Detenidos 8 de los presuntos agresores de la pareja de la Benemérita de Alsasua

  • Se les acusa de un delito de terrorismo, de atentado y de lesiones
  • Se esperan más detenciones en las próximas horas

El vídeo del momento de la detención en Alsasua / GUARDIA CIVIL / MINISTERIO DEL INTERIOR

Ocho personas acaban de ser detenidas por la Guardia Civil acusadas de haber participado en el ataque en el que fueron agredidos dos guardias civiles y sus novias el pasado 15 de octubre. Las detenciones se producen después de que los investigadores hayan aportado los nombres de 12 personas de las 40 que presuntamente participaron en esta agresión que se enmarca en una estrategia de odio y rechazo.

Entre los detenidos están los principales promotores de las movilizaciones, de las celebraciones que organiza el colectivo local Ospa Mugimendua en Alsasua para protestar por la presión y hostigamiento contra las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Según la Audiencia Nacional con estos ataques se busca "provocar una sensación de continuo miedo e inseguridad impidiéndoles realizar una vida en condiciones de normalidad". Según la Audiencia, este colectivo "se ha valido de actitudes provocadoras, manifestaciones, concentraciones, pintadas, pancartas y carteles, además de redes sociales con el apoyo de Bildu, Sortu y Ernai".

Según las diligencias policiales realizadas, el ataque tuvo lugar a las 02:30h del pasado 15 de octubre, cuando un teniente y un sargento de la Guardia Civil fuera de servicio y de paisano, se encontraban en el bar Koxka de Alsasua. Alrededor de las 03:15 horas entraron en el bar dos de los detenidos dirigiéndose al sargento y diciéndole "que no tenía derecho a estar allí". El teniente les dijo que le dejarán en paz y mientras entre 20 y 25 personas fueron rodeando a los agentes y comenzaron a "amenazarles e insultarles" con expresiones como "esto os pasa por venir aquí, tenéis lo que os merecéis, iros de aquí, hijos de puta".

Exterior del bar donde el pasado día 15 de octubre dos agentes de la Guardia Civil fueron agredidos por un grupo de jóvenes. / Jesús Diges (EFE)

Según el relato policial los agentes y sus parejas, intentaron abandonar el bar y ya en la calle se encontraron "con otro grupo de entre 15 y 20 personas que junto a las anteriores continuaron insultando y golpeando a los agentes y a sus parejas".

Según los investigadores los atacantes no sólo buscaron "atemorizar y aislar a las fuerzas de seguridad y sus familia, sino también a la creación de un clima de miedo entre los ciudadanos, instándoles de manera indirecta a no entablar ningún vínculo efectivo con miembros de la Guardia Civil en un intento de aislarles socialmente".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?