¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Susbríbete a nuestra newsletter

Lo estás haciendo mal: cómo comerte una fresa para aprovechar todo su sabor

No, no se debe empezar por la punta en caso de que quieras sacar el máximo rendimiento a la fresa

Así es como debes comer una fresa para sacarle el máximo sabor posible. / ()

La campaña de fresas a nivel nacional comienza en el mes de febrero para finalizar en mayo. Pese a que es en los meses de abril y mayo cuando son más sabrosas y dulces, muchos son los que aprovechan las primeras cosechas de la temporada para degustan esta fruta desde el mes de febrero.

Para poder disfrutar de todo el sabor de esta fruta se considera muy importante comer las fresas de una forma determinada. Es probable que seas de los que se coman esta fruta sujetándola por la pequeña corona de hojas situadas en la parte superior para comenzar mordiéndola por la punta. No obstante, este truco japonés demuestra que no es la manera indicada para aprovechar todo el sabor de fresa.

Cómo comer una fresa y sacarle el máximo rendimiento

El presentador del programa de viajes J-Trip Plan Thane Camus acudió a una granja de fresas en Japón donde, tras intentar probar el fruto de la forma tradicional, es decir, empezando por la punta, fue rápidamente corregido por el japonés responsable de la granja.

El japonés explicó a Camus que, dado que la punta es la parte de la fresa con más sabor y con una mayor cantidad de azúcar, hay que metérsela en la boca al revés. Es decir, el responsable le pidió que cogiera la fresa por la punta y que la degustara, una vez extraída la corona de sépalos de la fruta, de un solo bocado.

Los receptores del sabor encargados del dulce

El responsable de la granja explicó posteriormente al presentador que los receptores de sabor encargados del dulce se encuentran en la punta de la lengua. Por esa misma razón, al introducirse la fresa en la boca empezando por la corona de sépalos, el receptor del sabor será capaz de disfrutar del sabor dulce de la fresa de una manera mucho más intensa que la tradicional.

Gracias a esta decisión, te asegurarás de que, al morder la fresa, la punta del fruto coincida con la punta de tu propia lengua, por lo que podrás disfrutar de todo el sabor de la fresa. En caso de que la fresa sea demasiado grande como para comerla de un solo bocado, se recomienda hacerlo de dos bocados y empezando siempre por la corona.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?