Últimas noticias Hemeroteca

Pablo Carreño se redime y mete a España en cuartos de final

El tenista gijonés doblega a Nikola Metkic en tres sets (6-1, 7-6 y 6-4) y clasifica a España para cuartos de final. Será en Serbia del 7 al 9 de abril

Pablo Carreño celebra un punto ante Mektic / ()

Osijek tiene algo especial para los croatas. Esta coqueta ciudad de la región de Eslavonia fue gravemente dañada en la Guerra de los Balcanes, sin embargo las tropas yugoslavas pese a destruir todo a su paso, jamás lograron ocuparla. Esa magia y fortaleza por muy poco no se ha trasladado al plano tenístico este fin de semana.

Nikola Metkic y Pablo Carreño se jugaron el definitivo pase a cuartos de final a cara o cruz, lo hicieron en el quinto partido y después de que los croatas golpearan primero el viernes a Pablo y después el sábado en el doble. El 319 de ranking se enfrentaba al 26 en un partido que resumía a la perfección lo que es la Copa Davis, aquí las estadísticas son papel mojado y un recurso periodístico de poco valor.

Se rompieron el saque nada más empezar como muestra del nervio que se apoderaba del Gradski, desde entonces el partido avanzó a percherones, como si no estuviese dispuesto a decantarse por ningún. Krajan eligió a Metkic en lugar de Pavic quizás buscando un tenista con mayor capacidad de peloteo, y lo consiguió. El tenista de Zagreb aguantó de tú a tu a Carreño hasta el tie break de la primera manga.

Entre dos tenistas con nula experiencia en estos lares, ese set se presumía vital y Pablo lo sabía. Él venía de perder y su rival de ganar, así el asturiano fue valiente y optó por jugar al ataque y tener el volante del partido. Salió bien. Se llevó el desempate y media eliminatoria, porque los croatas no toleraron el varapalo de ir por primera vez debajo en la eliminatoria.

La derecha de Carreño se apoderó entonces del vacío de poder que había en el pabellón Gradski y empezó a mandar en el partido. El gijonés se quitó en el segundo parcial todos los fantasmas del viernes y aceleró bajo la mirada de connivencia de Conchita, que le sugería que solo debía hacer pequeño esfuerzo más. 6-1 y España a un set de ganar la eliminatoria.

Aún así el público de Osijek (los 1.500 que quedaban en la grada) tenía un poco más de cuerda y buscó levantar a su jugador llevándolo hasta el 4-3 a favor. El fervor le llevó a tener 0-15, pero ahí se notó que Metkic no acostumbra a jugar al mejor de cinco sets. Empezó a pensar más de la cuenta y falló, y luego falló con su saque. Y después Carreño se hizo gigante, bueno, más bien se hizo mayor.

España se mete en cuartos de final, volverá a jugar fuera de casa y será en Serbia del 7 al 9 de abril. Después de una bienvenida envenenada, el tenis español vuelve a su sitio.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?