¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Desarrollan una técnica que permite que los dientes se regeneren por sí mismos

Un grupo de odontólogos ha desarrollado, a partir de un medicamento usado en el tratamiento del Alzhéimer, una ténica para reparar los dientes sin la necesidad de empastes

La nueva técnica podría decir adiós al empaste para siempre. /

Hasta la fecha, cada agujero o grieta que aparecía en la dentina a causa de la caries u otro tipo de problemas era solucionado con un empaste. No obstante, una nueva técnica quiere acabar con estos parches, propensos a infecciones futuras, para que sea el propio diente quien se regenere por sí mismo.

Un estudio de un grupo de odontólogos del King's College en Londres, publicado en la revista Nature, ha dado a conocer un nuevo método para que sea el propio diente quien se aproveche de su capacidad natural de regenerarse y cubrir así cualquier agujero o grieta que aparezca en los dientes.

La pulpa dentaria, el tejido que ayuda a la regeneración del diente

Para que el diente pueda regenerarse por sí mismo, el estudio refleja la importancia de las células madre de la pulpa dentaria. Se trata de un tejido conectivo, protegido por la dentina y el esmalte en el mismo corazón de cada diente, que ayuda a la regeneración natural del diente.

Este mecanismo natural, capaz de arreglar las grietas o agujeros en la dentina, puede ser potenciado gracias al tidelglusib, un medicamento usado en el tratamiento del Alzhéimer que activa las células madre en la pulpa del diente y las convierte en odontoblastos. Esta técnica, probada en ratones por el momento, ha resultado ser un éxito.

Se estudiará en humanos durante 2017

Dos semanas después de suministrar este fármaco a ratones y sellar los huecos de los dientes afectados con un adhesivo dental, los roedores presentaron mejores resultados que los empastes tradicionales. Al mismo tiempo, el estudio explica que la dentina de los ratones se había regenerado hasta rellenar todo el hueco.

Tras resultar satisfactoria en roedores, los investigadores quieren trasladar la técnica al ser humano. Los científicos, liderados por Paul Sharpe, han asegurado que, antes de que finalice 2017, se darán a conocer los primeros resultados de este método en el ser humano.

Cargando