¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La Iglesia católica prohíbe esparcir cenizas de los difuntos o tenerlas en casa

El papa firma el documento en el que se explica que la Iglesia prefirie la sepultura de los cuerpos

Ciudad del Vaticano

La Iglesia católica prohíbe desde este martes esparcir las cenizas de los difuntos y también que sean conservadas en casa, según el nuevo documento aprobado por el papa Francisco.

Ante las nuevas prácticas tanto de sepultura como de cremación consideradas "en desacuerdo con la fe de la Iglesia", la Congregación para la Doctrina de la Fe ha redactado un nuevo documento con el nombre de Instrucción Ad resurgendum cum Christo respecto al anterior de 1963.

En el documento se explica que aunque la Iglesia sigue prefiriendo la sepultura de los cuerpos, se acepta la cremación pero se prohíbe esparcir las cenizas e incluso se podrá negar el funeral en el caso de que así se decida.

Para la Iglesia, "la conservación de las cenizas en un lugar sagrado puede ayudar a reducir el riesgo de sustraer a los difuntos de la oración y el recuerdo de los familiares y de la comunidad cristiana". Por ello, las cenizas del difunto, "por regla general, deben mantenerse en un lugar sagrado, es decir, en el cementerio o, si es el caso, en una iglesia o en un área especialmente dedicada a tal fin por la autoridad eclesiástica competente".

Jesús Pozo, director de la revista Adios, dedicada a informar sobre la muerte en nuestro país desde la cultura, cree que esta medida persigue un objetivo económico. "En España hay unos diecisiete mil cementerios. De ellos, unos ocho mil son propiedad de la Iglesia Católica", ha apuntado Pozo este martes en La Ventana.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?