¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Investigadores hallan el rastro de un continente perdido bajo la isla de Mauricio

Se trata de un trozo de continente cubierto de lava que perteneció al supercontinente Gondwana

Un grupo de investigadores de la Universidad de Witwatersrand, en Sudáfrica, ha confirmado este martes la existencia de un "continente perdido" bajo la isla de Mauricio, situada en el Océano Índico. El hallazgo consta de fragmentos de roca de hasta 3.000 millones años de antigüedad situadas en una isla joven de no más de diez millones de años.

El pedazo de corteza hallado por los investigadores, que posteriormente fue cubierto por lava joven durante las erupciones volcánicas en la isla es, bajo el punto de vista de los científicos, un pequeño pedazo de un continente antiguo que se desvinculó de la isla de Madagascar cuando África, India, Australia y la Antártida se separaron y formaron el Océano Índico. Los investigadores aseguran que esta corteza pertenece a una antigua placa continental situada bajo la isla, a la que han decidido nombrar como 'Mauritia'.

Una isla joven con minerales de más de 3.000 años

El descubrimiento consta de trozos de circonio que han aparecido en rocas arrojadas por la lava durante las erupciones volcánicas, un tipo de mineral demasiado antiguo en comparación con el resto de materiales de la isla. Por lo tanto, el grupo de científicos dedujo que los restos de este mineral eran demasiado antiguos como para pertenecer a la joven isla de Mauricio y que pertenecía a un continente perdido tras el proceso de ruptura de los continentes.

El profesor Lewis Ashwall, autor de la investigación sobre las rocas de la Isla de Mauricio publicada en la revista Nature, ha asegurado que el equipo está investigando el proceso de ruptura de los continentes con el objetivo de entender la historia geológica del planeta.

"La Tierra está formada por dos partes: los continentes, que son viejos y los océanos, que son jóvenes. En los continentes se encuentran rocas de más de cuatro mil millones de años de antigüedad, pero no encontramos nada parecido en los océanos, ya que aquí es donde se forman nuevas rocas", explica Ashwal, "Mauricio es una isla, y no hay ninguna roca de más de nueve millones de años en la isla. Sin embargo, al estudiar las rocas en la isla, hemos encontrado circonio de más de 3.000 millones años".

Restos del supercontinente de Gondwana

Los investigadores han sugerido que el pedazo de corteza terrestre formaba parte del supercontinente de Gondwana. Esta formación, que comenzó a separarse como consecuencia de las tensiones de las placas tectónicas, derivó en el nacimiento del Océano Índico y los bloques que originaron África, Australia, la Antártida e India.

Los súpercontinentes de Laurasia y Gondwana. / Nature

Bajo el punto de vista de los investigadores, Mauritia era un pequeño continente, de un tamaño cuatro veces inferior al del actual Madagascar, comprendido entre la isla africana y la India. A medida que Gondwana comenzó a separarse, este pequeño continente comenzó a estirarse, lo que provocó su ruptura.

Ashwall explica que un complejo astillamiento provocó la desaparición de Mauritia: "Según nuestros resultados, esta ruptura no consistió en una simple separación del antiguo supercontinente de Gondwana, sino un complejo astillamiento que implicó que muchos fragmentos de corteza continental, de tamaños muy variables, quedaran a la deriva en la cuenca del Océano Índico".

En definitiva, el estudio de la Universidad de Witwatersrand, determina que, bajo Mauricio existe una corteza continental muy antigua que quedó cubierta por la lava durante el proceso de formación de las islas Mascareñas, que incluyen a la isla de Mauricio.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?