¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El aeropuerto de San Francisco ameniza el vuelo a sus pasajeros con una cerdita

Lilou es la primera cerda que participa en el programa 'Wag Brigade', una iniciativa del aeropuerto de San Francisco para agradar el viaje a los pasajeros

Lilou con su chaleco de 'Wag Brigade'. /

Desde 2013, el aeropuerto de San Francisco trata de hacer más ameno el viaje de sus pasajeros mediante la iniciativa 'Wag Brigade'. Este proyecto consiste en ofrecer, a todos los viajeros que se encuentren en las diferentes terminales del aeropuerto, animales entrenados con los que se podrán entretener y hacer más entretenido el vuelo.

Hasta la fecha, en esta iniciativa tan solo participaban perros. No obstante, el aeropuerto de San Francisco es noticia esta semana, puesto que ha incluido por primera vez una cerdita. Se trata de Lilou, la primera de su especie en adherirse a 'Wag Brigade', tal y como afirma USA Today.

Los animales cuentan con chalecos identificativos

Todos aquellos animales que forman parte de esta iniciativa lucen un chaleco identificativo en el que se muestra el nombre del animal y el lema "Pet Me!", traducido al castellano como ¡Mímame! Ahora, Lilou, una pequeña cerdita de tan solo dos años de edad, ha pasado a lucir el chaleco característico de este aeropuerto.

Una foto publicada por SFO International Airport (@flysfo) el

La iniciativa 'Wag Brigade' se puso en marcha en 2013 con el objetivo de desestresar a todos aquellos viajeros a los que no les guste mucho volar o a los que tengan que esperar durante muchas horas en una terminal esperando a su vuelo.

Un aeropuerto que pretende relajar a sus pasajeros

Pero la iniciativa 'Wag Brigade' no es la única llevada a cabo por el aeropuerto de San Francisco con el objetivo de relajar a sus pasajeros. Desde hace ya varios años, el aeropuerto estadounidense cuenta con un centro de yoga gratuito que tiene como objetivo que los pasajeros se desestresen.

No obstante, Lilou es la nueva sensación, y una divertida distracción, del aeropuerto. La pequeña ya ha sido certificada por el programa de Terapia Asistida con Animales de la protectora SPCA de San Francisco, un trámite necesario porque las aerolíneas no siempre permiten estas prácticas con animales en cabina.

Cargando