¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ATENTADO EN MÁNCHESTERLa mujer e hijas de Pep Guardiola salen ilesas del atentado en Manchester tras ir al concierto

Síguenos Sigue la información sobre Televisión en Twitter Sigue la información sobre Televisión en Facebook

Manuel Ríos San Martín: "Se planteó volver a hacer 'Periodistas', pero hay que hacer series de 2017"

Charlamos con el cocreador de 'Compañeros', que debuta ahora en la literatura con 'Círculos'

Manuel Ríos San Martín en la promoción de su primera novela: 'Círculos' /

Manuel Ríos San Martín es un apasionado de la 'caja tonta'. Así lo corrobora su holgada trayectoria como proveedor de ficción y dos producciones, en concreto, que ya forman parte de la historia de la ficción española: Compañeros y Sin identidad.

Manuel no para de crear, pero ha querido hacer un alto en el camino (temporal) para trasladar su pasión por la televisión a las letras de su primera novela. Precisamente de esa necesidad nace Círculos, una historia que pide a gritos ser adaptada y que bebé de los elementos más distópicos de Black Mirror y Bron.

En Cadena SER descubrimos los orígenes de Círculos de la mano de su autor y damos un salto en el tiempo para recordar dos producciones imprescindibles que han influido de una forma u otra en la situación que atraviesa actualmente la televisión.

¿Por qué nace 'Círculos'?

A finales de los 80 había algo en el ambiente que hablaba de un futuro apocalíptico en el que los medios de comunicación nos iban a invadir. Había un ambiente en determinados círculos donde se veía que el futuro podía tener algo distópico, pero no nos imaginábamos nunca lo que iba a ocurrir. Fue entonces cuando escribí un relato que se llamaba 'Círculos' y más adelante me di cuenta que era una historia que se podía desarrollar. En esa época no se hacían miniseries de seis capítulos como ahora, por lo cual, me decante por la novela.

'Círculos' es un cruce entre 'Black Mirror' y 'Bron'

La novela también debuta tras el arrollador éxito de 'Black Mirror', una serie que habla de los problemas del futuro agarrándose a los errores del presente.

Es cierto que tiene algo de 'Black Mirror'...Cuando estaba escribiendo la novela más en serio fue cuando vi el primer capítulo de la serie (el episodio del famoso cerdo), y también la serie 'Bron'. Me di cuenta que 'Círculos' era un cruce entre estas dos ficciones. Después de verlas me di cuenta que podía llegar tarde con esta historia, pero 'Círculos' ha llegado en el momento justo.

¿Te has planteada adaptarla?

Quería que 'Círculos' funcionase primero como novela, se vendiese y después darle su espacio, pero una vez editada sí que me he planteado adaptarla en televisión. Ahora sí que tiene sentido hacerlo.

Hablando de la 'caja tonta'...Como profesional del medio, ¿cómo valoras el panorama televisivo actual?

Las nuevas series de Antena 3, Telecinco y TVE apuntan hacia cosas muy interesantes. 'Sin identidad', 'Vis a vis', 'Mar de plástico', 'Sé quién eres'…hay un caldo de cultivo interesante que nos va a dar la posibilidad de hacer unas ficciones diferentes.

Sin embargo, la tendencia ahora mismo es hacer producciones más "nostálgicas".

Recuerdo que hubo un momento en el que se debatió que las series debían volver a los 90 y hubo productoras que planteaban volver a hacer 'Periodistas'...hay que hacer series de 2017.

Series como 'Vis a vis' o 'El Ministerio del Tiempo' marcaron esa Edad Dorada de la que todo el mundo habla, pero en el último año parece que esa época esté llegando a su fin con los últimos estrenos de ficción. ¿Está la audiencia dando de lado a las series nacionales?

'Compañeros' fue un banco de pruebas y cambio el ritmo de hacer televisión

Hay mucha competencia y es difícil fidelizar al público. Aún así, las series pasan por pequeñas crisis y luego remontan. Lo importante es que la audiencia se acerqué a ver el primer capítulo.

 Esta preocupante tendencia coincide con la llegada de HBO y Netflix a España. ¿Hasta que punto están influyendo estos operadores en la ficción generalista?

Estas nuevas plataformas van a seguir siendo minoritarias, al menos estos primeros años. Hay que tener en cuenta que Netflix ahora mismo solo tiene 200.000 suscriptores. En España todavía cuesta que la gente pague por los contenidos. Es cierto que esa tendencia está cambiando, pero por ahora las cadenas generalistas van a seguir dominando.

Pero a pesar de ser generalistas, tendrán que adaptarse a esa forma de hacer ficción por la que apuesta Netflix y HBO España ¿no?

Ya lo están haciendo. Que Telecinco haga una serie como 'Sé quién eres' lo demuestra. Las televisiones son muy inteligentes  y se irán adaptando a las diferentes situaciones.

Eres el artífice de una producciones que ha sido muy importantes para Antena 3: 'Compañeros'. ¿Qué legado ha dejado esta serie?

Sin lugar a dudas, 'Compañeros' cambio el ritmo de hacer televisión.

Incluso experimentasteis con géneros ajenos al original...

Empezamos a hacer acción en serio. Parte del equipo de 'Compañeros' se fue de la serie para hacer 'Policías en el corazón de la calle' porque precisamente utilizamos la serie como banco de pruebas. Fue una demostración de que se podía hacer acción en televisión.

¿Por qué ya no se hacen series como 'Compañeros'?

Preparé 'FP: Futuras promesas', una serie al estilo de 'Compañeros', con personajes de todas las edades que estudiaban un módulo de Formación Profesional. La protagonista iba a ser Carmen Machi…Pero hay que dejar tiempo para que los conceptos descansen.

¿Y qué ha aportado 'Sin identidad' a la ficción española?

'Sin identidad' aportó dos cosas a la televisión. Primero: fuimos pioneros a la hora de hacer una serie en escenarios naturales. Ahora prácticamente todas las producciones españolas se hacen en exteriores. Segundo: tener una protagonista oscura: María (Megan Montaner) se drogaba, engañaba a su novio... No estábamos acostumbrados a ver este tipo de roles protagónicos en las series españolas, y eso se lo tengo que agradecer a Sonia Martínez [director de ficción de Antena 3] por apoyarnos con este personaje y no hacerlo más bondadoso.

¿También sois conscientes de los errores que tuvo?

No estuve en el arranque de 'Sin identidad'. Mi equipo se incorporó en el quinto episodio y, a partir de ahí, le dimos muchas vueltas a la venganza. Lo ideal hubiese sido meter más minutos de venganza en la primera temporada, pero ya estaba todo grabado y no había espacio para más. Por eso mismo, nos centramos en que la segunda temporada fuera más thriller y menos costumbrista.

Cargando