, este análisis ayuda a seleccionar aquellos embriones que no van a tener Alzheimer, por lo que Prelude podría ayudar a escoger el material genético más sano de cada bebé.

Una idea creada a partir de una necesidad

Prelude nace de una necesidad del propio Varsavsky. Cuando su mujer Nina quiso tener su primer hijo a los 31 años, la pareja descubrió que sus ovocitos no se encontraban en el mejor estado.

Debido a este problema, la pareja optó por recurrir a la ayuda médica. El creador de Prelude asegura que fue un proceso costoso y complicado pero que, finalmente, nació su hijo in vitro. A aquel niño le siguió otro y otro hasta llegar a los seis hijos que tienen en la actualidad. En la actualidad, la pareja se encuentra nuevamente embarazada, pero esta vez mediante el propio plan de Prelude.

Tras desarrollar su idea, Prelude ha comprado un centro sanitario en Atlanta, Estados Unidos. Este centro cuenta con cien empleados y MyEggBank, el mayor centro de almacenamiento de ovocitos del mundo.

Por lo tanto, la empresa trata de congelar el reloj biológico para que las mujeres puedan tener un hijo cuando ellas lo decidan con los ovocitos que tenían cuando tenían 25 o 30 años.

Cargando