Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Messi desmonta al City de Guardiola

El argentino destrozó el planteamiento del técnico, que decidió prescindir del Kun Agüero de inicio. Los tres tantos de Messi y otro de Neymar colocan al Barcelona virtualmente como primero de grupo en octavos de final

Messi celebra uno de sus goles al City.

Messi celebra uno de sus goles al City. / Quique García (EFE)

Messi dio grandes noches a Guardiola en aquel Barcelona que fue el mejor equipo de Europa. Esta noche, el argentino volvió a deslumbrar pero para confirmar al técnico de Santpedor que es el arma infalible contra la que ningún planteamiento sirve.

El de Guardiola para este partido no contó con el Kun Agüero en el once. Pep apostó por De Bruyne como falso nueve para apuntalar un centro del campo con mucha salida de balón pero también que acumulaba hombres para dificultar las maniobras del Barcelona.

Le fue bien al City en los primeros compases, en los que obligó a los defensas blaugranas y a Ter Stegen a ser precisos en el pase. Además, el equipo de Luis Enrique se quedó sin Jordi Alba, lo que obligó a Digne a saltar al campo. A su baja se unió posteriormente la de Piqué, que también se marchó lesionado antes del descanso para terminar de complicar la labor defensiva.

Tuvo la bola más el City frente a un Barcelona que buscaba la salida en largo. Pero apareció Leo Messi para poner el partido patas arriba. Recuperó una pelota en el costado derecho, se asoció con Iniesta –que se la devolvió de tacón- y después del resbalón de un defensor se encargó de subir el 1-0 al marcador.

Ante el Deportivo le bastaron dos toques para hacer gol. En este partido definió en la primera ocasión clara. Así es Messi.

Pese a la aparición estelar del diez, el juego del City convirtió en protagonista a Ter Stegen, que en la primera parte tuvo que atajar sendos disparos de Nolito y Gundogan. En las dos acciones estuvo sobresaliente, haciendo olvidar a todos su error de Vigo.

Y su competencia, Claudio Bravo, también acertó en una salida valiente frente a Neymar. Sin embargo, en la reanudación el portero chileno cometió el error que terminó de decantar el partido del lado del equipo catalán. Primero regaló la pelota a Luis Suárez. Luego atajó con las manos, cuando estaba fuera del área, el disparo a puerta del uruguayo. Vio una roja indiscutible.

Ahí se rompió el partido, que quedó a merced de los deseos de Leo Messi. Y el hombre que aprendió tanto de Guardiola se encargó de destrozar la vuelta del técnico al Camp Nou. En diez minutos hizo otros dos goles para hacer olvidar al Barcelona todas las limitaciones que estaba mostrando, como su defensa de circunstancias –aunque con un Mascherano a buen nivel en el lateral derecho- o un centro del campo lejos del nivel de creación habitual.

Agüero, en la recta final del partido.

Agüero, en la recta final del partido. / John Sibley (REUTERS)

El Kun saltó al terreno de juego cuando ya no tenía nada que hacer, a falta de 12 minutos para el 90. En ese momento se fue también Iniesta. El público se puso en pie para agradecerle el taconazo que sirvió para que Messi hiciera el primero. A esa hinchada todavía le quedó por celebrar la acción magistral del argentino, al que le hicieron un penalti parado por Caballero a Neymar. El brasileño se desquitó en la acción siguiente haciendo el cuarto para su equipo en una acción espectacular.

Guardiola se fue del Camp Nou con una derrota dolorosa que hace casi imposible que pase a octavos de final como primero de grupo. Para eso tendría que golear al Barcelona en casa. Al Barça de Messi, por cierto.

Comentarios Normas

comentarios

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

Regístrate ¿Por qué registrarse?