¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Descubren materia orgánica en Ceres, el planeta enano más próximo a la Tierra

Los compuestos se encontraron en un área de 1.000 kilómetros cuadrados cerca del cráter Ernutet

Ceres se suma a la listas de planetas que han podido albergar vida. /

El planeta enano Ceres es el mayor de los cuerpos del Cinturón de Asteroides, un anillo de rocas situado entre Marte y Júpiter, que alberga componentes esenciales para la vida. Un grupo internacional de científicos ha anunciado en la revista 'Science' que los compuestos orgánicos se formaron en el interior del planeta y son materiales similares a un tipo de hidrocarburos terrestres, ingredientes necesarios para generar las moléculas que dieron lugar a la vida.

El descrubrimiento ha sido posible gracias a los datos captados por la sonda Dawn de la NASA que orbita en Ceres desde la primavera del 2015. Esta sonda del equipo de María Cristina de Sanctis del Insituto Nacional de Astrofísica de Italia, permitió a los investigadores detectar diferentes materiales debido al tipo de luz que absorbían y determinar que se crearon en el propio corazon del planeta y no por elementos externos como meteoritos. Según los científicos la presencia de agua sumada al calor interno han podido ser piezas clave para que se formaran compuestos orgánicos en su interior.

Vida más allá de la Tierra

La presencia de componentes orgánicos en este planeta abre la posibilidad de la existencia de vida fuera de la Tierra. Según señala en un artículo que acompaña al estudio Michael Kueppers, investigador de la Agencia Espacial Europea (ESA) en el Centro Europeo de Astronomía de Madrid (ESAC) "si hay un océano subterráneo se podría pensar en que hubiera alguna forma de vida primitiva". Además asegura que Ceres es similar a las lunas de Saturno y Júpiter, los lugares más idóneos según los estudios científicos para encontrar vida.

Superficie del planeta Ceres capatada por la NASA. / NASA

Guillermo Muñoz, investigador que demostró que los cometas contenían moléculas precursoras de proteínas, azúcares e incluso ADN, afirma que los procesos que se han producio en Ceres para crear estos componentes orgánicos "se pueden extrapolar a otros Sistemas Solares" algo que que multiplica las posibilidades de que las condiciones necesarias para la vida sean "universales". Por tanto, el hallazgo abre la incógnita de si existieron o no organismos primitivos en el planeta y Ceres pasa a formar parte de la lista de lugares del Sistema Solar donde pudo haber vida en algún momento.

 

 

Cargando