¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La llamativa esquela de una sevillana que recoge una de sus bromas más simpáticas

La familia incluye la frase que la fallecida decía cuando leía los anuncios funerarios del periódico

Fragmento de la esquela de María Rodrigo Molino. /

María Rodrigo Molino era una vecina de Alcalá de Guadaíra y lectora ávida de prensa. Lectora fiel de Abc de Sevilla, siempre iniciaba la lectura del periódico por las esquelas y, con su sentido del humor habitual, acostumbraba a decir: "Hay que ver, que el día que yo salga no me voy a ver".

La anécdota la cuenta al mismo diario la familia de María, fallecida el pasado 24 de enero. Ellos pidieron expresamente que esa frase formara parte de su esquela en el que era su diario de toda la vida. Dicho y hecho. "Desde el periódico los llamaron sorprendidos al ver el texto que habían enviado y para comprobar que era el deseo de la familia, ellos le indicaron que así era y que de esa forma quería rendir homenaje a su madre", relata Abc de Sevilla.

"Para un día que salgo en una esquela y no me veo": la esquela de María Rodrigo Molino. / 'Abc de Sevilla'

Viuda, con tres hijos, seis nietos y un bisnieto, María se ganó la vida como cocinera en su localidad natal. Su hija Lali recuerda en el reportaje del periódico sevillano que cuando paseaba con ella por Alcalá de Guadaíra no era infrecuente que algún antiguo alumno la parase para decirle: "María, que me acuerdo de tus bocadillos de tortilla, eran los mejores". La protagonista de esta historia regentó durante 13 años el bar del instituto Cristóbal de Monroy, de la localidad. También preparó el almuerzo a la selección española de fútbol del mítico 12 a 1 a Malta.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?