¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Susbríbete a nuestra newsletter

¿Qué es un tomate: una fruta, una verdura o una hortaliza?

Hablamos con Santiago Orts del batiburrillo de conceptos que nos asalta al entrar en la sección de furtas y verduras

Los tomates son un fruto, una hortaliza... y, si son buenos, ¡un manjar! /

¿Un tomate es una hortaliza o una fruta? ¿El cacahuete es una legumbre o un fruto seco? ¿Las judías verdes son verdura? Aunque no seamos muy conscientes de ello, hacer la compra en una frutería es todo un reto semántico. Los conceptos se mezclan, se solapan y, muchas veces, se confunden. Por eso, para despejar dudas y llamar a las cosas por su nombre, acudimos al botánico Santiago Orts, "druida gastronómico" y director de producción en Huerto Gourmet.

¿Qué es una alcachofa? La mayoría de la gente pensará que es un tipo de verdura y los más avispados matizarán que, en realidad, se trata de una flor. Pero ni una cosa ni la otra: "Estoy harto de oír que la alcachofa es una flor, pero no es una flor sino una inflorescencia, que es un grupo de flores".

Para seguir avanzando es necesario tener claro que el fruto es el resultado de la fecundación de la flor en cuaqluier planta, por lo que las manzanas o las peras son frutos, pero también lo son los pimientos, las berenjenas o los tomates. Curiosamente, tal y como recuerda Orts, cuando la planta es un arbusto, solemos llamarle fruto, y cuando es un árbol, le llamamos fruta.

La palabra hortaliza no debería dejar lugar a dudas porque engloba a todas las plantas comestibles (o parte de ellas) que se cultivan en un huerto. El problema es que, como reconoce el botánico valenciano, también mezcla un batiburrillo de conceptos. "De una planta te puedes comer las hojas, el tallo, el fruto u órganos de resostencia, como los tubérculos", aclara.

Cuando nos comemos las hojas (verdes) de una hortaliza, comemos verdura: acelgas, espinacas... Pero aquí viene el clonflicto: no todas las hortalizas verdes son verdura. Los pimientos verdes son frutos y las judías verdes, frutos y la vez legumbres, pero no verdura. Puede parecer un lío, pero tiene sentido.

Las legumbres deben su nombre a la familia de las leguminosas, de las cuales solemos comernos las semillas que encontramos dentro de las vainas: lentejas, garbanzos, alubias, cacahuetes... Pero la vaina (con las semillas en su interior) también es un fruto. Y aunque normalmente solemos desecharla, en el caso de las judías verdes, nos lo comemos todo: las semillas y lo que las recubre.

Los cacahuetes, por lo tanto, son parte de un fruto (que puede secarse, como las avellanas o los pistachos) y, al mismo tiempo, una legumbre. El caso del melocotón (prunus persica) y la almendra (prunus dulcis) también es curioso porque, aun siendo hermanos, de uno nos comemos la pulpa y del otro, la parte interior de la semilla.

Los cereales ya son un mundo a parte que engloba productos tan distintos como el arroz, el trigo o el maíz. La quinoa, sin embargo, es un pseudocereal. Y para rematar, los hongos tienen un reino propio. De ellos solemos comernos solo su fruto (aunque técnicamente no podamos llamarle así), que es la seta. Si con este texto no ha quedado claro, quizá sea de ayuda escuchar La Redada.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?