¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Críticas internas contra Garzón por decir “que la gente no sabe si él es de IU o de Podemos y que eso es bueno”

El sector crítico de la coalición cree que esas palabras lesionan la dignidad del proyecto autónomo de IU y desprecian a su militancia, además de conducirla a una vía muerta ante su posible disolución en Podemos. Garzón reafirma sus palabras pero niega cualquier intención de fusión orgánica con la formación de Pablo Iglesias

El coordinador federal de IU y portavoz de Unidos Podemos en la Comisión de Hacienda del Congreso, Alberto Garzón. / ()

Las palabras del coordinador federal de IU, Alberto Garzón, que el pasado viernes aseguró en un debate con Pablo Iglesias en la Complutense que "hay gente que no sabe ya si yo soy de IU o de Podemos, le pasa también a Pablo, que no se sabe si es de IU o de Podemos, y eso no es un perjuicio, es una buena noticia", han levantado ampollas a nivel interno en la coalición.

Garzón enmarcó esas declaraciones en su clara voluntad de profundizar en la alianza con Podemos, en la construcción de un bloque del cambio más allá del fetichismo de siglas que permita dar respuesta a los problemas de la gente y aseguró que él no tiene problemas de "identidad política" porque no se considera un "patriota de partido sino de su ideología, que es la comunista". También apuntó que "ve una ventaja que no se distinga a qué formación concreta pertenece un diputado de IU, de Podemos o de En Marea, porque ello significa que, aunque diferentes nos ven como parte del mismo proyecto que pretende transformar la sociedad".

En un comunicado titulado '¡Un respeto a IU, por favor!', el sector crítico de la coalición liderado por la eurodiputada Paloma López y respaldado en la pasada Asamblea de la coalición por el excoordinador federal, Cayo Lara, carga contra unas palabras que, a su juicio, "sitúan en un más que dudoso papel a la propia dignidad del proyecto autónomo de IU, trastoca severamente su línea políticia y mete en una vía muerta su visibilidad como organización".

El documento, con el que el sector 'IU, sí con más fuerza', reclama explicaciones a Garzón, señala que en absoluto es bueno que la gente no sepa que nuestro coordinador federal es de IU porque eso supone que algo no estamos haciendo bien, que nuestro perfil y nuestro programa se ha desdibujado y pueden percibirnos como un mismo proyecto cuando no lo somos.

El texto remarca las diferencias que existen entre ambos proyectos, más allá de las alianzas estratégicas o coyunturales que pueden ser necesarias, al apuntar cuestiones bandera en el ADN de IU desde su nacimiento como el discurso republicano , el 'No' a la OTAN, la defensa del aborto, la lucha por la Memoria Histórica, la defensa medioambiental o la postura frente a la prostitución como forma de esclavismo de las mujeres.

"¿Tiene claro Podemos el discurso republicano que de forma tan inconfundible defiende IU? ¿Tiene claro que la OTAN es el brazo armado del capitalismo y que, por tanto un discurso anticapitalista es incompatible con el belicismo de sometimiento, criminal y saqueador de la organización atlantista? ¿Cuándo Podemos coincide con Ciudadanos en legalizar la prostitución, hemos de asumir también desde IU que uno de los ejes centrales de la nueva política consiste en esclavizar a las mujeres? ¿También hemos de compartir desde IU que se esté trabajando para hacer desaparecer cualquier proyecto que se vincule de forma determinante a los objetivos de la clase obrera? ¿O que, en lo concreto, dejen de ser prioritarias hasta difuminarse las políticas de creación de empleo, digno y de calidad?", son algunas de las preguntas incluidas en el documento.

Sus autores recuerdan que siempre es deseable que un dirigente –en alusión a Garzón- tenga claros los principios de precaución, responsabilidad y respeto ante lo que significa su propia figura, para diferenciar las ocurrencias coyunturales o caprichosas del sentir de la organización a la que se representa y cuyos principios, añaden, no son los de Groucho Marx.

A través de una reflexión en Facebook, Alberto Garzón ha respondido este domingo, reafirmándose en sus palabras: "Es muy sencillo, yo soy comunista y estoy muy orgulloso de ser coordinador federal de IU, pero soy ambas cosas para mejorar la vida de la gente y no para anteponer los logos y el patriotismo de partido a las necesidades de la gente". El coordinador federal de IU ha negado intención alguna de fusionarse con Podemos y asegura que el objetivo es transformar el país mediante una unidad con otros actores políticos como Podemos con los que IU comparte espacio político. "Lo que queremos –argumenta Garzón- es seguir colaborando, trabajando juntos en las instituciones y en las calles poniendo en común lo que nos une, no competir". Por todo ello, el líder de IU considera molesto e inconveniente que algunos dirigentes de Podemos hayan decidido hablar mal continuamente en público de IU porque "es una falta de respeto a una organización sin la cual durante décadas no hubiera existido más que un páramo bipartidista".

Cargando