¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Síguenos Sigue la información sobre Televisión en Twitter Sigue la información sobre Televisión en Facebook

Las 'Reinas' de José Luis Moreno que quisieron jugar en Poniente

En Cadena SER hemos visto el primer capítulo de la nueva serie de TVE, dentro del marco de MIM Series 2016

'Reinas', la nueva serie histórica de TVE /

Reinas nació gracias a la ambición de José Luis Moreno, pero no sin antes inspirarse en la exitosa Isabel. De hecho, la serie centrada en Isabel la Católica (Michelle Jenner) es la excusa que toma el ventrículo para emprender este nuevo viaje a la historia. Un viaje en el que se embarca con el consentimiento de TVE y, como ocurre con cualquier producto firmado por Moreno, no te deja indiferente.

Porque Reinas es pretenciosa cuanto menos. Eso hay que dejarlo claro desde el principio. Es cierto que la nueva ficción histórica de TVE se agarra a Isabel y Carlos, Emperador como razón de ser, pero esta producción en concreto intenta ir más allá.

Las reinas que querían jugar en Poniente

Reinas se centra en la conocida rivalidad entre dos grandes monarcas europeas: María Estuardo de Escocia (Olivia Chenery) e Isabel I de Inglaterra (Rebecca Scott). Alrededor de estas dos mujeres todoterreno gira toda la historia. El poder, las intrigas y las pasiones prohibidas son los factores con los que juega Moreno para conquistar a la audiencia. Una fórmula antigua que perfeccionó Juego de tronos y que ahora utiliza el productor desde otro ángulo. Un ángulo erróneo.

El guion cumple uno a uno a con todos los tópicos más evidentes en producciones que se dejan llevar por esta temática. Aunque la apuesta es ambiciosa, a la historia le falta realismo y sensatez. Tratar la historia desde la rivalidad de las dos monarcas es todo un acierto, una forma de enganchar al público empleando los mecanismos básicos del thriller político. El problema aquí es recurrir a lo evidente. A lo fácil.

Y es que parece que José Luis Moreno quiso poner a a María Estuardo e Isabel I de Inglaterra a jugar sobre el tablero de los Siete Reinos de Poniente. Lógicamente se percató a tiempo (o destiempo según se mire) de que la historia real prima sobre todo, al menos si no quieres desvirtuar la premisa, por lo que las libertades en ese sentido eran más bien limitadas.

El que mucho abarca poco aprieta

El gran presupuesto ha permitido a los responsables de la serie ofrecer una ambiciosa factura y dotar a la serie de determinados recursos cinematográficos. En concreto, 2 millones de euros por capítulo (según José Luis Moreno), lo que la convierte en la ficción más cara que se está haciendo actualmente en Europa.

Un desorbitado presupuesto que no se asemeja a la realidad. Es cierto que parte en el vestuario y los exteriores están muy conseguidos, incluso las reproducciones digitales. Sin embargo, el resultado global dista mucho de la realidad. 

Reinas es un folletin que se excusa en algunos hechos de la historia para darle realismo a la ficción, pero tropieza con su propia ambición. Las intrigas de palacio pueden jugar a su favor, pero el efecto que busca la serie es tan artificial que todo el trabajo de producción y dirección fotográfica queda relegado en un inmerecido segundo plano. Al fin y al cabo, los recursos no lo son todo si la historia no aporta nada. Ahí Isabel (Diagonal TV) jugó bien sus cartas.

Cargando