¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La dirección del EPPK plantea un debate para que los presos se puedan ajustar a la legalidad

Si la propuesta sale adelante cada preso podría de forma individual acogerse a beneficios penitenciarios con los límites del arrepentimiento y el perdón

Concentración a favor del acercamiento de presos de ETA. / ()

 

Es un paso más del proceso final de ETA teniendo en cuenta que el principal activo de la banda terrorista ahora mismo siguen siendo sus presos y que el colectivo nunca ha dejado a sus presos acogerse a la legalidad. La izquierda abertzale ya marcó la línea hace dos años y ahora por primera vez el EPPK, autodenominado Colectivo de Presos Políticos Vascos, establece un documento base que según pública hoy el diario Gara se está debatiendo en las cárceles y que deja la puerta abierta a que cada preso de ETA decida de forma individual si quiere ajustarse a la legalidad española penitenciaria vigente para acceder a grados y a diferentes beneficios penitenciarios, los que contempla la legislación actual.

El documento de base para este sin duda decisivo debate lo suscribe la dirección del Colectivo y por eso es novedoso. Va dirigido a todos los presos de ETA, y pone sólo dos límites que ya han sido reiterados también con anterioridad: el arrepentimiento y la delación. Precisamente son las dos condiciones que se instalaron en la fórmula de reinserción del Gobierno de Zapatero en la vía que se conoce como Nanclares de Oca y que el Gobierno de Rajoy ha seguido haciendo suyas tras el siguiente plan de reinserción que puso en marcha el gobierno del PP en su primer año de legislatura.

Según el documento que ha publicado Gara, la dirección del EPPK se declara consciente de "que los estados usan el bloqueo de la cuestión de los presos en contra del proceso independentista" y para superar esto "propone utilizar las diferentes posibilidades existentes en el ámbito jurídico, diferentes en función de cada persona presa, que decidiría por sí misma aunque siempre que esta propuesta sea aprobada colectivamente en el debate que ahora arranca".

Es decir, lo que el autodenominado Colectivo de Presos Políticos Vascos propone es un debate que ya ha comenzado en las cárceles para decidir si se quiere seguir la línea de cada preso pueda decidir si quiere o no ajustarse a la legalidad penitenciaria vigente sin asumir los conceptos del perdón y del arrepentimiento, líneas indispensables en la fórmula que se conoce como Vía de Nanclares de Oca.

La Dirección del Colectivo vuelve a implicar otra vez a los agentes sociales. "Se insiste también en que este camino debe recorrerse con el pueblo y compartirse con agentes políticos, sociales, sindicales e institucionales"

¿A qué beneficios penitenciarios se podrían acoger los presos de ETA?

Si se aprueba este documento que circula ya en las cárceles y que será sometido a una consulta los presos que cumplen condena por colaboración e integración en banda terrorista armada los internos en principio podrían acceder a los mismos beneficios que recoge la ley para el resto de presos. Grados penitenciarios hasta llegar al tercero para acceder después a la libertad condicional pasando durante todo este periodo por permisos penitenciarios.

Interior mantendrá su política penitenciaria

De momento la respuesta oficial que ha dado Interior es que la política penitenciaria se va a mantener exactamente igual que hasta ahora. Es decir el hecho de ajustarse a la ley penitenciaria vigente no va a ser suficiente para los presos de ETA siempre y cuando sigan manteniendo las líneas rojas del perdón y el arrepentimiento.

Las cárceles españolas albergan un total de 377 presos de la banda terrorista según fuentes de la Audiencia Nacional consultadas por la Cadena SER. De este total 110 están ya en segundo grado y por lo tanto gozan de permisos penitenciarios con lo que la iniciativa afectaría a menos de 300 presos de la banda terrorista. A la mayoría de ellos Interior les mantiene dispersos a pesar de que hace ya cinco años ETA anunció el cese de las actividades armadas. Es una de las demandas que incluye el EPPK en su documento base y situa a la cárcel alavesa de Zaballa como el escenario adecuado para trasladarles. Tampoco parece que el ministerio del Interior tenga ninguna intención para terminar con la dispersión.


 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?