¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ETA almacenaba casi 30 pistolas y mucho material explosivo en Francia

Hay pistolas y revólveres de la partida que se robó en la localidad francesa de Vauvert en el año 2006 en la empresa Sidam

Foto de archivo de un zulo de ETA localizado por la Guardia Civil en julio de 2008 en las inmediaciones del barrio de Algorta, en Getxo /

Hay recuento oficial de lo que ha encontrado la policía francesa en ese caserío de la localidad de Louhossoa (Francia) en colaboración con la Guardia Civil. ETA guardaba casi una treintena de pistolas, nueve fusiles, cuatro revólveres, material explosivo además de detonadores y temporizadores. Los detenidos aseguraron a través de cartas enviadas previas a su detención al digital vasco francés MediaBask que tenían el encomendado de ETA de destruir como representantes de la sociedad civil parte del arsenal con el que cuenta la banda terrorista ETA todavía. Según sus declaraciones, la cantidad de armas que tenían que destruir corresponde al 15% del total que todavía tiene ETA.

Según el inventario elaborado por las autoridades francesas, en el Arsenal que la banda tenía en este caserío de Francia, figuran cuatro revólveres Smith/Wesson o Aminius de diferentes calibres y un total de 29 pistolas automáticas, semiautomáticas y ametralladoras, también de diferentes calibres.

Entra la partida incautada hay nueve fusiles marca G3 y 8 subfusiles UZI de fabricación casera, cargadores y munición para todas las armas descubiertas. Hay 2.300 detonadores eléctricos, siete temporizadores y dos sistema ST- LAPA.

Entre los revólveres y las pistolas incautadas se han localizado varias que pertenecen a la partida que se robó en la localidad francesa de Vauvert en la empresa Sidam. La banda terrorista se hizo con un total de 196 revólveres y 145 pistolas automáticas además de 60.000 cartuchos. Según fuentes de la lucha antiterrorista de este robo, todavía quedan en poder de la banda terrorista más de la mitad.

El depósito fue descubierto en la localidad francesa de Louhossoa, a 30 kilómetros al este de Bayona y cerca de la frontera con España. El caserío es propiedad de una periodista del portal vascofrancés Mediabask que fue arrestada junto con cuatro personas más el pasado sábado.

Cargando