¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Garzón cree un exceso las acusaciones de Pablo Iglesias a Cayo Lara por la compraventa del piso de Ramón Espinar

El líder de Podemos acusó a Lara de "miseria moral" por señalar en un tuit que "especulación es especulación". Garzón traslada su malestar por las palabras de Iglesias pero elude pronunciarse sobre el asunto Espinar y se suma a la tesis de la conspiración

Alberto Garzón califica como "injustas" las palabras de Iglesias a Cayo Lara. / ATLAS

La compraventa del piso de Ramón Espinar ha provocado también polémica entre Podemos e Izquierda Unida, a raíz del cruce diáléctico entre el ex coordinador federal de la coalición, Cayo Lara y el líder de la formación morada Pablo Iglesias. Tras conocerse la información, Lara escribió en su cuenta de Twitter: "Especular es especular. Y hacerlo con una vivienda protegida es especular, lo diga Agamenón o su porquero. Punto", en referencia a una cita del Juan de Mairena, de Antonio Machado.

Este comentario en redes sociales de Lara, actualmente fuera de la política, fue duramente replicado este jueves por Iglesias en una entrevista televisiva en la que acusó a Lara de "miseria moral" y achacó esas palabras al "rencor" después de que las tesis del ex coordinador federal de IU hubieran sido derrotadas en la Asamblea de IU que apostó por la confluencia con Podemos. Iglesias añadió que "cuando uno deja la política tiene que procurar hacerlo con elegancia" y que él prefiere dejarle a Lara "puente de plata".

Ahora ha sido el actual líder de IU, Alberto Garzón, el que preguntado al respecto, ha terciado en la polémica calificando de "claro exceso y profundamente injustas" las acusaciones de Pablo Iglesias que cree estaban fuera de lugar. Garzón cree que las diferencias políticas deben articularse sobre argumentos políticos y por eso anoche trasladó a Iglesias en una conversación personal que "no comparten las formas y maneras de referirse a los miembros de otra formación aliada" por más que pueda haber diferencias políticas.

Al margen de esa polémica, Alberto Garzón ha esquivado pronunciarse sobre el episodio de la compraventa del piso de Ramón Espinar y responder a la pregunta de si consideraba censurable desde el punto de vista ético el comportamiento del senador y diputado autonómico de Podemos. Cree Garzón que es Espinar quien debe dar explicaciones, quien ya las está dando y alega que en IU no tienen información suficiente al respecto como para pronunciarse, aunque estarán "muy atentos" a una "operación" que, a su juicio tiene un fondo político y obedece a la clara intención de "atacar a Unidos Podemos e influir en los procesos de primarias de Podemos, desviando la atención sobre otros graves problemas que tiene la sociedad española".

Cargando